La cosecha de Trigo trajo sorpresas en la región Núcleo

Se tratan de 300.000 toneladas extra. El 60% levantado consolida las gratas sorpresas que salen de las cosechadoras. El rinde triguero pasa de 27 a 30 qq/ha y se actualiza a 2,7 Mt la producción triguera de la región.

El 60% de la superficie triguera cosechada afirma rindes superadores. Un mes atrás había expectativas de 27 qq/ha, hoy, tras las gratas sorpresas, la estimación sube 3 qq/ha¿Puede seguir mejorando el trigo en la región núcleo? Por un lado sí, porque los rindes en muchas localidades han superado más que un 10% lo esperado. Por otro lado, hay temor por los efectos de las heladas y la sequía en el norte de Buenos Aires. Y aún resta por cosechar 400.000 hectáreas con sectores que aún no comenzaron, como en el noroeste bonaerense. Allí, la cosecha es una incógnita; puede haber sorpresa, pero malas: “no creo que sean buenas. Esperamos 30 qq/ha de promedio y en los alrededores menos. Tenemos mucho miedo al efecto heladas”, explican técnicos de General Pinto.  De todos modos, hoy, a fin de noviembre, se espera un rinde  medio de 30 qq/ha en la región núcleo, rinde que permite estimar ahora una mayor producción que pasa de 2,4 a 2,7 M tn.

¿Cómo sigue la cosecha de trigo en la región y cuáles son los resultados?

En Carlos Pellegrini (centro-sur santafecino) dicen: “fue un año en que no hubo reservas de agua en el perfil y no llovió lo suficiente; seguimos sorprendidos y muy contentos con esto que ha sucedido”. Allí, terminaron de cosechar con un rinde promedio de 20 qq/ha, que resultan entre 5 y 10 qq/ha más que lo proyectado. Pero, un 5% del trigo no pudo cosecharse por la falta de agua. Otros sectores de rindes superadores son los alrededores de San Pedro y Baradero. Los rindes cosechados superan incluso los potenciales locales con techos de 55 a 60 qq/ha y pisos de 43 qq/ha. También sucede esto en Bigand (extremo sur santafecino) que termina la cosecha con un promedios de 48 qq/ha. Hacia el noroeste bonaerense, recién se empezará a desvelar la incógnita de los rindes de este año en la próxima semana. En el sureste cordobés, hay una gran variablidad: En Marcos Juárez esperaban 20 y cosechan promedios de 33 qq/ha; a pocos kilómetros en Monte Buey, comentan que los rindes son pobres para el área y lo que esperaban. Están trillando con pisos de 20 qq/ha y techos de 40 qq/ha.

¿Cómo explican el efecto de la grata sorpresa triguera?

Es indudable el efecto de lluvias a finales de octubre, pero los resultados han superado lo mejor que podía esperarse de esas tormentas. En Aldao, un ingeniero que trabaja en distintas partes de la región comenta los siguiente: “hubo muchas sorpresas con rindes de 30 a 50 qq/ha y una gran variedad de resultados. En muchos lotes que esperábamos 50 salieron 30, pero en muchos otros que estimábamos 35 salieron más de 45Vemos un gran mosaico de situaciones que en general son a favor. Los principales factores que explican esto son  genética: hubo variedades muy afectadas por heladas. También un gran efecto de calidad del ambiente y la tecnología aplicada. Pero por otro lado hay casos puntuales que en principio no se encuentran explicaciones fisiológicas de estos resultados favorables”.

Hay alerta por reducción en el nivel tecnológico aplicado durante la campaña

Existe incertidumbre entre los asesores en cuanto al impacto que podría tener sobre la producción la faltante de insumos claves y el desafío que se plantea la hora de adquirirlos, en particular fertilizantes. Los asesores zonales reportan faltantes de súper simple y superfosfato triple. Aunque aclaran que “ha pasado un tanto desapercibida porque en la zona se fertilizó muy poco la soja por la falta de fondos que atraviesan los productores y por como vienen desfinanciados”. Y agregan que en maíz temprano ocurrió algo similar a la siembra, con la urea, pero luego se refertilizó con nitrogenados  cuando las condiciones ambientales fueron mejorando el estado del cultivo. Uno de los cultivos más afectados podría ser el maíz de segunda o tardío.  Por otro lado reportan faltante de agroquímicos como paraquat, 2,4-D, glifosato, aunque consideran que son baches y que no deberían haber limitado las labores. Pero insisten en señalar la reducción en fertilizantes puede sentirse este año sobre todo en el potencial de los maíces tardíos.

Recta final para la cosecha de soja de primera

El progreso de siembra intersemanal fue del 10%, por lo que la región lleva sembradas 3,77 M ha de soja de primera. De esta manera, el avance de siembra se pone a la par del promedio de las ultimas 5 campañas (92%). La zona más a adelantada es el centro sur santafesino con un 96% de avance. Allí destacan además la buena humedad del suelo para la emergencia del cultivo. Le sigue el sudeste cordobés con un 95% de avance. En Viamonte remarcan que se avanza muy rápido con la siembra gruesa y que se van a tener todos los cultivos implantados bastante temprano esta campaña. El noroeste bonaerense lleva un progreso de siembra del 93%. El sur de Santa Fe avanzó sobre el 90% del área intencionada y el noreste de Buenos Aires sembró el 88% de la soja de primera. En la zona de San Pedro y Baradero comentan: “nunca paramos por falta de humedad. Hacía años que no nos pasaba esto de no renegar con la falta de agua. Sembramos  y a las pocas horas la semilla ya está hinchada”. En la zona se comenzó a sembrar soja de primera hace diez días y el avance ya es del 85%.

La siembra de soja de segunda al compás de la cosecha

Alentada por las últimas lluvias, la soja de segunda tampoco para. Se lleva implantado el 35% en la región. Las sembradoras avanzan a medida que se levantan los lotes de trigo. El centro sur de Santa Fe es la zona más adelantada con un progreso del 60%. En Maria Susana comentan que semejante avance de siembra ha sido posible a que se cosechó el trigo muy temprano: “es histórico, nunca pudimos comenzar la cosechar de trigo en los primeros días de noviembre (a partir del 5/11). También ha sido de gran ayuda contar con excelente humedad”. En el sur de Santa Fe también se avanzó sobre el 60% del  área intencionada. Sin embrago, en Bigand advierten que se detuvo la siembra por la escasa humedad del suelo. En el sudeste cordobés se sembró el 50%. Mientras que el norte bonaerense es la zona más atrasada con solo un 2% sembrado.

Arrancó la siembra del maíz tardío en la región

Ya hay numerosas zonas de la región que comenzaron. En General Pinto, en el noroeste bonaerense, se sembró el 50% del cultivo. En el centro sur de Santa Fe, como en Carlos Pellegrini y El Trébol el avance también es importante. Sin embargo, hay otras zonas que están esperando una próxima lluvia para arrancar, como en Los Quirquinchos y Viamonte. En Cañada de Gómez y en Monte Buey  la siembra del maíz tardío comenzará en los primeros días de diciembre.