Molino Cañuelas se presentó en concurso preventivo de acreedores

19

La empresa de alimentos apunta a las sucesivas crisis económicas vividas en Argentina; qué dicen desde Molino Cañuelas.

Molino Cañuelas se presentó en concurso preventivo de acreedores junto a la firma Compañía Argentina de Granos (CAGSA). Según el comunicado oficial, la decisión de buscar protección judicial no implica un freno para la producción de sus plantas y tampoco altera el plan de lanzamientos de nuevos productos.

El gigante de alimentos no logró alcanzar un acuerdo por una deuda de US$1300 millones: «No hubo deal con los bancos. Evidentemente hay un choque entre los objetivos de una empresa que quiere crecer y un país que está complicado», comentó Diego Cifarelli, presidente de la Federación Molinera (FAIM), durante un encuentro de «Comité de Crisis» que emite Agroeducación, haciendo referencia al concurso que inició Molino Cañuelas.

La empresa intentó años atrás hacer una oferta en Wall Street en 2017, pero no se pudo por el contexto complejo en Argentina.

«Me da la sensación que la idea es seguir funcionando con normalidad. La idea es que el tema no sea tan notorio», agregó Cifarelli.

Molino Cañuelas informó que “la empresa busca proteger sus activos, los puestos de trabajo directos e indirectos de la Empresa y los intereses de los propios acreedores, manteniendo su estructura productiva y asegurando su continuidad operativa”

La propia compañía apunta contra la crisis en la balanza de pagos del 2018 y el impacto del contexto sobre el mercado en 20219: “Esto, sumado a las sucesivas crisis económicas vividas por nuestro país, donde solo durante el 2018 el peso se desplomó más del 50% contra el dólar, obligaron a la Empresa a postergar el pago de ciertos compromisos e iniciar un proceso privado de re-perfilamiento del total de su deuda financiera”, explicó Molino Cañuelas en un comunicado.

“Con ese objeto se conformó un Comité de Acreedores integrado por los principales acreedores financieros de ambas compañías, con el que en marzo de 2019 había alcanzado un principio de acuerdo. Sin embargo, la nueva turbulencia financiera registrada en el país en el mes de agosto de ese año, y la abrupta devaluación de la moneda local, sumado a la crisis mundial por el COVID en 2020 y las dificultades propias que esto generó en la Argentina provocaron un nuevo e inevitable cambio de escenario para todos los participantes de la restructuración, e incluso hizo que algunos bancos decidieran suspender su participación en dicho Comité, alejando la posibilidad de obtener un acuerdo definitivo”, señalan.

“Con el fin de asegurar la continuidad de sus actividades productivas propias de una industria esencial, proteger a sus más de 3.000 trabajadores, sus activos y los intereses de los propios acreedores, Molino Cañuelas, en conjunto con CAGSA, debió presentarse en concurso preventivo de acreedores”, agregan.

Fuente: Agrofy news.