Controversia por un trigo transgénico

Barañao lo defendió desde lo cientíco; Agroindustria no lo avala por un tema de mercados

Una visión diferente quedó expuesta en el Gobierno entre las áreas de Ciencias y Tecnología y de Agroindustria en torno del trigo tolerante a sequía (HB4), todavía no aprobado en el país.
El trigo tolerante a sequía es un desarrollo de la firma Bioceres, que también tiene la soja resistente a sequía, aprobada en el país, pero no lanzada a la comercialización a la espera del visto bueno de China.
Ese trigo ya obtuvo el aval del Senasa y de la Comisión Nacional Asesora de Biotecnología Agropecuaria (Conabia), pero no del área de mercados de la Secretaría de Agroindustria de la Nación, que conduce Luis Miguel Etchevehere.
En este contexto, el secretario de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, según consignó la agencia Télam, se pronunció “totalmente a favor de la aprobación del trigo HB4”.
Según Télam, Barañao también señaló: “Desde el punto de vista del consumo humano no afecta para nada, se trata de un gen que está en el girasol, ya lo consumimos”. En rigor, el gen proviene del girasol y en su investigación trabajó la doctora Raquel Chan, de la Universidad  Nacional del Litoral y el Conicet.
Barañao defendió la aprobación de ese trigo desde el punto de vista científico, pero admitió que existen cuestiones de mercado, por lo cual no tiene el aval final. “Defiendo lo científico y a las empresas nacionales (por el desarrollo de Bioceres)” , dijo. Y agregó: “No puedo opinar de mercados, entiendo que existen argumentos. Corresponde a
Agroindustria [la autorización] y ellos tienen sus argumentos”.
“Defiendo que acompañemos los desarrollos científicos
tecnológicos, pero hay que tener [en cuenta] las condiciones objetivas que afectarían la venta de nuestros granos” , señaló.
En este contexto, desde Agroindustria una fuente oficial remarcó que “el mundo no está consumiendo trigo transgénico”.
Responsabilidad comercial 
Desde las entidades del agro, Dardo Chiesa, presidente de CRA, apuntó: “No puede aprobarse si no se lo vendés a nadie”.
En tanto, Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores (Ciara-CEC), señaló: “Estoy a favor de la biotecnología con responsabilidad comercial. La biotecnología sin visión de mercado internacional no es benéfica para la Argentina”.

dav

Fuente: La Nación – Campo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.