Las parrillas argentinas ya no son las mismas… ¿Cómo está cambiando el consumo de carnes?

68

Además, una investigación refleja la situación actual de las carnes y una proyección a 4 años. El asado, al mundo. El pollo pisa fuerte. El cerdo, la revelación.

asado

 

Agro

 

En las últimas semanas el aumento en los precios de la carne vacuna impulsó los cambios en el consumo. El pollo y el cerdo fueron ganando terreno.

David Miazzo, economista e investigador de FADA(Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina)explica la operatoria de precios:

“Para producir un kilo de carne vacuna se necesitan 7 kilos de alimentos y 30 meses desde el nacimiento del animal hasta la faena. En cambio, en el caso del cerdo, se utilizan 3 kilos y la espera es de 6 meses. En el pollo los números son aún menores, se necesitan 2 kilos de alimentos y 2 meses”.

“Por eso, en el mundo, excepto en Argentina, el cerdo es lo que más se consume, le sigue el pollo y por último la carne roja.En nuestro país es otro el orden de hábitos con mayor protagonismo de la carne vacuna, pero cuando el precio se dispara, los consumidores cambian las preferencias, porque la gente no convalida los precios”.

Según el economista de FADA, “los precios se van a ir acomodando, si bien no volverían a los precios anteriores, algo podrían bajar. Especialmente va a crecer la brecha entre distintos cortes, por ejemplo, con una mayor diferencia de precios entre el lomo y la costilla.

En relación a esta situación, una investigación de FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina)refleja la radiografía actual de las carnes argentinas, su proyección para los próximos años y elabora una serie de propuestas para el desarrollo de un mercado que podría potenciarse aún más.

Algunos de los llamativos datos que se desprenden del estudio sobre carnes argentinas:

-El “asado argentino” podría volver al Top Five mundial y perder lugar en la parrilla argentina

-El pollo crece en la dieta de los argentinos

-El cerdo, la revelación:podría incrementar un 50% la producción


Carnes

 

 

El “asado” al top five: la carne vacuna podría escalar cinco puestos en el ranking mundial de exportaciones. Según economistas de FADA, Argentina se ubica en el puesto 10 de los mayores exportadores de carne bovinay podría trepar hasta el 5, si se aplican determinadas medidas como las que se exponen más abajo.

¿El argentino podría cambiar el bife por la pechuga?Las proyecciones indican que el consumo interno de carnes vacuna bajaría. Para el 2019 consumiremos 5 kilos menos por habitante, pero el consumo de carnes total aumentaría en 3 kg, hasta los 113 kg por habitante por año. Actualmente la carne vacuna representa más de la mitad de lo que consume cada personaen relación a otras carnes, pero en cuatro años bajaría a menos de la mitad. Hoy consumimos 60 kilos por habitante, para el 2019 bajaríamos a 55 kilos.

El pollo, avanza fuerte en la dieta: el estudio también registra cómo la carne aviar ha ido ganando terreno en el consumo interno. En el período 2001-2014, pasaron de consumirse 25 Kg. a 40 Kg. por habitante, convirtiéndose en la segunda carne más consumida a nivel nacional.Y prevén que en cuatro años, consumiremos 5 kilos más por persona,en reemplazo de la baja de la carne de vaca.

El cerdo, la revelación:La carne porcina daría la nota, estiman que su producción podría aumentar en un 50%.Este incremento también tendría impacto sobre un aumento en el consumo interno, de 10 kilos que cada habitante consume al año, pasaría a 13 kilos.

Como se observa, la carne vacuna cuenta con posibilidades de crecer hacia afuera. En el mercado interno, la aviar y porcina están tomando protagonismo…

¿El pollo y el cerdo coparán las parrillas argentinas?

 

Propuestas para la carne argentina

Para desarrollar el potencial de las cadenas cárnicas, los economistas de FADA en el estudio denominado  “Carnes argentinas. Actualidad, propuestas y futuro”, elaboran una propuesta tendiente replantear el panorama macroeconómico, generar un tipo de cambio estable y competitivo. Cadenas eficientes y con escala. Mercados más libres con un funcionamiento fluído e integrado al mundo.

****Algunas de las medidas que FADA propone

Las medidas que se proponen a mediano plazo podrían aumentar la producción, y así, por ley de oferta y demanda puedan bajar los precios. Esto generaría el impacto positivo en el ingreso de divisas y generación de empleo

-Promover la producción mediante pre-financiamiento de exportaciones y desgravaciones impositivas para retención y adquisición de vientres y madres, y para aumentar el peso de faena en el caso de la cadena bovina.

-Impulsar inversiones mediante créditos a tasa subsidiada  y un régimen de amortización acelerada destinados a inversiones en establecimientos de cría, engorde y faena.

 

La carne le daría empleo a una ciudad entera

Las cadenas cárnicas tienen un enorme potencial generador de empleo y podrían crear trabajo para toda una ciudad como Villa Carlos Paz.

Con la aplicación de las medidas antes mencionadas, las cadenas cárnicas podrían crear 70 mil nuevos empleos genuinos, el equivalente a darle trabajo a todos los habitantes de Villa Carlos Paz.

Actualmente, el círculo de la carne ya genera 637 mil puestos de trabajo, con estas proyecciones llegaría a 706 mil empleosen 4 años.

 

El potencial de la cadena cárnica

Cada una de las cadenas podría incrementar su producción y generar un efecto multiplicador en el empleo, el consumo, las exportaciones y el ingreso de divisas derivadas de éstas.

Se podría lograr un incremento de la producción global pasando de 5 millones de toneladas en 2014, a 6,5 millones de toneladas en el 2019, manteniendo estable el consumo per cápita total  y generando mayor volumen exportado.

Esto también generaría un incremento del ingreso de divisas: para el 2019 ascendería a 6.782 millones de dólares. En el 2014 fue de 1880 millones de dólares. Es decir un aumento de 4900 millones de dólares anuales

 

LAS CARNES ARGENTINAS EN NÚMEROS (se adjunta gráfico)

  • En Argentina, cada habitante consume 60 kilos de carne vacuna al año, 40 kilos de pollo y 10 kilos de cerdo

 

  • Cada argentino consume 110 kilos de carne por año(sumando tres tipos de carne: vacuna, aviar, porcina), en 4 años consumirá 3 kilos más, es decir, 113 kilos per cápita.

 

  • En 4 años, el consumo de carne vacuna bajaría de 60 kilos a 55 por habitante (5 kilos menos) En cambio, consumiremos 5 kilos más de pollo y 3 más de cerdo.

 

  • Las cadenas cárnicas generarían 70 mil nuevos empleos. El equivalente a crear trabajo para toda una ciudad como Villa Carlos Paz. Hoy generan 637 mil puestos, en 4 años llegarían a 706 mil empleos.

 

  • Argentina escalaría 5 puntos en el ranking de exportadores mundial. De los 1880 millones de dólares en exportaciones de hoy, en 4 años pasarían a ser 6780 millones de dólares.1,6 millones de toneladas sería el aumento en la producción de carnes. De 5 millones de toneladas a 6,6 millones de toneladas en cuatro años.

 

  • 1,6 millones de toneladas aumentaría la producción de carnes en 4 años. Hoy es de 5 millones de toneladas. En el 2019 alcanzaría las 6,6 millones de toneladas

Fuente: Prensa FADA