NESTOR ROULET: “EL TRIGO NO DÁ NI EN CAMPO PROPIO”.

Un estudio de Néstor Roulet, ex vice presidente de CRA, asegura que el cereal no es rentable con los precios actuales.
En campo alquilado (arrendado a 10 quintales de soja por hectárea) teniendo en cuenta este rinde promedio máximo de los últimos 8 años, de 3.503 kilos por hectárea, el productor pierde U$S 250 por hectárea.
En campo alquilado (arrendado a 10 quintales de soja por hectárea) teniendo en cuenta este rinde promedio máximo de los últimos 8 años, de 3.503 kilos por hectárea, el productor pierde U$S 250 por hectárea.
Se acerca la siembra de trigo en las principales zonas agrícolas del país pero el contexto para el cereal no es para nada alentador. Según advirtió Néstor Roulet, ex vice presidente de CRA, los números del cultivo no dan ni en campo propio.
En concreto, Roulet especificó que el rinde promedio de los últimos 8 años, según datos oficiales, fue de 2.897 kilos por hectárea, en la cual en la campaña 2010/11 fue el máximo con 3.503 kilos por hectárea. Luego, hizo hincapié principalmente en el costo del cultivo, que es de U$S 653,96 por hectárea, y en el valor que tiene el cereal que tuvo hasta las últimas semanas, que fue de U$S 149,30 por tonelada (hace una semana el cultivo tuvo una suba de U$S 40 por tonelada).

100
Así, en este contexto, en campo propio el rinde de indiferencia debe ser de 4.380 kilos por hectárea (superior al rinde promedio más alto de los últimos 8 años que fue de 3.503 kilos por hectárea). En campo alquilado (arrendado a 10 quintales de soja por hectárea) teniendo en cuenta este rinde, de 3.503 kilos por hectárea, el productor pierde U$S 250 por hectárea.
En el caso que se saquen las retenciones del trigo, indicó el ex presidente de CRA, se pasaría de un rinde de indiferencia en campo propio a 4.380 kilos por hectárea a tan solo 3.370 kilos por hectárea.
“Este rendimiento es menor al mejor rendimiento promedio anual de los últimos 8 años, lo que nos indicaría que con las condiciones de humedad actual de los suelos, nos permite pensar que sin retenciones el productor puede llegar a tener beneficios de su inversión”, explicó.
En este sentido, indicó que mientras el productor pierde dinero, el Estado en el caso del trigo de exportación se queda con U$S 257 por hectárea.

Del Blog de Néstor Roulet- Publicado en diario Clarín.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.