El Maíz gana terreno para la campaña, pero preocupa la sequía

Un informe de GEA (Guía Estratégica para el Agro) marca la preocupación por la falta de lluvias y la escasa reserva de agua.

Sigue firme la intención de incrementar el área de maíz en más de un 10%. Se estima que se sembraran 1,7 M ha de maíz en la región, pero podrían ser aún más. Pero, de cara a la siembra, surgen los interrogantes por la falta
de agua en el oeste de la región y las mayores probabilidades de tener una “Niña”. Las lluvias del domingo 7 de agosto, volvieron a impactar sobre el este
de la región. El noreste bonaerense recibió los mayores milimetrajes: Lincoln registró 36,2 mm; Rojas, 32,2 mm.
En el centro sur santafesino y el sudeste cordobés las lluvias estuvieron por debajo de los 10 mm. Las reservas de agua del suelo muestran un claro gradiente que
desciende hacia el noroeste de la región y preocupa la falta de lluvias.

¿Cuántos milímetros son necesarios para la siembra de
maicera?
Para activar la siembra maicera en el final de agosto o principios de setiembre deberían llover entre 15 y 80 mm. En Carlos Pellegrini, la demanda de insumos de
maíz se detuvo por la falta de agua y las bajas temperaturas. Sin embargo, en junio ya se ha comercializado más semilla que el año pasado, comentan. En el centro sur santafesino se precisas entre 15 a 20 mm para poder sembrar y contar con humedad en superficie y así lograr una emergencia más rápida y uniforme del cultivo. En el sur provincial, si bien se necesitan entre 15 a 20 mm, aquellos lotes con antecesor
trigo/soja de segunda, se podría sembrar a mediados de septiembre el maíz temprano, aunque no hubiera ninguna lluvia hasta la siembra. Hacia Córdoba las necesidades ascienden. Se necesitan 80 mm para lograr restablecer las buenas condiciones de humedad edáfica.

Fuente: GEA. Guía Estratégica para el Agro. BCR.