Febrero cierra con lluvias que resultaron positivas para la campaña 2023/24

Con un promedio de lluvias de 147 mm, febrero llevó alivio a los cultivos afectados por la ola de calor. No alcanzó para reponer los potenciales de rinde de inicios de campaña. La próxima campaña de trigo presenta un difícil panorama con márgenes muy estrechos, ya que los rindes de indiferencia están entre 42 y 52 qq/ha en campo propio y bajo alquiler, respectivamente.

En el mes de febrero, la región núcleo acumuló un promedio de 147 mm, alcanzando la media de lluvias del mes de los últimos 30 años. Los promedios para la región oscilan entre 100 y 150 mm (de oeste a este). El centro sur de Santa Fe y el este de Córdoba fueron las zonas con los mayores milimetrajes, superando 150 mm. Según datos de la Red de estaciones Meteorológicas de la BCR: Montes de Oca registró 266 mm; Pozo del Molle, 241 mm y Carlos Pellegrini 243 mm. Noetinger marcó 192 mm y Colonia Almada, 191 mmEl norte bonaerense logró superar los 100 mm. Los mayores acumulados se registraron en Lincoln con 172 mm; General Pinto con 161 mm y Baradero, 150 mm. Solo un sector del sur de Santa Fe quedó por debajo de los 100 mm: Rufino acumuló 98 mm y Maria Teresa, 90 mm.

Mejoraron las reservas de agua

Tras acumulados mencionados, las reservas de agua aumentaron respecto de la semana pasada. Van desde adecuadas a excesos en el norte de la región, mientras que en el sur de Santa Fe y el norte de Buenos Aires se mantienen las condiciones regulares de humedad en el perfil del suelo. Allí se necesitan, en los próximos quince días, acumulados de 20 a 60 mm para alcanzar el estado óptimo de los perfiles. El año pasado en esta misma fecha, las lluvias acumuladas sobre la región núcleo apenas alcanzaban entre el 10 y el 50% de los valores mensuales medios estadísticos, y se precisaban de 50 a más de 100 mm para alcanzar el promedio de lluvias de febrero de los últimos 30 años.

Aún así, las lluvias de febrero no lograron reponer el rinde perdido por la ola de calor

A pesar de la recuperación de los cultivos tras las lluvias de febrero, no se pudo recobrar el rinde perdido por la intensa ola de calor que azotó a la región hacia fines de enero y principios de febrero. Hubo una mejora en la condición de la soja de primera en la última semana: subieron 15 p.p. los lotes entre excelentes y muy buenas condiciones, totalizando 75%; hay 22% de lotes en buenas condiciones, pero sigue habiendo un 3% de lotes en condiciones regulares.

Se percibe una mejora en las condiciones de soja de segunda, con un 40% de los lotes entre excelentes y muy buenos. Hay un 50% en buenas condiciones y un 10% regulares. El rinde promedio de la soja en la región está estimado en 36 qq/ha.

En cuanto al maíz tardío, hay lotes en que las lluvias cayeron unos días antes de floración, por lo que se ven en mejores condiciones. En otros, las precipitaciones llegaron tarde y se empiezan a ver  espigas muy afectadas con falta de granos por mala fecundación. Los maíces tempranos pudieron sortear la ola de calor, ya que se encontraban en la última etapa de llenado de granos y las lluvias permitieron completar esa etapa. Se empiezan a ver los primeros lotes cosechados en la región.

¿Qué arrojan los márgenes para la proxima campaña de trigo 2024/25?

Los márgenes 2024/25 en base a la última actualización de precios (insumos, fletes, dólar y precios de commodities futuros, etc.), realizada el 28 de febrero, muestra números muy ajustados para el trigo. Bajo la condición de campo alquilado, el margen es de -165 u$s/ha, lo que constituye una renta negativa, mientras que en campo propio queda un acotado margen de 13 u$s/ha (con un rinde de 40 qq/ha).

Ésto es un reflejo de la “foto actual” de los números para el cultivo en un planteo agronómico promedio para la región núcleo. Habrá que ver cómo evolucionan los precios de todos los insumos y del cereal; este último en poco más de 84 u$s/tn por debajo del precio utilizado para los calculos hace un año atrás (264 u$s/tn) para la posicion a cosecha.

Con el actual panorama, el rinde de indiferencia para el trigo en campo alquilado suppera los 50 qq/ha

Los números para la campaña 2024/25 muestran rendimientos de indiferencia muy elevados y superiores a los que se manejaban en la proyeccion de febrero 2023En campo alquilado (alquiler=18 qq/ha) la suba es más pronunciada que en campo propio. Bajo arrendamiento, los números para el trigo muestran que será necesario obtener un rinde de 52 qq/ha para comenzar a ganar, contra los 42 qq/ha del ciclo 2023/2024. Por otra parte, en campo propio se requieren 39 qq/ha contra los 26 qq/ha de rinde de indiferencia de hace un año.

Fuente: GEA: Guía Estratégica para el Agro. BCR