Caroya: decomisan 1.200 kilos de carne de fábrica de chacinados

El operativo fue la continuidad de las acciones del pasado martes, cuando inspectores del Ministerio de Agricultura y Ganadería clausuraron un establecimiento ilegal de faena y este local en dicha localidad.

Un equipo de inspectores y profesionales del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia, realizó ayer un operativo en la localidad de Colonia Caroya, que derivó en el decomiso de 1.200 kilos de distintos cortes de carne de cerdo y productos terminados de una fábrica de chacinados. Este procedimiento fue la continuidad de las actuaciones llevadas a cabo el pasado martes en esa misma ciudad, cuando se clausuraron un establecimiento en el que se hacía faena clandestina, y esta fábrica elaboradora en la que se realizó el decomiso.

Agentes pertenecientes a la Dirección de Fiscalización y Control del ministerio, fueron quienes llevaron adelante las acciones, al constatar que la materia prima ingresada al establecimiento no provenía de un establecimiento habilitado. En función de esto, y en conjunto con la división de Faenamiento e Industrialización de Carnes dependiente de la Secretaría de Ganadería, se determinó el retiro de productos y sub-productos.

Al no estar amparados por su correspondiente documentación y debido al riesgo sanitario, se decomisó toda la existencia de mercadería, y se procedió a su desnaturalización a través de digestor. El establecimiento continuará con clausura preventiva hasta tanto lo dispongan las áreas correspondientes de la cartera, y posteriormente se adecue a lo determinado por la división de Faenamiento e Industrialización de Carnes.

El operativo del martes

En la jornada del martes, inspectores de la Dirección de Fiscalización y Control, con el apoyo de efectivos de la Policía de la Provincia especializados en delitos económicos, llevaron adelante un importante operativo que derivó en la clausura de un establecimiento donde se realizaba el faenamiento clandestino de animales bovinos y porcinos. También se realizó en ese mismo día la clausura de la fábrica en la que se actuó ayer.

De acuerdo a lo que pudieron constatar los agentes de la cartera, el producto de lo faenado era comercializado en esa localidad y en ciudades vecinas y de la zona. El procedimiento se inició a raíz de datos recibidos a través del servicio permanente de denuncias que opera con la línea 0-800-8888-2476 (AGRO). Cabe resaltar el importante y exhaustivo trabajo de investigación realizado desde el momento de ingresadas las denuncias, por parte de los profesionales del área de Resolutivo dependiente la Dirección de Fiscalización y Control.

Una vez en el lugar, los inspectores determinaron la existencia de instalaciones para el noqueo y el faenamiento de animales, para el posterior desposte, y también una cámara de frío. En la parte posterior del predio se produjo el hallazgo de gran cantidad de animales muertos y restos de la faena: todo era depositado en fosas a las que luego prendían fuego. Las condiciones de salubridad eran pésimas y representaban un foco infeccioso con riesgo para la salud de la población.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.