Derrumbe productivo: la región terminaría cosechando 2,44 Mt de los 3,8 que se esperaban

La región núcleo terminaría cosechando 2,44 Mt de los 3,8 Mt que se proyectaban al inicio de campaña. Sequía y heladas, el combo deja el segundo rinde más bajo para el trigo de los últimos 12 años: se estima un promedio de 27 qq/ha.

El ciclo triguero llega su final con malos números, mejores que el desastre del año pasado, pero muy lejos de lo que se esperaba a la siembra. El ciclo empezó con una siembra que en la región cerró con 1 M ha, la superficie triguera más baja de los últimos 8 años. Al inicio de la siembra, la necesidad financiera del sector tras la sequía obligaba a muchos a sembrar el cereal aún sin disponer del agua mínima requerida en los suelos (hacia fines de abril el 80% de los suelos de la región estaban entre sequía y escasez hídrica). Se esperaba alcanzar un rinde normal, esperando una rápida recargas en setiembre, pero no sucedió. Sí hubo lluvias a fines de mayo que recargaron de humedad a la mitad este de la región. Y allí, pudo concretarse la siembra de todo lo intencionado e incluso sumar algunos lotes más en esa franja. Sin embargo, el otoño dejo un déficit de 50 a 85 mm en el oeste, quedando 100.000 ha afuera de los planes de siembra. De esta manera, el área de trigo cerró con un 23% menos de área que el año pasado.

La falta de agua acechó al cultivo durante casi todo el ciclo del cultivo, las lluvias importantes recién empezaron a producirse después del 20 de octubre. Las heladas llegaron en momentos sensibles y siguieron empeorando al cereal. De esta manera se calcula un rinde promedio de 27 qq/ha para la región, cuando se esperaba alcanzar casi 39 qq/ha. Con un área no cosechada de casi 100.000 ha, se estima una cosecha de 2,44 Mt contra los 3,8 M proyectados con un clima normal. Y situando estos datos en la reciente línea histórica triguera, se observa, que si bien hoy la producción muestra una recuperación respecto al año anterior, hay una caída del 50% respecto al promedio producido en las anteriores 7 campañas.  

Rinde trigo 2023/24: la cosecha de los primeros lotes confirma la caída de rinde en la región

Comenzó la cosecha y los resultados que  van saliendo de las cosechadoras van confirmando los malos resultados. En el centro sur de Santa Fe, Carlos Pellegrini lleva un progreso de trilla del 10% con un rinde promedio de 15 qq/ha. En El Trébol esperan 20 qq/ha. Hacia el sur de la provincia, Bigand comenzará la trilla el 20 de noviembre. Se estima que la media estará rondando los 40 qq/ha. Pero en Bombal la trilla comienza a principios de diciembre y se evidencia un 75% del área que no ha llenado los granos a pesar de tener espigas normales, debido a daño por heladas. Se está evaluando dar por perdidos esos lotes. En el noroeste de Buenos Aires se estima un rinde de 23 qq/ha y hacia el noreste, 30 qq/ha. En el sudeste cordobés, esta semana comenzará la cosecha de los primeros cuadros. En Marcos Juárez esperan una media de entre 25 a 32 qq/ha.

Se consolida así el un actual rinde promedio de 27 qq/ha como promedio de la región. Lamentablemente, este es un guarismo histórico en 12 años: será el segundo peor rinde triguero para la región después del desastre que se vivió un año atrás.  Un rinde por debajo de 29 qq/ha (la extrema sequía del 2022 dejó tan solo 15 qq/ha) es un pésimo indicador para el área ya que hay remitirse a las campañas 2012/12 y 2020/21 la región para encontrar promedios de 29,8 qq/ha. En términos históricos, el trigo 2023/24 dejará un rinde un 31% inferior al promedio de los últimos 5 años (39 qq/ha).

Casi 1 M de ha sembradas con soja de primera en la región

En una semana se logró sembrar un poco más de  400.000 ha y la región alcanzó 900.000 ha sembradas con soja de primera.  Si bien el progreso de siembra está muy detrás del promedio de los últimos 5 años (48%), se espera que esta semana se siga avanzando sobre gran parte de los lotes intencionados. Por la falta de agua, en un comienzo y tras las lluvias, la falta de piso, se demoró la largada de las sembradoras en la región. Pero tras varios días sin agua, se logró implantar el 22% de la oleaginosa en la región. 

En tan solo 9 días la región promedió 49 mm

La región acumuló lluvias de 20 a 80 mm en lo que va de noviembre. El promedio estadístico de lluvias para el mes de noviembre va de 75 a 100 mm. Algunas localidades ya superaron la media estadística mensual: Godeken acumuló 80 mm. Para los próximos días se espera que regresen las lluvias. “Con el forzante Niño instalado, y presente hasta el otoño, podemos pensar en los valores medios de precipitación como piso para el mes de noviembre”, dice Elorriaga.

Fuente: GEA. Guía Estratégica para el Agro. BCR