Aseguran que la soja sigue siendo más la opción más rentable en relación al maíz

Un estudio elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario señaló que la inversión inicial en el cereal es 67% más alta que en oleaginosa.

Un análisis de la Bolsa de Comercio de Rosario comparó soja de 1° con maíz de 1° temprano en zona núcleo y determinó que la inversión inicial en maíz es un 67% más alta que en soja, mientras que los márgenes brutos son prácticamente similares en ambos cultivos.

La inversión a realizar en maíz es de 455 U$S/ha contra 272/ha U$S en soja, contabilizando la sumatoria de las erogaciones en insumos, labores (siembra y pulverización) y seguros, según el estudio realizado por los analistas Julio Calzada y Sofía Corina.

En cuanto a los márgenes brutos, en maíz, si todo anda con “viento en popa”, el margen que se obtendría ascendería a 469 U$S/ha, y en soja de primera, alcanzaría a 439 U$S, apenas 30 U$S/ha más bajo que en maíz. En 200 hectáreas, el maíz permitiría lograr apenas 6.000 U$S más que la soja para el hombre de campo. El supuesto productor lograría 93.800 U$S de margen bruto en maíz de primera versus 87.900 U$S en soja de primera.

Este productor de 200 ha, si hace maíz deberá invertir cerca de 91 mil dólares, en tanto que en soja de primera deberá erogar cerca de 54.500 U$S. La conclusión de los números fríos es que en maíz hay que invertir un 67% más que en soja para obtener apenas un 6% más de margen bruto que en la oleaginosa (los citados 30 U$S/ha adicionales). La relación margen bruto/inversión parece seguir favoreciendo a la soja.

Con estos márgenes deberán sufragar los siguientes impuestos: a las ganancias, Impuesto a la ganancia mínima presunta, impuesto a los bienes personales, impuesto a los débitos y créditos bancarios, la tasa vial o de mejora de caminos, Impuesto de sellos, impuesto inmobiliario provincial e impuesto de sellos.

De acuerdo con el informe, los costos totales de explotación del maíz son 80% más elevados que los de la soja, en tanto la semilla y los fertilizantes nitrogenados tienen gran peso en el maíz y los agroquímicos tienen fuerte peso en soja. El peso de las labores (siembra y pulverización) son más altas en soja que en maíz porque demanda mayor número de aplicaciones. Además, los fletes son muy relevantes: representan el 32% de los costos totales en maíz y 27% en soja.

“Hablar de fletes (corto y largo) que representan el 32% y 27% de los costos totales en maíz y soja, respectivamente, son cifras por cierto relevantes. De allí que hay decisiones de productores de adquirir vehículos pesados con el objeto de reducir el peso de este rubro en las erogaciones totales de sus cultivos”, indicó la BCR.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.