Arranque con fortaleza nutricional para ganar en rindes

Con el fertilizante micro granulado Easy Start de Compo Expert, los rindes del maíz crecen 10% y, los de soja, hasta 20%.

En Japón, acaban de finalizar los Juegos Olímpicos, donde algunas de las disciplinas que mayor interés despiertan son las carreras, tanto de atletismo como de natación.

En el campo, está pronta a comenzar otra carrera: la de los rindes. El mes próximo, con la implantación de los primeros maíces tempranos, dará comienzo la campaña estival. Y como en toda carrera, para que el final sea exitoso, el arranque es fundamental.

Asimismo, otro aspecto clave es que el atleta, que en este caso sería el cultivo, dispute la carrera fortalecido en materia nutricional, con el fin de poder alcanzar su mejor tiempo; o tranqueras adentro, el mejor rinde posible.

Por eso, desde Compo Expert recomiendan la utilización del arrancador a la siembra Easy Start, un fertilizante micro granulado con el que la productividad por hectárea puede expandirse alrededor de un 10% en el caso del maíz, y hasta 20% en la soja.

“El plus de este producto es que además de nitrógeno y fósforo, contiene otros microelementos como hierro, zinc y manganeso, que son muy importantes para potenciar el enraizamiento de la planta, lo que significa una mayor absorción de agua y nutrientes del suelo”, remarcó Gabriel Riesgo, Responsable Técnico Comercial de la empresa en Santa Fe y Entre Ríos.

Además, con respecto a un fertilizante “commoditie”, una ventaja es que se solubiliza más rápido; es decir, necesita menos agua para entrar en solución.

Así, el nutriente queda disponible más rápido para la planta, que logra un crecimiento explosivo y que queda en evidencia en tallos y raíces más fuertes.

“En un cultivo sin tratar o en el que se aplica un fertilizante commoditie, no se ve eso. Ante las previsiones de que podría venir otro año Niña, lo que significa condiciones de estrés hídrico, es un factor a tener en cuenta”, completó Riesgo.

Por último, una ventaja adicional es el ahorro logístico: con un micro granulado se aplica cuatro veces menos en la línea de siembra –no tiene riesgos de fitotoxicidad en la semilla–; no ocurre como con la urea que se necesita llevar un camión completo hasta el campo.

Resultados

Según Riesgo, la dosis recomendada es de 20 a 30 kilos por hectárea para soja; y de 20 a 40 kilos en maíz.

Junto al Inta Pergamino, Compo Expert realizó ensayos con tratamientos de 20 kilos de Easy Start tanto en soja como en maíz, comparados contra un testigo sin fertilizar y contra un cultivo tratado bajo un planteo normal, con urea.

En soja, se logró un rendimiento promedio de 38,6 quintales por hectárea, contra el testigo sin tratar que alcanzó 32,2 quintales y el planteo “commoditie”, que logró 35,2 quintales.

En maíz, el fertilizante de Compo Expert llegó a 119,6 quintales, versus 108,3 quintales y 118,8 quintales respectivamente.

En relación al cereal, Riesgo amplió que el uso del micro granulado no es excluyente de la posibilidad de sumar otros fertilizantes, previo a la siembra.

“Se puede hacer sin problemas un manejo integrado de fertilización, con un commoditie al voleo y después Easy Start como arrancador en la línea de siembra. Y además se puede sumar una aplicación foliar de Basfoliar Zinc 75 Flo, que en algunas zonas del país se está empezando a utilizar mucho a medida que los análisis de suelo determinan deficiencias grandes de zinc y las respuestas a su aplicación son importantes”, cerró Riesgo.