BASF tiene estrategias para prevenir malezas de hoja ancha y gramíneas.

Una de las principales problemáticas de los lotes de soja es la elevada presencia simultánea de malezas de hoja ancha y gramíneas, tanto anuales como perennes. Para su control es necesario poner el acento en estrategias de manejo, monitoreo de lotes y rotación de herbicidas y cultivos.

En la actualidad en Argentina hay aproximadamente 40 millones de hectáreas afectadas por Malezas resistentes y las pérdidas que produce la presencia de estas malezas pueden alcanzar cientos de dólares por hectárea, dependiendo de la zona y el tipo de resistencia. Las zonas de mayor incidencia se encuentran en Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, seguidas por Tucumán, Salta y Entre Ríos.

Las malezas de hoja ancha y las gramíneas son un problema a la hora de lograr el crecimiento normal de los cultivos de soja y generan grandes pérdidas de rendimiento y calidad. El aumento de este tipo de malezas se debe a que se trasladan a través del viento por el polen para aumentar o asegurar la fecundación y se adaptan rápidamente al ambiente, y también a la gran producción de semillas que generan.

Por eso, durante el periodo de barbecho -que existe luego de la cosecha de un cultivo y la siembra del siguiente-,todas las decisiones que se tomen serán muy importantes para evitar que las malezas agoten los recursos de agua y los nutrientes del suelo.

Para una prevención correcta es necesario que el productor conozca la historia de sus lotes y los monitoree continuamente. Sumado a esto, es fundamental saber el manejo del flujo de la maleza por si se ve en la obligación de aplicar herbicidas de pre siembra.

En este contexto de prevención,el herbicida para soja Interfield®, ha demostrado ser una solución concreta a esta problemática. “Interfield®brinda una solución integral para el control de problemas en aplicaciones de pre siembra con una excelente ventana de aplicación”, explica Juan Pablo Migasso, Gerente del Cultivo de soja de BASF y agrega:“se caracteriza por su amplio espectro de control pre y post emergente y, produce un efecto prolongado de alrededor de más 45 días sobre las malezas de hoja ancha y gramíneas“.

 Interfield® minimiza las pérdidas de rendimiento por competencia con malezas y tiempos de aplicación. Este herbicida es para aplicaciones en pre siembra anticipada de 15 días, en cualquier variedad de soja.

El monitoreo de los lotes y el control al momento de la aplicación del herbicida es de sustancial importancia. Por esto, BASF cuenta con un equipo de campo especializado compuesto por técnicos que asisten al productor y supervisan las aplicaciones.

Acerca la división de Soluciones para la Agricultura de BASF

Con una población en rápido crecimiento, el mundo depende cada vez más de tratamientos para desarrollar y mantener una agricultura sostenible y entornos saludables. La división de Soluciones para la Agricultura de BASF trabaja con agricultores, profesionales agrícolas, expertos en manejo de plagas y otros para ayudar a que esto sea posible. Con su cooperación, BASF es capaz de mantener una línea activa de R&D, un innovador portafolio de productos y servicios, y equipos de expertos en el laboratorio y en el campo para apoyar a los clientes en hacer que sus negocios tengan éxito. En 2017, la división de Soluciones para la Agricultura de BASF generó ventas por más de 5,7 mil millones de euros. Para más información, se puede visitar el sitio agriculture.basf.com o en cualquiera de los canales de medios sociales.

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.