Agroindustria, Senasa y AFIP ponen en Marcha el Documento de Tránsito Vegetal.

Será obligatorio. El trámite por autogestión agiliza la tarea del usuario.

En un paso más hacia la simplificación de trámites, el Ministerio de Agroindustria de la Nación, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), unificaron el control del traslado de productos de origen vegetal a través del Documento de Tránsito Vegetal electrónico (DTV-e).

Para ello en un acto encabezado por el ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, junto a los titulares de ambos organismos públicos, Ricardo Negri y Leandro Cuccioli, firmaron hoy una resolución conjunta que pone en marcha el DTV-e, que unifica el Documento de Tránsito Vegetal (DTV) del Senasa que funciona desde el 2016, con el Remito RG 1415 de la AFIP.

De esta manera un sólo documento, generado en un único trámite y por autogestión, permitirá cumplir con el control fiscal de lo que se traslada con fines comerciales y con el resguardo del estatus fitosanitario de la producción vegetal.

El ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere destacó que “a través de esta medida avanzamos en mayor transparencia de la agroindustria a la vez que simplificamos los trámites para los productores. Esta unificación permite un mayor control fiscal que genera un incremento de la formalidad sanitaria, laboral e impositiva”

A su turno, Cuccioli enfatizó que “esta medida busca establecer un nuevo esquema de fiscalización cuyo eje es la trazabilidad, es decir, unir cada eslabón de la cadena y que el consumidor lo pueda saber. Cuanta más trazabilidad tenemos de un proceso más se facilita el cumplimiento”.

Por su parte, el titular del Senasa, Ricardo Negri señaló “es clave comprender que detrás de un ticket hay un cadena en blanco y un alimento más confiable. Por eso el control fiscal y la sanidad van de la mano”.

La medida alcanza al tránsito de todo producto, subproducto y derivado de origen vegetal, nacional e importado, desde el lugar de origen hasta su arribo a los mercados mayoristas.

En la emisión del DTV-e, además de la autogestión, también podrán intervenir, a pedido del interesado, terceros de su confianza, oficinas del Senasa y entes habilitados.

Todo producto vegetal que no cumpla con los requerimientos, tanto fitosanitarios como tributarios, no será autorizado a ser trasladado por el sistema.

Con esta herramienta se agiliza el trámite que debe realizar el productor, transportista y/o comercializador, se avanza en la transparencia de la actividad y se preserva la inocuidad de los alimentos.

A su turno, Cuccioli enfatizó que “esta medida busca establecer un nuevo esquema de fiscalización cuyo eje es la trazabilidad, es decir, unir cada eslabón de la cadena y que el consumidor lo pueda saber. Cuanta más trazabilidad tenemos de un proceso más se facilita el cumplimiento”.

Por su parte, el titular del Senasa, Ricardo Negri señaló “es clave comprender que detrás de un ticket hay un cadena en blanco y un alimento más confiable. Por eso el control fiscal y la sanidad van de la mano”.

La medida alcanza al tránsito de todo producto, subproducto y derivado de origen vegetal, nacional e importado, desde el lugar de origen hasta su arribo a los mercados mayoristas.

En la emisión del DTV-e, además de la autogestión, también podrán intervenir, a pedido del interesado, terceros de su confianza, oficinas del Senasa y entes habilitados.

Todo producto vegetal que no cumpla con los requerimientos, tanto fitosanitarios como tributarios, no será autorizado a ser trasladado por el sistema.

Con esta herramienta se agiliza el trámite que debe realizar el productor, transportista y/o comercializador, se avanza en la transparencia de la actividad y se preserva la inocuidad de los alimentos.

El lanzamiento del DTV-e genera un valioso aporte al cumplimiento de las metas de ambos organismos; contribuye a la protección del estatus fitosanitario del país y de sus zonas productivas de la mano de la trazabilidad y fortalece la transparencia comercial.

Los próximos pasos en esta estrategia de control conjunto estarán orientados a los sectores avícola y harinero antes de que finalice el año y, para el 2019, del yerbatero, lácteo y pesquero.

En este aspecto cabe destacar los buenos resultados que se lograron en la cadena de carnes bovinas y porcinas por el seguimiento de los animales a través del documento de tránsito electrónico (DT-e) del Senasa referente a su traslado desde el campo al frigorífico.

En este sentido, por el pago a cuenta del IVA, en carnes bovinas y porcinas se logró un cumplimiento cercano al 99%. Además, las ventas declaradas aumentaron un 104% en el primer caso y el 30% en el segundo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.