Aumentó un 3% la producción de huevos en el 2015

En las granjas se obtuvieron más de 12.100 millones de unidades, según la Cámara de Productores Avícolas de la Argentina (Capia).

 

En las granjas advierten que el 2016 comenzó con un fuerte aumento en los costos.

En las granjas advierten que el 2016 comenzó con un fuerte aumento en los costos.

La producción y el consumo de huevos creció en la Argentina por tercer año consecutivo, aunque el sector enfrenta un 2016 que arranca con luces de alerta por el incremento de los costos de producción y una serie de variables regulatorias que impactan sobre el negocio.

La Cámara de Productores Avícolas de la Argentina (Capia) informó que aumentó un 3% la producción de huevos en el 2015, en comparación con el volumen que se logró en el 2014. En las granjas avícolas, la mayoría se concentra en las provincias de Entre Ríos y Buenos Aires, se recolectaron 12.177.312.500 unidades, contra 11.774.754.000 huevos que se produjeron en el 2014. Además, en el mercado interno el consumo pasó de 256,7 huevos anuales per cápita en 2014 a 265,1 huevos en 2015.

“La población de aves creció en la misma proporción: se pasó de 41.200.000 a 42.500.000, lo que representa un incremento del 3% en la capacidad productiva de las granjas, pese al incremento en los costos laborales y al impacto de la duplicidad de tributos municipales, provinciales y nacionales”, destacó Capia.

Los mercados externos mostraron también avances sustanciales. Las exportaciones de huevos con cáscara pasaron de 296 toneladas a 644 toneladas en 2015, una cifra que representa un crecimiento del 54%. Los principales mercados para los huevos argentinos fueron Israel y Emiratos Arabes, y se logró abrir la exportación de este producto a Estados Unidos.

Cada argentino come, en promedio, unos 265 huevos por año, según Capia.

 

“Los indicadores muestran que el sector mantuvo un crecimiento sostenido en los últimos tres años. Pero el 2016 empieza con muchas señales de alarma, como consecuencia del incremento de costos tras la unificación del tipo de cambio, la quita de las retenciones al maíz y la baja en la soja, a lo que hay que sumar la disparidad regulatoria que enfrenta este alimento de la dieta básica de la población”, advirtió Javier Prida, presidente de Capia.

La entidad solicitó hace dos semanas al Gobierno un paquete de medidas para evitar que una crisis impacte en el sector. “Confiamos en la buena predisposición al diálogo y en la capacidad exhibida por las autoridades”, aseguró Prida.

En concreto, la entidad pidió que se unifiquela carga impositiva, que en la actualidad está cruzada a nivel municipal, provincial y nacional, una situación que duplica los tributos e impide el dinamismo del sector. También modificar el porcentaja de IVA sobre el huevo, que hoy tributa el 21%, mientras que para la carne, el maíz y la soja el impuesto es del 10,5%.

“También es fundamental sincerar la resolución 119 de 2015 del Ministerio de Trabajo de la Nación que provoca un incremento del 114%, en promedio, en los costos laborales”, reclamó la entidad.

El último punto solicitado es reabrir los mercados de extranjeros para el huevo con políticas crediticias. “La Argentina pasó de ser el cuarto exportador de huevo en polvo en 2016 a ser el decimoprimero en 2015, por la falta de estímulo a los mercados externos y la ausencia de herramientas financieras blandas”, concluyó Capia.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.