En el Día de los Bosques, Senasa destaca el Plan de Sanidad para Proteger el Patrimonio Forestal

El Senasa destaca el trabajo para la disminución del ingreso de plagas forestales que puedan afectar su sanidad.

En el Día Internacional de los Bosques, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) destacó el rol del Programa Nacional de Sanidad Forestal, cuyo objetivo es contribuir a la preservación del patrimonio forestal por medio de la disminución de daños y dispersión de plagas presentes en montes implantados y nativos, así como la reducción del riesgo de ingreso y egreso de plagas forestales a través de embalajes de madera.

Las plagas forestales son insectos o patógenos que ocasionan diferentes tipos de daños a los árboles, tales como deformaciones, disminuciones en el crecimiento, debilitamiento o incluso la muerte, lo que puede ocasionar un impacto negativo en la producción forestal.

El diagnóstico, la vigilancia y monitoreo de plagas forestales de alto impacto en las economías regionales es una de las principales tareas que realiza el Programa. Para llevar adelante su tarea, emplea controladores bilógicos que constituyen una de las herramientas de control de plagas más utilizadas, eficientes y de referencia internacional.

En la actualidad, se desarrollan actividades de monitoreo y control de Sirex noctilio –comúnmente conocida como “avispa barrenadora de los pinos”–, que es la principal plaga de las forestaciones de pinos en nuestro país y se encuentra presente en las plantaciones comerciales desde las provincias del norte hasta la Patagonia.

También se realizan monitoreos de escolítidos, un grupo de escarabajos que atacan a varias especies forestales y afectan tanto a las plantaciones como a las cortinas rompe vientos utilizadas como protección de otros cultivos.

Adicionalmente, el Senasa realiza la fiscalización de embalajes de madera de importación en todos los puntos de ingreso al país, ya que pueden ser vehículos de plagas forestales y plagas contaminantes. También se fiscalizan los centros de aplicación de tratamientos y armado de embalajes de madera para exportación, cuyo objetivo es la minimización del riesgo de dispersión de plagas desde y hacia terceros países.

En cumplimiento de la Norma Internacional de Medidas Fitosanitarias (NIMF) Número 15 –que regula los embalajes de madera utilizados en el comercio internacional con el propósito de evitar el ingreso de plagas ausentes vinculadas a los embalajes de madera y madera de soporte y acomodación–, el Senasa emitió 389.287 declaraciones juradas de importación en el año 2023 y, en lo que va del año 2024, más de 44.119. Este control abarca a todos los puntos de ingreso de Argentina para proteger el estatus fitosanitario forestal argentino.

Como recurso esencial de nuestro país debido a su importancia a nivel productivo, social y ambiental los ecosistemas boscosos deben ser protegidos de las plagas que puedan afectarlos. Es por eso que en el Día Internacional de los Bosques, el Senasa destaca la necesidad de concientizar para su conservación y cuidado.