Metalfor: Capacitarse, clave en el crecimiento profesional

En un mercado laboral en constante evolución, las industrias demandan una mayor formación por parte de los futuros empleados para mejorar el desempeño profesional en las empresas.

Instruirse es una inversión con resultados en el corto y largo plazo. El conocimiento, en este sentido, es fundamental para el crecimiento personal y para aumentar las posibilidades en el mercado laboral.

En el sector agropecuario, el aprendizaje y su posterior perfeccionamiento es clave para poder llevar a cabo trabajos que requieren de cuestiones logísticas, técnicas y estructurales. Tal es así, que la empresa metalmecánica Metalfor S.A. junto al Gobierno de la Provincia de Córdoba organizan capacitaciones y otorgan licencias para aquellos que quieran aprender a manejar pulverizadoras por primera vez y para los que desean renovar su certificación.

De dicho acuerdo se desprende que el Ministerio de Agricultura y Ganadería de la provincia, a través del Área de Sanidad Vegetal, es el responsable del dictado de las capacitaciones y la empresa Metalfor colabora explicando las partes de la máquina, la técnica de aplicación y dispone de un equipo nuevo para la realización de la práctica.

El curso, que tiene como principal objetivo el uso responsable de los productos fitosanitarios, atiende a factores que son previos a la aplicación, a la técnica concreta y al después de realizado el trabajo. En el marco regulatorio, estas prácticas se encuentran bajo la Ley N 9164 de Productos Fitosanitarios de Córdoba, que establece una capacitación obligatoria para todos los operarios de las maquinas pulverizadoras.

Requisitos y características de los cursos

La capacitación está dirigida a los operarios de máquinas pulverizadoras, es específica para el sector agropecuario y tiene la ventaja de que los operarios se conocen y comparten experiencias de trabajo e información.

La metodología en la cual se realiza el curso consta de dos grupos. Por un lado, los de actualización, es decir, los que renuevan cada dos años su carnet y por otro, los cursos iniciales que son los que desean aprender a manejar una maquina por primera vez, en este caso, la empresa lleva un equipo nuevo para la parte práctica.

Alejandro Nisnievich es Ingeniero Agrónomo y encargado del Área técnica de dichas capacitaciones para la empresa Metalfor. Al respecto, dio detalles de los conceptos que se adquieren en dichos cursos: “Mi función es el dictado de la parte técnica de la máquina y de los conceptos de técnica de aplicación y agricultura de precisión, que es la parte más moderna de los equipos. Con respecto a la práctica de explicar la máquina, en ese caso se coordinan las mediciones de calidad de trabajo y deriva y se analiza la calibración del equipo y se enseñan las partes críticas”.

Nisnievich también comentó la participación que tienen las mujeres en estas prácticas: “La participación de mujeres es de bajo porcentaje en lo que respecta a manejo del equipo, debido al trabajo en la parte operativa de carga y descarga de bidones y arreglos del implemento, pero si se observa un incremento en los cursos, debido a que cada vez son más las que están a cargo de la pulverización. También hay que destacar que hay un fuerte aumento de las ingenieras agrónomas en temas relacionados a la pulverización y control de maquinaria”.

Los cursos se organizan a lo largo de todo el año en diferentes localidades del interior de Córdoba, donde los municipios y comunas proporcionan una muy buena atención a los operarios que llegan de diferentes partes de la provincia. Aproximadamente se dictan 80 cursos al año, con un promedio de 40 asistentes y se capacitan a 3.200 operarios anualmente.

Para la parte práctica de los cursos iniciales, la empresa Metalfor dispone de unidades nuevas, ya sean sus modelos 7040, 7035 o 3025 en condiciones de pulverizar y equipadas con monitores de agricultura de precisión. Además, en la modalidad práctica se explican todos los componentes del equipo: motor, cabina, tanque, botalón, pastillas, y se explica el circuito de pulverización con identificación de las partes.

Certificación

Una vez que finaliza la capacitación se toma un examen obligatorio y posterior a ello se lleva a cabo la entrega del carnet oficial para manejo de la maquina pulverizadora, certificación que se descarga de manera online.

Por último, Nisnievich afirmó que se está analizando seguir trabajando con ministerios de otras provincias y con instituciones como el INTA, AAPRESID y CASAFE, con los que ya se vienen trabajando desde hace tiempo. “La empresa Metalfor hace diez años que viene participando de los cursos porque considera fundamental la capacitación del operario para lograr tratamientos exitosos, el cuidado de la máquina y del operario. Además, es importante mencionar que cada tres años, aparece un evento tecnológico de importancia para los operarios y productores”, concluyó.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.