En dos ruedas, el precio de la soja disponible cayó casi un 9% en Rosario

0

Lejos de los 4500 pesos vigentes el lunes, ayer se negoció a $ 4100; bajas generales en la Bolsa de Chicago

Las sucesivas bajas externas ya tienen su correlato en el mercado disponible local. Ayer, la soja argentina sumó la segunda rueda negativa consecutiva, dado que las fábricas ofrecieron $ 4100 por tonelada para las terminales de la zona del Gran Rosario, $ 200 menos que en la rueda anterior y un 8,9% por debajo de los 4500 pagados el lunes.

El resultado negativo se replicó en los puertos de Bahía Blanca y de Necochea, donde los compradores pagaron $ 4000 por tonelada de soja, $ 200 menos que anteayer. Los precios actuales están en línea con el FAS teórico calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación, de 4025 pesos por tonelada.

Por el impacto de las bajas, en el ámbito de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) el volumen de negocios fue muy bajo. «No pasó de las 15.000 toneladas, contra las cerca de 70.000 toneladas comercializadas el lunes, con la soja en 4500 pesos», dijo a LA NACION una fuente del sector comercial.

Volvió a retroceder el precio de la soja. 

Si bien no hubo ofertas abiertas, la «idea» de precio para la soja de la próxima cosecha ayer fue de 255 dólares por tonelada, un valor que quedó un 7,3 por ciento por debajo de los 275 dólares vigentes en el inicio de la semana.

También en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) el cierre fue bajista para la soja. Las pizarras mostraron quitas de US$ 3,50 y 4,50 sobre los contratos julio y noviembre, cuyos ajustes resultaron de 293,50 y de 299,50 dólares por tonelada. La posición mayo perdió US$ 3,50 y terminó la jornada con un precio de 269 dólares.

Tras negociarse con bajas superiores a los 15 dólares durante buena parte de la rueda, la soja estadounidense logró amortiguar ayer el impacto bajista de las lluvias y terminó la jornada en la Bolsa de Chicago con quitas de US$ 3,95 y de 3,12 sobre los contratos julio y agosto, que quedaron con ajustes de 406,48 y de 404,74 dólares por tonelada. La posición noviembre, en tanto, resignó US$ 1,47 y cerró con un precio de 394,35 dólares.

Ayer, en la continuidad del clima húmedo sobre el Medio Oeste de los Estados Unidos, las lluvias comprendieron los Estados de Minnesota, Iowa e Illinois, claves para la producción de granos gruesos

En retroceso

La presión por las bajas externas también le llegó al maíz argentino, que durante las últimas semanas vivió una burbuja, producto de las necesidades de los exportadores que debían completar buques y de los operadores que debieron compensar los incumplimientos de contratos producto del clima húmedo que afectó toda la cadena logística.

Ayer los exportadores ofrecieron $ 2200 por tonelada de maíz con entrega contractual (dentro de los 30 días) para la zona del Gran Rosario, $ 100 menos que en la rueda anterior. En contadas operaciones para entregas cercanas se propusieron entre 2500 y 2800 pesos por tonelada, por debajo de los 3000 pesos vigentes anteayer. El FAS teórico del cereal fue calculado en 2343 pesos.

En Bahía Blanca y en Necochea los precios del maíz se mantuvieron firmes por las urgencias de los exportadores, que volvieron pagar 3000 pesos por tonelada disponible.

Tras las bajas de las jornadas precedentes, el maíz de la próxima cosecha se mantuvo estable, dado que los compradores pagaron US$ 150 por tonelada para la zona de Rosario; US$ 147 para Bahía Blanca, y US$ 145 para Necochea.

En el Matba, las posiciones julio y septiembre perdieron ayer US$ 2 y 0,50, mientras que sus ajustes fueron de 174 y de 167,50 dólares por tonelada. El contrato abril, en tanto, cerró con un valor de 150,50 dólares al terminar la jornada con un precio de 150,50 dólares.

Sin atisbo de recuperación, por la persistencia de las lluvias sobre las zonas productoras estadounidenses, las cotizaciones del maíz volvieron a caer ayer en la Bolsa de Chicago. Las pizarras mostraron pérdidas de US$ 3,25 y de 3,64 sobre los contratos julio y septiembre, cuyos ajustes fueron de 132,18 y de 134,44 dólares por tonelada. Según el relevamiento diario de la agencia Reuters, en las últimas doce ruedas de negocios los fondos de inversión liquidaron unos 188.000 contratos, equivalentes a casi 23,88 millones de toneladas.

En la actualidad, el nivel de precios vigente para el maíz está dentro del rango de valores previsto por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos en su informe mensual de junio, de 125,98 a 149,60 dólares por tonelada. Esta proyección de valores fue hecha para una cosecha de 366,54 millones de toneladas. El nuevo reporte oficial será difundido el martes próximo.

Acerca del trigo, ayer los exportadores pagaron $ 2450 por tonelada en la zona de Rosario, $ 50 menos que el martes, en tanto que el cereal nuevo se mantuvo estable, en US$ 150. Los molinos, en tanto, ofrecieron entre 2500 y 4400 pesos.

Se atrasaron las exportaciones locales de maíz

En su informe semanal sobre compras, ventas y embarques, la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios del Ministerio de Agroindustria indicó que al 29 del mes pasado se exportaron 6.934.400 toneladas de maíz, un 18,46% por debajo del volumen despachado a igual fecha de 2015, de 8.504.000 toneladas. Con 12.665.300 toneladas, las compras de los exportadores evidencia una demora de sólo el 1,35%, frente a las 12.839.100 toneladas adquiridas un año atrás.

La contracara del maíz continúa siendo el trigo, dado que ya se exportaron 6.289.600 toneladas, un 107,62% por encima de las 3.029.400 toneladas vendidas un año atrás, indicó el organismo.