Girasol, con buenos rindes en el norte del país.

El Ministerio de Agroindustria estima que en la presente campaña se han implantado 1,302 millón de hectáreas, con una disminución del 11% con respecto a la siembra anterior. Según su último informe, del 4 de febrero, se llevaba cosechado un 21% y las pérdidas apenas superaban las 7.000 hectáreas. No se indicaron estimaciones de rendimientos.

002

Para el Ministerio, prácticamente había concluido la recolección en Chaco (152.200 hectáreas iniciales, donde se registraban todas las pérdidas consignadas para el ámbito nacional). Por su parte, en Santa Fe ya se había trillado el 99% de las 116.750 hectáreas implantadas.

Según la Bolsa de Cereales, el progreso de la cosecha alcanza, al 11 de febrero, el 26,4% de la superficie, con un adelanto interanual de 9,4 puntos. Para esta institución, se han implantado 1,22 millones de hectáreas y se han perdido 17.100 hectáreas. Ya se completó la trilla en el centro – norte de Santa Fe y en Chaco. Los rindes obtenidos son de 19,6 y 19,5 qq/ha respectivamente.

La producción alcanzada ya es de unas 619.000 toneladas, con un rinde medio nacional de 19,5 qq/ha. La Bolsa proyecta una producción de 2,3 millones de toneladas, con una caída interanual de unas 200.000 toneladas, es decir un 8 por ciento.

En Santa Fe los rindes superaron a las expectativas de inicio de campaña, pese a que los lotes sembrados en fechas tardías presentaron problemas de vuelco y arrebatamiento de grano.

En tanto, en el norte de La Pampa – oeste de Buenos Aires (90.000 hectáreas) la oleaginosa transita la etapa de llenado de grano. Ciertos cuadros tempranos están próximos a ser cosechados.

Finalmente, en el sur agrícola (300.000 hectáreas en el sudeste de Buenos Aires y 330.000 en el sudoeste de Buenos Aires y sur de La Pampa), el cultivo está iniciando el llenado de grano en condiciones de humedad y sanidad óptimas. Las expectativas de rinde son muy buenas, aunque hubo escasez hídrica en la etapa de diferenciación foliar, por lo que las plantas lograron un menor porte.

El informe del USDA de febrero de 2016

De la comparación con el informe de enero surgen pequeñas modificaciones:

La producción de las siete principales oleaginosas registra un leve incremento impulsado por el aumento en 1,5 millones de toneladas de la producción mundial de soja, que se ve compensado por una caída de 0,7 M de ton en la de maní. El crushing ofrece aproximadamente las mismas modificaciones, con la diferencia que hay un aumento en los stocks finales de soja (1,2 M de ton, ya que la molienda crece menos que la producción) mientras que caen levemente las existencias de canola.

003

En lo que hace a la producción de los nueve principales aceites, hay una leve baja en la oferta del de palma, que repercute en una declinación apenas perceptible de los stocks totales finales.

Comparando con la campaña 2014/15:

La producción mundial de las siete principales oleaginosas caerá 1,6%; mientras que el consumo se incrementará 1,5%. Será abastecido con un 1,1% adicional de exportaciones, en tanto que los stocks aumentarán en 0,4 por ciento.

La producción de girasol disminuirá 0,5%, pero el consumo subirá 1,4%. Las exportaciones registrarán una baja sustantiva del 20,4% y se digerirán stocks por el 23,2 por ciento.

La relación stocks/consumo disminuirá, para las siete oleaginosas, del 20,7 al 20,4%. Para el caso del girasol, se reducirá del 7,7 al 5,9%.

El USDA mantuvo la producción argentina de girasol en 2,6 M de ton. Agrupando la oferta de nuestros tres competidores en el hemisferio norte, se registra un aumento interanual de un 2,3%. Ucrania y Rusia aumentarán su producción en 10,8 y 8,6%, respectivamente. Por su parte, la oferta disminuirá en la Unión Europea 13,2 por ciento.

La producción de los nueve principales aceites crecerá 1,3%, mientras que el consumo lo hará al 3,7%. Será abastecido por un 1,1% adicional de exportaciones. Los stocks caerán 14 por ciento.

Por su parte, la producción de aceite de girasol crecerá 1,3%, mientras que el consumo permanecerá estable. Las ventas externas crecerán 1,5% y se reducirán en un 14,3% las existencias finales.
La relación stocks/consumo disminuirá, para todos los aceites, del 11,2 al 9,3%. Para el caso del aceite de girasol, la merma va del 10,5 al 8,9 por ciento.

No hay cambios en la exportación proyectada de aceite argentino: se mantiene en 500.000 toneladas. Como fue reestimada nuestra exportación de la campaña anterior (habría llegado a 510.000 toneladas), la participación en el comercio mundial bajaría de 6,9 a 6,7por ciento.

Precios y mercados

En enero, los precios promedio mensuales para los aceites en Rotterdam registraron con respecto a diciembre de 2015 comportamientos disímiles. Así, los de canola, soja y girasol registraron pérdidas del 5, 4,5 y 0,7%, respectivamente, mientras que el de palma aumentó un 2 por ciento.

Si la comparación se efectúa con los promedios de enero de 2015, los aceites de girasol y canola registran subas del 1,1 y 0,5%, mientras que los de palma y soja declinan 15,6 y 9,0 por ciento.

Al cierre del día 11 de febrero, el aceite de girasol cotizó en Rotterdam, para contratos febrero-marzo, u$s880/tn, con una mejora de u$s40 con respecto al mes anterior. Para abril-junio de 2016, se pautan u$s855/tn. En contratos de febrero, el aceite de girasol registra primas de 16,3% sobre el de soja. Para el segundo trimestre, las primas son de 16,4% para soja y de 12,7% para canola.

Para las exportaciones argentinas que enfrentan claras restricciones de acceso al mercado único de la UE, la referencia más próxima de precio externo la da el valor FOB de nuestro principal competidor (Ucrania, con el 55% del comercio mundial), que además cuenta con una ventaja de localización (respecto de los mayores demandantes) expresada en el diferencial de costos de fletes: allí, los contratos de febrero registraron u$s795/tn, y u$s15 menos los de abril-junio. Este último valor (de u$s780) es, en definitiva, el que –corregido por el diferencial de fletes- condiciona el FOB local de los próximos meses y por ende, la capacidad de pago de la industria al productor de materia prima (grano).

Agroindustria publicó índices FOB de u$s735/ton y u$s684/tn para los aceites de girasol y soja, con caídas interanuales del 13,5 y 4,7%, respectivamente.

Los precios locales ofrecidos al productor son de u$s270/tn con descarga en Ricardone. En el sur bonaerense, para la próxima cosecha, con entrega y pago en marzo, se ofrecen u$s275/tn, tanto en Bahía Blanca como en Necochea. En Junín se pagan $3.850/tn (unos u$s265,5/tn) por mercadería disponible y u$s270/tn por ofrecer, para entregas entre el 15 de febrero y el 15 de marzo.

Fuente: Supercampo, Lic. Jorge Ingaramo (Asagir)

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.