Mercados Agrícolas: El Maíz cerca del récord en EEUU

El presente informe de la Bolsa de Cereales de Córdoba en base a datos del USDA revela que la Soja en Estados Unidos también plantea número cercano al récord de 2018/19.

La cosecha de maíz y soja en Estados Unidos comienza a acercarse con condiciones de los cultivos por encima del promedio, lo cual permitiría alcanzar volúmenes de producción récord en el cereal y en la oleaginosa alcanzar un nivel similar al récord de 2018/19. Los pronósticos no indican excesivas lluvias que compliquen las labores de cosecha, pero eventos climáticos inesperados, como las tormentas registradas la semana pasada en Iowa, podrían generan mermas en los resultados productivos que impacten en los precios. En trigo, la cosecha en el hemisferio norte presenta condiciones mixtas mientras que, en Argentina, el agravamiento de la sequía y las fuertes heladas de las últimas semanas permiten avizorar una producción con resultados más pobres a los esperados al inicio del ciclo.

SOJA
En el último reporte del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, el rendimiento de la soja se estima en 35,8 quintales por hectárea, 2,3 quintales por hectárea por encima del reporte de julio, mientras que el área se mantiene en 33,6 millones de hectáreas. Con estos valores, la producción norteamericana sería de 120,4 millones de toneladas, similar al récord de 2018/19.
Respecto al ciclo anterior, implica un incremento de 23,7 millones de toneladas. De esta manera, los stocks finales aumentarían respecto al mes previo y se ubicarían en 16,6 millones de toneladas, un valor similar a la campaña anterior.

Respecto a la condición del cultivo, el 72% de la soja se encuentra en estado bueno/excelente, contra el 53% del año previo. En relación con el estado fenológico, el 84% se encuentra en formación de vainas cuando el promedio para esta época es del 79%.
A pesar de la excelente condición del cultivo, durante la semana pasada fuertes tormentas e viento azotaron algunas zonas productivas del cordón productivo norteamericano, principalmente el estado de Iowa, donde unas 4 millones de hectáreas con soja y maíz se vieron afectadas. Este hecho podría afectar la producción, aunque el dato más preocupante es el daño ocasionado sobre la infraestructura, principalmente a los silos.

Por el lado de la demanda, el consumo mundial alcanzaría los 368 millones de toneladas mientras que las exportaciones superarían las 165 millones de toneladas, siendo ambos valores récord.

Uno de los principales dinamizadores de la demanda mundial es China, que esta campaña se proyecta tenga importaciones récord por casi 100 millones de toneladas. De esta manera, la relación stocks/consumo caería y se ubicaría en el menor valor de las últimas cinco campañas, demostrando la robustez de la demanda a pesar de un contexto de abundante oferta.

En Chicago, la posición comprada de los fondos especulativos fue recortada respecto a la semana anterior como consecuencia de una producción en Estados Unidos mayor a la esperada. Sin embargo, aún la posición neta sigue siendo comprada por el dinamismo de la demanda, en particular de China, que sostiene los valores. Sumado a lo anterior, las inclemencias climáticas en Iowa podría generar un aumento en las posiciones compradas de los fondos que sustenten los precios.

En el mercado local, las compras de la industria y los exportadores repuntaron en la última semana y alcanzaron los 28,6 millones
de toneladas, aunque se encuentran en 1,5 millones de toneladas por debajo del promedio de las últimas cinco campañas. En términos de producción, se ha vendido el 53% de la cosecha. Los industriales han adquirido 20,9 millones de toneladas, 1.000.000 toneladas por debajo del promedio. Los exportadores, por su parte, llevan compradas 7,7 millones de toneladas, también por debajo del promedio.

El precio de la soja, tanto en el mercado de Chicago como en Rosario, registró subas debido a las buenas noticias en torno a la demanda de la oleaginosa que compensó los buenos valores productivos del país norteamericana. A pesar de la producción mundial récord, los datos del consumo y las exportaciones permiten sostener el precio.

MAÍZ
Con el avance del ciclo agrícola y a poco menos de un mes para el comienzo de la cosecha, las estimaciones de área y rendimiento de maíz en Estados Unidos comienzan a tomar forma y definirse. En este sentido, el reporte del USDA de agosto sorprendió al mercado con valores por encima de lo esperado. Con un rendimiento estimado en 114,1 quintales por hectárea, 2 quintales por hectárea por encima del mes previo, la producción sería récord con 388,1 millones de toneladas, 2,6 millones de toneladas por
encima de lo esperado por el mercado. Sin embargo, tal como se mencionó previamente, fuertes tormentas de viento en Iowa registradas la semana pasada generaron daños a los cultivos en más de un tercio del área agrícola de dicho Estado, lo cual podría afectar los valores de producción que se publiquen el próximo mes cuando comience la cosecha.
Respecto a los stocks finales del cereal, el organismo norteamericano los estima en 70 millones de toneladas, menor a lo esperado por el mercado, pero representa el mayor valor en la historia.

A la fecha, el 69% del maíz estadounidense se encuentra en estado bueno/excelente contra el 56% del año anterior. Respecto ala fenología, el 76% se encuentra en llenado de grano, mientras que el promedio para esta época del año es del 69%. Una noticia positiva para el cultivo es que se pronostican temperaturas por encima de lo normal para los próximos tres meses demorando las nevadas para arrancar con la cosecha y evitando la congelación del grano. Aunque el exceso de temperatura en las próximas
semanas, podría generar daños al cultivo, afectando su rendimiento potencial.

De acuerdo con la Compañía Nacional de Abastecimiento, la cosecha de maíz safrinha en Brasil ha prácticamente finalizado, con sólo algunos lotes por recolectar en el nordeste del país que representan poco menos del 1,5% de la producción nacional. De esta manera, la safrinha alcanzaría un volumen récord de 74,9 millones de toneladas, 1,4 millones de toneladas por encima del reporte de julio. En total, la producción del cereal brasilero se ubica en el mayor nivel de su historia con poco más de 102 millones de
toneladas. Sin embargo, las exportaciones brasileras fueron mantenida en 34,5 millones de toneladas y los stocks finales aumentarían.

Los fondos especulativos en el mercado de Chicago mantuvieron su posición vendida en vistas de la mayor producción estadounidense. Si la evolución del cultivo en las próximas semanas difiere de lo esperado, es probable que recorten posiciones, brindando oportunidades a subas en el precio del cereal.

En Chicago, como consecuencia de los daños al cultivo ocasionado por tormentas en zonas productoras de Estados Unidos sumado a la demanda por soja de China, los precios registraron subas. Del mismo modo, en Rosario también se registraron subas a pesar del avance por encima de lo normal de la cosecha.

En Argentina, la cosecha ha prácticamente finalizado, con una producción récord estimada en más de 58,5 millones de toneladas de acuerdo con el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. Organismos privados estiman esta variable en un rango de 50 a 51,5 millones de toneladas. En este contexto, se han comercializado 33,2 millones de toneladas, casi 10 millones de toneladas por encima del promedio de las últimas cinco campañas. A nivel de producción, representa el 66% de la misma. El sector exportador lleva compradas 30,4 millones de toneladas de maíz, lo cual representa el mayor volumen de la historia y demostrando
la fuerte recuperación de mercados externos para el maíz argentino. Con exportaciones para la campaña 2019/20 estimadas en 38,5 millones de toneladas, al sector ya adquirió el 80%, restándole por comprar 8 millones de toneladas cuando aún restan 6 meses para la finalización del ciclo comercial.

TRIGO
Con la cosecha desarrollándose en el hemisferio norte, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos recortó nuevamente su proyección de producción mundial de trigo, aunque se mantiene en un nivel récord de 766 millones de tonelada. Este recorte obedece a menores cosechas esperadas en la Unión Europea por un agravamiento de la sequía, que compensan la mayor producción de Rusia. En este país, el mayor exportador mundial, la producción sería de 78 millones de toneladas, 1,5 millones de toneladas más que lo que se esperaba en el mes de julio, lo cual se traduce en un aumento en las exportaciones del cereal en la misma cuantía.

El consumo también fue recortado, aunque en una cuantía menor que la producción y se mantiene en un nivel récord. Sin embargo, una corrección a la suba en los stocks iniciales evitó que caigan los stocks finales, por el contrario, aumentaron en 2 millones de toneladas. De esta manera, la relación stocks/consumo se ubicaría en 42,2%, más de diez puntos porcentuales por encima del promedio histórico. Esta situación limita las posibilidades alcistas que pueda tener el cereal.

En Estados Unidos, el trigo de invierno presenta un avance en la cosecha del 93%, por debajo del promedio de los últimos cincos años que a la fecha ya completaba el 96%. Respecto al trigo de primavera, el 70% se encuentra en estado bueno y excelente, valor en línea con el año previo. El rendimiento se encuentra por encima del reporte del USDA del mes previo y alcanzaría los 33,7 quintales por hectárea, estimando una producción de 50 millones de toneladas, 2.300.000 de toneladas por debajo de la campaña
2019/20.

En Argentina y de acuerdo con datos del Ministerio de Agricultura de la Nación, la siembra del cereal ha finalizado con 6,8 millones de hectáreas, lo cual representa una caída de 200.000 hectáreas frente a lo estimado en el mes anterior. De acuerdo con la Bolsa de Comercio de Rosario, el área sería de 6,5 millones de hectáreas, resultando en una producción en torno a 18,5 millones de toneladas lo cual representa una merma de 1.000.000 toneladas frente a la campaña previa. Las condiciones de sequía y las fuertes
heladas limitaron la superficie y los rendimientos potenciales.
En el mercado argentino, se llevan comercializadas 19 millones de toneladas de trigo, lo cual representa un valor récord. Las compras del sector exportador, que superan los 15,3 millones de toneladas a la fecha, son las responsables de alcanzarlo. En términos de producción, se comercializó el 96% de la misma. Con exportaciones estimadas en 12,2 millones de toneladas, se encuentran sobrecomprados en poco más de 3 millones de toneladas. La industria molinera por su parte lleva adquiridas 3,8 millones de toneladas, restándole comprar 2,7 millones de toneladas, cuando aún quedan tres meses para el inicio del nuevo ciclo comercial.

Fuente: Bolsa de Cereales de Córdoba

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.