La conectividad es la clave de la maquinaria agrícola que viene

La electrónica y el automatismo llegó y el objetivo es lograr más precisión y gestionar datos en tiempo real.

La máquinas agrícolas ya traen mucha tecnología que antes era opcional y ahora es estándar.

La electrónica, la informática, el automatismo y la conectividad llegaron para quedarse en la maquinaria agrícola. Gracias a todos estos avances se gestiona información precisa y se viaja en tiempo real, llevando el campo a la ciudad y hasta la palma de la mano.

Y ésto quedó en evidencia en el pabellón azul de la exposición Rural de Palermo, el de los fierros agrícolas, y conoció minuciosamente las innovaciones de última tecnología que presentaron las principales marcas a los productores.

Por el lado de las compañías internacionales, la alemana Claas lanzó una aplicación para tabletas móviles, Fleet View, pensada para la organización de la flota de tolvas, explica José Ignacio Suñe, responsable de agricultura de precisión de la compañía para la región.

“Fleet View” es la aplicación, desarrollada por Claas, permite conocer el momento indicado para descargar la tolva de la cosechadora. En el detalle, se ve la pantalla que muestra la ubicación y movimiento de cada trilladora en los lotes.

“Fleet View” es la aplicación, desarrollada por Claas, permite conocer el momento indicado para descargar la tolva de la cosechadora. En el detalle, se ve la pantalla que muestra la ubicación y movimiento de cada trilladora en los lotes.

Esta innovación, añade el técnico, “está pensada para el tractorista de la monotolva y le permite conocer el momento para la descarga de granos de la cosechadora. Este avance, que reemplaza a la luz indicadora que se posiciona sobre la cabina de la cosechadora o a la comunición por handie entre operarios, minimiza las pérdidas de tiempo para descargar la trilladora, además de que se optimiza el uso del tractor”.

La compañía, que ya tiene todo el desarrollo hecho en telemetría para sus máquinas picadoras y cosechadoras -la línea Lexion actualmente, y próximamente también la incluirá en la línea Tucano-, decidió dar un paso más hacia la innovación y desarrollar esta solución tecnológica complementaria.

Por el momento, informa Suñe, Fleet View está disponible para sistemas IOS y próximamente lo estará para Android.

Pensando en el futuro y en la gestión de datos, John Deere empezó a adelantarse en la puesta a punto de cada una de sus líneas. La norteamericana planea lanzar un sistema de gestión de datos recolectados por sus máquinas y que estos se carguen a la “nube”, a modo “Operation Center”, anticipa Fernando Otalora, director de marketing de la compañía.

“Mega Track” es una aplicación que la cordobesa Mainero instaló en sus mixers, que transfiere datos en tiempo real de la máquina al operador.

“Mega Track” es una aplicación que la cordobesa Mainero instaló en sus mixers, que transfiere datos en tiempo real de la máquina al operador.

Según detalla, todas las soluciones tecnológicas que están presentando en La Rural, ya sean para la ganadería o la agricultura, están pensadas para lograr más precisión y productividad.

Relacionado con la electrónica, la informática y la precisión, el “plato fuerte” de la compañía está en la picadora de la Serie 8000 que tiene montado en la noria de descarga un laboratorio móvil, llamado “Harvest Lab”, que determina el contenido de materia seca del forraje picado.

“El Harvest Lab, que es opcional en nuestra picadora, representa un herramienta más que se integra a la información telemétrica y permite conocer la productividad del forraje picado en todo momento. Con el laboratorio se pueden componer mapas de productividad y calidad de forraje en un lote. La información que va arrojando el laboratorio se va visualizando en la cabina de la picadora y también se puede bajar a una computadora”, comenta el directivo.

Esta es la vista que tiene un operador de la picadora Serie 8000 de John Deere. A la derecha de la foto, el monitor más grande es del “Harvest Lab”, el laboratorio móvil que analiza la calidad del forraje que se pica.

Esta es la vista que tiene un operador de la picadora Serie 8000 de John Deere. A la derecha de la foto, el monitor más grande es del “Harvest Lab”, el laboratorio móvil que analiza la calidad del forraje que se pica.

Esta máquina, además, agrega otras tecnologías como el piloto automático y el JD Link. Ambas optimizan los procesos logísticos y eficientizan los costos productivos, señala Otalora, y concluye que este tipo de innovacioes son “el futuro de la maquinaria”, ya que con la precisión se tiene información exacta sobre la producción, con el automatismo se optimizan los costos y con la informática se pueden ajustar importantes decisiones técnicas.

En caso del grupo Case-New Holland (CNH), Eduardo Améndola, gerente de marketing de Case para la Argentina, comentó que en paralelo con la feria de Palermo, el grupo estuvo haciendo una convención a nivel nacional sobre el AFS (Advanced Farming System, por sus siglas en inglés), el cual es un sistema de agricultura de precisión de la marca a nivel mundial.

“Este sistema es muy avanzado y brinda información para el productor con dispositivos como sensores remotos, monitores de rendimiento en cosechadoras, a la vez que también dota a las pulverizadoras con monitores que brindan información clave sobre cómo se realizó el trabajo”, señala el directivo.

En las tolvas Akron crece la incorporación de tecnología. La balanza mide y transmite los datos online.

En las tolvas Akron crece la incorporación de tecnología. La balanza mide y transmite los datos online.

Para resumir, agrega: “estamos pensando en todo tipo de sistemas que hacen que el agricultor sea más eficiente en las labores agrícolas, según la variabilidad que encuentre en su campo, y que gracias a la tecnología pueda hacer un uso más eficiente de sus insumos”.

En el caso de las firmas nacionales, la cordobesa Mainero, de la localidad de Bell Ville, está optimizando las soluciones en los mixers y máquinas forrajeras.

“Siempre con la idea firme de lograr mayor rendimiento y ajustando la gestión de la alimentación animal”, comenta Marcos Fórmica, gerente en asistencia técnica y postventa.

El directivo referencia la idea de la “Re-evolución simple”, el eslogan con el que la marca fue Palermo, y lo conecta con los desarrollos electrónicos que presentan en la rotoenfardadora 5876.

El Advanced Farming System, por sus siglas en inglés, es el sistema de agricultura de precisión de Case. La marca trabaja en esta tecnología para eficientizar las labores del operador y su control.

El Advanced Farming System, por sus siglas en inglés, es el sistema de agricultura de precisión de Case. La marca trabaja en esta tecnología para eficientizar las labores del operador y su control.

Los avances en esta máquina permiten determinar el rendimiento, también cuenta con un “humedímetro” (mide el contenido de humedad de forraje enfardado) y en la cámara de compacto, además, hay sensores conectados a la cabina del operador, que permiten supervisar la calidad de la henificación.

“La posibilidad de ver lo que ocurre en la cámara de compactado, totalmente aislada para el operador, es muy importante para conseguir alta productividad y calidad en la misma tarea. Antes, se obtenía buena calidad de henificado porque el trabajo se hacía con tiempo y se lograba un rollo cada 400 metros de andana a 5 kilómetros por hora. En cambio, actualmente, se logra un rollo cada 100 metros de andana a 15 kilómetros por hora y esto debe hacerse con la misma calidad que se hacía antes”, agrega Fórmica.

Por otra parte, el directivo comenta que con los mixers toda la electrónica está desarrollada para la balanza. La firma tiene instalada la aplicación para Android “Mixer Track”, con la cual la balanza se comunica con el dispositivo móvil y va registrando diferentes datos. Esta información luego se puede descargar a una computadora para analizarla.

Las sembradoras de Crucianelli, con tecnología de Precision Planting.

Las sembradoras de Crucianelli, con tecnología de Precision Planting.

Por el lado de Akron, las tolvas tienen el reto de ser más grandes y más rápidas. En este caso, afirman en la marca cordobesa que “la electrónica está marcando el ritmo en el diseño de las tolvas. Hace muchos años se diseñada la tolva sin pensar en esto”.

En el lanzamiento insignia de este año, las tolvas Akron GranMax, tienen un pack electrónico incluido en la balanza, que fue hecho por Balanzas Hook, y que brinda datos precisos para organizar la logística de camiones y se apoya en la conectividad para conocer a distancia detalles de carga y la descarga.

En materia de sembradoras, Crucianelli, la empresa familiar de Armstrong, Santa Fe, hizo una gran apuesta. Toda el desarrollo tecnológico para sus líneas de grano grueso y fino, la Gringa y Pionera, respectivamente, fue realizada junto con “Precision Planting”, la multinacional norteamericana especializada en agricultura de precisión.

Según explica Juan Pablo Cittadini, técnico de la firma, la clave es aumentar la eficiencia de la siembra y lograr un cambio de paradigma en esta práctica.

“Gracias al trabajo conjunto contamos con tres niveles de equipamiento en la plataforma electrónica de las máquinas, el automatismo está instalado en el corte por secciones y la conectividad entre la máquina y el usuario se hace a través de FieldView”, dice. Luego explica que FieldView es una aplicación para tabletas IOS que conecta a la sembradora con cualquier otro usuario que puede ver el trabajo de la máquina en línea. Así, concluye, “el futuro de la siembra vendrá por el lado de la conectividad”.

Por otra parte, Pla lanzó en la Rural la serie de pulverizadoras y sembradoras MAP3. “Trabajamos durante casi dos años en esta línea, buscando un estándar de calidad que supere las expectativas de nuestros clientes y, principalmente, sobre aspectos de la calidad percibida”, afirma José Luis Morena, gerente del departamento comercial.

La marca apunta fuerte al desarrollo de la tecnología y el automatismo: los cortes por sección se transformaron en un desarrollo estándar y para algunas zonas del país también le tienen mucha fe al “WeedSeeker”, el sensor activo en reconocer malezas en tiempo real y aplicar el producto justo y necesario. Finalmente, destaca Morena, “estamos pensando en la conectividad con la máquina como un servicio postventa, para elevar la calidad del nuestro servicio”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.