Morel Vulliez presentó sus proyectos a futuro con el eje puesto en el maní

49

En Córdoba y ante los medios, la empresa de agronegocios compartió algunas de las líneas en las que está trabajando de cara al futuro.

Carlos Morel Vulliez, Dèbora, Cinthia y Karen Morel Vulliez, hijas y al mismo tiempo, transición en el management de la empresa, compartieron la actualidad, que a pesar de dificultades en el sector sigue apostando al crecimiento.
Morel Vulliez hace 4 años ingresó al mercado del maní empujado por ese sector que compite con altos precios en el alquiler de los campos de la región en la que la empresa desarrolla sus actividades. El alquiler de campos para maní tiene un costo mucho mayor que los dedicados a soja, trigo y maíz, productos que tradicionalmente la empresa cultiva y acopia. De esta manera puedo sostener las 23.000 hectáreas que cultiva, 7.000 dedicadas a maní.
Esta decisión de apostar a futuro, llevo a la empresa a participar de las principales ferias internacionales de maní de 2022, como Snackex en Frankfurt a llevarse a cabo en los próximos días y el SIAL de París en octubre.
“El maní hoy no es rentable por el aumento del 300% del transporte marítimo, la irrupción de Brasil como proveedor en Europa debido a la guerra de Rusia y Ucrania, lo que lleva a precios muy bajos con costos muy elevados” indicó Carlos Morel Vulliez.
Sin embargo, al ser consultado, indicó que la empresa desea mantenerse en la producción de Manì, que hoy ocupa el 30% de las hectáreas sembradas.
Si bien durante el encuentro se mencionaron las dificultades para que empresas nacionales medianas consigan dólares para traer fertilizantes desde Marruecos, Egipto o la propia Rusia, algo que para Morel Vulliez puede significar una pérdida del 40% de sus ventas, los directivos miran el futuro de largo plazo, de manera positiva y analizan industrializar productos que permitan competir en el mercado interno.
Uno de los temas que más polémica generó, fue el reclamo de parte de Carlos Morel Voulliez sobre la Compañía Vicentin, para que la justicia determine un cramdown o salvataje, que permita al Banco Nación y a empresas privadas, poner en marcha la cerealera y entrar en un proceso de recuperación de los montos perdidos por los acreedores ante el concurso de la misma. “Considero que fue una estafa. Y si bien no apoyo una estatización, creo que todos podemos colaborar para recuperar lo perdido, sin que eso signifique que el estado use a la empresa para imponer precios testigos. El mercado es el que debe decidir. Debe ser un esfuerzo conjunto”, afirmó.
Con Sede Central en Monte Maíz, la empresa cuenta con sucursales en Arias, Canals, Isla Verde, La Carlota, Ucacha; centros de acopio en Monte Maíz e Isla Verde; 17 agentes comerciales en la provincia y 150 empleados que junto a los productores, clientes y proveedores llevan adelante políticas de calidad en la búsqueda de la mejora continua de todos los procesos.
Ademàs, Morel Vulliez, comercializa Insumos agropecuarios como plaguicidas, fertilizantes y semillas, respaldada por un soporte técnico basado en el asesoramiento integral a cada cliente, representando a empresas como Syngenta, Bunge, Nidera, AgreFert, Summint agro, Stoller, Speedagro, Rizobacter, Ipesa silo, COFCO Fertilizantes y YARA entre otras.
Como acopiadora de cereales, la empresa tiene una capacidad de 80.000 toneladas en sus dos plantas de Monte Maíz e Isla Verde. En ese sentido, la planta modelo de Monte Maíz tiene una capacidad de carga y descarga de 360 tn/h. lo que equivale a 12 camiones, secadora con capacidad de 240 tn/h de flujo continuo, autoabastecimiento de combustible y playa para 100 camiones.