Bajas probabilidades de lluvias en las zonas más necesitadas

6

La segunda semana de mayo mantuvo condiciones de tiempo frío y estable acordes con la estación del año.

De acuerdo al último informe de la Guía Estratégica para el Agro, “las precipitaciones pronosticadas finalmente no se concretaron y la primera quincena posiblemente concluirá con el único aporte pluvial que le proporcionaron las moderadas lluvias de los primeros días del mes”.

Abril dejó como saldo un aporte de agua muy beneficioso que mejoró las condiciones de humedad en gran parte de la región pampeana. Pero esto no alcanzó a corregir las deficiencias en zonas como el noroeste bonaerense o el NOA, donde los pasajes frontales dejaron una oferta muy modesta o las saltearon. El escenario hídrico en esas regiones presenta una condición ajustada de los perfiles de humedad que requieren recargas pluviales para el adecuado arranque de la campaña de granos finos. “Por el momento, parece difícil: el tránsito de un mes de mayo con clima típicamente otoñal es difícil que pueda proveerlas”, concluye el informe.

Actualmente los suelos no tienen consumos y las exigencias atmosféricas son escasas. Aun así, las zonas que muestran una insuficiente recuperación de los perfiles presentan un déficit de agua de 50 a 80 milímetros.

El valor medio estadístico de precipitación acumulada para todo el mes de mayo se ubica entre 20 y 70 milímetros, con un gradiente que favorece la franja este del país. Las condiciones del Pacifico Ecuatorial central no están afectando negativamente el régimen pluvial como lo hicieron durante el semestre cálido.

“La tendencia que muestra para lo que queda de mayo y el resto del trimestre frío es la de mantener el estado de neutralidad. Pero tampoco existen forzantes en sentido contrario que aporten humedad adicional”, señaló el informe. Por lo tanto, al depender solo de los desarrollos regionales, la probabilidad estadística de que los sectores afectados por el mayor déficit alcancen en lo que resta de mayo lo requerido es aproximadamente de un 15 a un 20%.

Hasta el momento las lluvias del mes de mayo mostraron un comportamiento acorde con lo que se espera a esta altura del año, con una típica distribución de mejor oferta de agua sobre el este.

Los registros no fueron demasiado generosos y la circulación de aire más frío y seco nos encamina a una segunda quincena con pocas probabilidades de que la circulación de aire más cálido del noreste se consolide eficientemente para generar precipitaciones significativas, más allá de algunos eventos menores que permitan recomponer la humedad superficial mejorando las condiciones de siembra.

Por el momento, “los modelos de pronósticos no indican probabilidad de lluvias. Pero como dato positivo podemos mencionar que se observa una importante anomalía cálida de la temperatura superficial del Atlántico a la altura de las costas bonaerenses, lo que podría constituirse en un efecto moderador del frío cuando la circulación se posicione desde el sudeste”, finaliza el informe.

Fuente: BCR News.