La persistente devaluación del peso impulsó el alza del precio de la soja argentina

En lo que va del mes, la moneda se depreció un 5,6% frente al dólar, en tanto que la oleaginosa se apreció un 6,1%. La devaluación supera ya el 50% en total.

soja_dejo_de_ser_rentable_fyo

La  soja se negoció en alza ayer en el mercado disponible local, favorecida por la persistente devaluación del peso frente al dólar, que mejoró la capacidad de pago de las fábricas procesadoras de la oleaginosa, que en general son sólo un área más de las grandes firmas exportadoras.

Por tonelada de soja, los compradores pagaron ayer hasta $ 3500 para las terminales ubicadas en la costa del Paraná, $ 100 más que anteayer. Con esta suba, la oleaginosa acumuló una mejora en lo que va de febrero del 6,1% respecto de los $ 3300 vigentes en la última rueda de enero. En igual período, el peso se devaluó un 5,6% frente al dólar, al pasar de 13,86 a 14,63, según el tipo de cambio comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

Según la corredora Granar SA, en las últimas dos ruedas de la semana la comercialización de soja registró una mayor dinamismo, en línea con la mejora de sus precios. Esta firma ayer calculó un volumen de ventas en torno de las 170.000 toneladas, frente a las 150.000 de la jornada anterior.

En cuanto a la soja de la próxima cosecha, la demanda propuso 213 dólares por mercadería con entrega en abril, sin cambios, y 212 dólares por grano para mayo, US$ 2 por encima del valor vigente el jueves.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), la posición febrero de la soja aumentó US$ 0,50 y cerró con un ajuste de 237,50 dólares por tonelada, mientras que el contrato mayo resignó US$ 0,30 al finalizar la jornada con un valor de 214,50 dólares.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron ayer bajas de US$ 0,28 y de 0,46 sobre las posiciones marzo y mayo de la soja, cuyos ajustes resultaron de 320,68 y de 322,06 dólares por tonelada. En el balance de la semana, estos contratos sumaron un 0,61 y un 0,60% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de 318,75 y de 320,13 dólares.

El avance de la cosecha de soja en Brasil (como se amplía por separado) y las ventas técnicas de los fondos de inversión fueron ayer las razones bajistas de la rueda. Ni siquiera el repunte del petróleo, que pasó de 26,21 a 29,44 dólares por barril alcanzó para evadir las pérdidas.

Acerca del maíz argentino, los exportadores ofrecieron ayer $ 2250 por tonelada para la zona del Gran Rosario, 50 pesos más que el jueves. No hubo cambios para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea, dado que los compradores volvieron a pagar 2200 y 2130 pesos por tonelada, respectivamente.

Entre los consumos, el más activo fue Baradero, que volvió a pagar 2100 pesos por tonelada de maíz.

El maíz de la próxima cosecha se mantuvo estable, dado que la propuesta común a todas las terminales fue de 150 dólares por tonelada.

En sintonía con las nuevas bajas externas, las posiciones abril y julio del maíz retrocedieron ayer US$ 0,50 y concluyeron la rueda con ajustes de 151,50 y de 149 dólares por tonelada.

Por séptima rueda consecutiva, los precios del maíz cayeron ayer en la Bolsa de Chicago, donde los contratos marzo y mayo resignaron US$ 0,59, al cerrar con ajustes de 141,23 y de 143,10 dólares por tonelada. En el balance de la semana, estas posiciones retrocedieron un 1,92 y un 1,96% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de 143,99 y de 145,96 dólares.

El maíz estadounidense no logró dejar atrás el aumento de las existencias finales estimado el martes por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, como los aumentos en los saldos exportables previstos para Brasil y para la Argentina.

Respecto del trigo, ayer los exportadores ofrecieron $ 2100 por tonelada de cereal condición cámara para Bahía Blanca y para Necochea, sin variantes. Las operaciones diferidas para la zona del Gran Rosario se pautaron a US$ 140 para marzo, con una quita de 3 dólares; a US$ 145 para abril, sin cambios, y a US$ 145 para mayo, con una merma de 3 dólares.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que los molinos pagaron entre 1820 y 3000 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago. En el Matba, las posiciones marzo y julio del grano fino sumaron US$ 0,50 y 1, mientras que sus ajustes fueron de 135,50 y de 155,50 dólares por tonelada.

El trigo de los Estados Unidos cerró con altibajos ayer, dado que la posición marzo en Chicago bajó US$ 0,28 y quedó con un ajuste de US$ 168,10, en tanto que en Kansas, el mismo contrato sumó US$ 0,10 y terminó la jornada con un valor de 163,24 dólares por tonelada.

Brasil, cada vez más cerca de los 100 millones

La consultora AgRural elevó ayer de 98,70 a 99,70 millones de toneladas su previsión sobre la cosecha 2015/2016 de soja en Brasil, gracias a las lluvias registradas durante el mes pasado.

Según el informe de la agencia Reuters, la firma brasileña relevó el avance de la recolección de soja sobre el 16% de la superficie sembrada, por encima del 10% de la semana pasada y del 14% vigente un año atrás.

El volumen estimado por AgRural quedó en línea con los 100 millones de toneladas proyectados el martes por el USDA, pero por debajo de los 100,93 millones calculados la semana pasada por la Compañía Nacional de Abastecimiento, dependiente del Ministerio de Agricultura de Brasil.

fuente: La NAción / Campo

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.