Las lluvias pusieron fin a la sequía en la zona núcleo

Las precipitaciones registradas en la última semana revirtieron el déficit hídrico pero no lograron generar la recuperación de la soja de segunda.

Las lluvias que cayeron durante la última semana en la Región Pampeana ayudaron a revertir la intensa sequía en algunas zonas productivas. No obstante, aún se mantiene la alarma en gran parte del país, con impactos negativos sobre los cultivos extensivos. Para los próximos tres meses se esperan precipitaciones normales en la zona núcleo agrícola, pero la falta de humedad ya habría afectado principalmente a la soja de segunda, con pérdidas en los rendimientos que serían irreversibles.

La información surge de un informe elaborado por la cátedra de Climatología y Fenología Agrícolas de la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA). Allí se afirma que, “si bien se mantiene un escenario de sequía intensa especialmente en gran parte de la Región Pampeana, producto de la escasez de precipitaciones significativas desde comienzos de marzo, esta situación ha comenzado a revertirse en la llamada zona núcleo debido a las precipitaciones que comenzaron a registrarse desde mediados de la semana pasada. Sin embargo, esta situación que comprometió la condición de los cultivos de soja durante etapas críticas traería como consecuencia un ajuste en las proyecciones de rendimiento”.

Según Adela Veliz, docente de la cátedra de Climatología y Fenología Agrícolas, quien estuvo a cargo del informe junto con María Elena Fernández Long y Liliana Spescha, “la soja de segunda atravesó gran parte de los momentos en que se definen los rendimientos en condiciones de estrés hídrico, que afectó a las etapas reproductivas, en las que se define el número de granos por vaina y el peso. En la última semana comenzaron a reactivarse las precipitaciones en la zona núcleo, pero posiblemente sea tarde para revertir las pérdidas en los rendimientos”.

“De todas maneras, hay otras zonas de la región pampeana donde la sequía permanece, como el noroeste de Córdoba, gran parte del sur de Santa Fe y el oeste de la región pampeana”, agregó Veliz.

Según información de la Bolsa de Cereales, ante este escenario se habrían ajustado las proyecciones de la campaña de soja 2019/20 a 52 millones de toneladas.

Proyecciones climáticas

El pronóstico elaborado en el ámbito del Servicio Meteorológico Nacional por entidades oficiales, entre las que se encuentra la cátedra de Climatología y Fenología Agrícolas de la FAUBA (https://www.smn.gob.ar/pronostico-trimestral), indica para el trimestre marzo-abril-mayo precipitaciones inferiores a los valores normales en el oeste y centro-este del país, y el norte y centro de Patagonia, destacándose mayor probabilidad en La Pampa, Buenos Aires y en las provincias del NOA y Cuyo, mientras que —excepto el sur de la Patagonia, donde se prevé que sean superiores a lo normal—, el resto del territorio presentaría valores dentro de los rangos normales para la época.

Con respecto a las temperaturas, serían superiores a lo normal sobre gran parte del país, abarcando todo el oeste, centro-este y sur del territorio. Se destaca una mayor probabilidad en las provincias del NOA, Cuyo y Patagonia.

En cuanto al fenómeno El Niño-Oscilación del Sur (ENOS), las condiciones actuales son de neutralidad y, según último el informe del International Research Institute for Climate and Society publicado a el 12 de marzo, hay 67% de probabilidad de que se mantenga durante el actual trimestre (marzo, abril y mayo).

Fuente: Juan Manuel Repetto – SLT

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.