Campo Escuela “da la bienvenida” a ingresantes de Agronomía de la UNC.

En el marco de la Introducción a las Ciencias Agropecuarias (ICA), el jueves 18 de febrero –a las 11 hs-, cuatrocientos sesenta y nueve aspirantes a cursar la carrera de Ingeniería Agronómica en 2016, visitarán el Campo Escuela de la Facultad de Ciencias Agropecuarias; un recorrido organizado en cuatro estaciones que les permitirá conocer: el área Experimental, el Tambo Escuela, la Cabaña Angus y el espacio de Maquinarias, núcleos temáticos donde conviven la vida biológica de la actividad agropecuaria de nuestro establecimiento y en simultáneo, ámbito en el que se desarrollan los espacios curriculares de la carrera.

unc.1

La vida en el Campo Escuela no se toma vacaciones, cuando las aulas y pasillos de la Facultad están vacías por el receso académico de verano, la actividad sigue en el Campo Escuela. Las tareas del tambo se realizan dos veces por día y en los diferentes lotes se pueden ver otros trabajos que mucho tienen que ver con las pruebas  experimentales.

La actual gestión del decano, ingeniero agrónomo Marcelo Conrero, trabaja pensando en tener un campo más activo, un ámbito en el que los alumnos vivan el ciclo productivo al ritmo de los conocimientos adquiridos en el aula, donde conozcan y aprendan todas las alternativas con las que se van a encontrar en su vida profesional.unc.2

En un recorrido previo realizado a fines de enero, observamos que en el Lote 4 se realiza en estos momentos un ensayo comparativo de rendimiento de maíz, con híbridos de distintas empresas. Varios son los objetivos que se persiguen con este tipo de tareas: por un lado obtener datos de los distintos productos y por el otro generar espacios y alternativas para el desarrollo formativo de los alumnos.
El ingeniero agrónomo Juan Godoy, docente de Maquinaria Agrícola de la FCA-UNC, explicó que si bien se trata de un ámbito académico, las tareas que se realizan son las mismas que haría cualquier productor, siempre buscando alternativas para que los estudiantes puedan conocer el amplio abanico de posibilidades que existen en la producción, “siempre pensando en un ámbito productivo; en algo que se podría replicar en una explotación rural”.

unc.4

El docente recalcó que fundamentalmente se trata de actividades con un fin didáctico y docente y que si bien se genera información porque se miden los rendimientos, no se hace con una visión comercial. “Siempre se busca que los alumnos participen para que sepan cómo se hace un ensayo, cómo se lo mide, cuáles son los diferencias. Siempre pensando en el alumno”.
En el lote número 6 se realizó a finales de noviembre un cultivo de soja, también con distintas alternativas como en el caso del maíz, para que los alumnos tengan la posibilidad de comparar distintos grupos de madurez.  Se trata de sojas resistentes al glifosato y con algunos docentes se trabaja también con sojas convencionales.

Con respecto a las plagas, Godoy dijo que este es un año particular en el que todavía no han tenido que hacer ningún tipo de aplicaciones para orugas de la soja, aunque sí se está empezando a ver la presencia importante de chinches

Las prácticas a campo están diseñadas con la idea de ir acompañando a las distintas etapas del cultivo. Lo que se pretende es recorrer los lotes semana a semana, para poder evaluar las diferentes problemáticas y a medida que transcurre el ciclo del cultivo se hace hincapié en los diversos problemas que se presentan de acuerdo a las etapas, como malezas (previo a la siembra); parámetros para lograr una siembra de calidad; en las primeras etapas del cultivo pensar en malezas y los primeros insectos, etcétera, hasta llegar al momento de la cosecha.

Fuente: Prensa Facultad de Ciencias Agropecuarias UNC

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.