Las entidades piden al Gobierno soluciones para los campos inundados

Tanto la Bolsa de Comercio de Rosario y el RENATRE se mostraron preocupados por los excesos hídricos en el norte del país y la provincia de Santa Fe.

Los excesos hídricos en diferentes partes del país comenzaron a alertar a las instituciones. Después de la semana que pasó, la Bolsa de Comercio de Rosario expresó su preocupación por la situación que atraviesan distintos departamentos y localidades del norte de la provincia de Santa Fe, como consecuencia de los excesos hídricos. En particular, explicaron que esta adversidad golpea a los sectores más vulnerables de la población, que sufren con mayor intensidad los embates del desastre climático.

En ese sentido, marcaron algunas de las consecuencias que trajo, como poblaciones que quedaron aisladas, pérdidas parciales o totales en agricultura y ganadería, y caminos que «se convierten en verdaderos diques de contención«. Por eso, marcaron la importancia de contar con una planificación a largo plazo en materia de infraestructura, a cargo de los gobiernos nacional y provinciales para avanzar en la consecución de soluciones definitivas. También reclamaron que se sancione a las acciones individuales o grupales que violen la normativa vigente, como las canalizaciones clandestinas u obras hidráulicas no autorizadas que afectan poblaciones y explotaciones agropecuarias.

La Bolsa insistió en que confía en que prontamente las autoridades declararán zonas de emergencia o desastre agropecuario en los departamentos y/o distritos más afectados que aún no hayan sido catalogados bajo esta figura, de modo que los productores localizados en esas zonas pueden verse eximidos de pagos de impuestos y, de ser necesario, resultar beneficiarios con asistencia financiera.

A su turno, el RENATRE también se mostró preocupado por la grave situación que está atravesando buena parte del Norte del país por las copiosas lluvias y consecuentes inundaciones que generaron el anegamiento de cientos de miles de hectáreas, dificultando la actividad productiva y afectando a miles de familias rurales argentinas.

Desde la entidad que encabeza Ramón Ayala manifestaron que las delegaciones permanecerán atentas e informando de manera constante la evolución de los acontecimientos al Directorio del Registro, que se mantiene al tanto de la situación climática y sus consecuencias para el sector.

Sobre el final pidieron a las autoridades nacionales y de las provincias que instrumenten las medidas necesarias para paliar la situación de las familias afectadas ante esta emergencia.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.