BCCBA: Informe de Mercados Agrícolas – Abril 2021

Especialistas de la Bolsa de Cereales de Córdoba analizan el impacto que en el Mercado tienen los resultados dispares de la campaña.

La cosecha de soja y maíz avanza en Sudamérica con resultados dispares. Mientras que en Argentina se espera un menor volumen, en Brasil la producción de ambos cultivos sería récord. En Estados Unidos, la siembra del cereal ha comenzado y presenta un avance en línea con el promedio. Las próximas semanas serán decisivas para evaluar la evolución de las tareas de siembra en el país del norte y su consecuente impacto en los precios. La demanda mundial, por su parte, sigue sosteniendo los precios, con una relación stocks/consumo en el menor nivel de las últimas siete campañas tanto para soja como maíz.

El 31 de marzo pasado, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos publicó el reporte de siembra, donde la superficie de soja subiría 1,8 millones de hectáreas en relación con el ciclo previo y alcanzaría los 35,5 millones de hectáreas, aunque ese valor se encuentra 1 millón de hectáreas por debajo de lo estimado por operadores privados.

Soja

Con la cosecha avanzando en América del Sur, el mercado comienza a prestar más atención al hemisferio norte, en particular, a la siembra de los cultivos estivales de maíz y soja de la campaña 2020/2021. El 31 de marzo pasado, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos publicó el reporte de siembra, donde la superficie de soja subiría 1,8 millones de hectáreas en relación con el ciclo previo y alcanzaría los 35,5 millones de hectáreas, aunque ese valor se encuentra 1 millón de hectáreas por debajo de lo estimado por operadores privados.

Al mismo tiempo, se publicó el reporte de stocks trimestrales, donde la oleaginosa sufrió un recorte de 37,7 millones de toneladas en relación con igual periodo del año previo como consecuencia de las mayores compras por parte de China y la demanda interna, ubicándose en el valor más bajo de los últimos años.ImagenLocal.png

Fuente: BCCBA en base a USDAImagenLocal.png

Fuente: BCCBA en base a USDA

En Argentina, el clima seco que atravesó el cultivo en una gran parte de las zonas productoras afectó el rendimiento potencial, con un resultado productivo menor al esperado. La Bolsa de Comercio de Rosario redujo su estimación de cosecha de 49 millones de toneladas en febrero a 45 millones de toneladas en abril. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires presenta una reducción aún mayor en su estimación de cosecha, ubicándola en 43 millones de toneladas, mientras que el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación estima 47 millones de toneladas. El USDA, por su parte, presenta la mayor estimación de cosecha, aunque es probable que, en el reporte del mes de mayo, recorte la misma en vistas de lo estimado por los organismos públicos y privados locales. En todos los casos, la producción es menor a la campaña previa. Respecto al avance de cosecha, el mismo alcanza el 8% del área apta, 10 puntos porcentuales por debajo del año anterior a igual fecha. Las condiciones climáticas de las próximas semanas serán claves para completar con éxito las labores de cosecha y el transporte de los granos.

En Brasil, la Compañía Nacional de Abastecimiento aumentó la estimación de producción en poco más de 400.000 toneladas, ubicándola en 135,5 millones de toneladas. De esta manera, la cosecha sería la más alta de la historia y superaría en 10,7 millones a la campaña anterior que había sido récord. El USDA, también subió su estimación de producción en 2 millones de toneladas, y la estima en 136 millones de toneladas. La mayor cosecha obedece a los mayores precios internacionales y la fuerte demanda interna y externa que incentivaron un incremento en el área sembrada y buenos rendimientos consecuencia de adecuadas condiciones agrometeorológicas.

A nivel mundial, la producción de soja fue aumentada en 1,4 millones de toneladas a 363,2 millones de toneladas como consecuencia de una mayor cosecha esperada en Brasil que compensa las mermas de Argentina y Paraguay. Por el lado de la demanda, las exportaciones brasileras fueron aumentadas debido a grandes saldos exportables, pasando de 85 a 86 millones de toneladas. Durante febrero, las exportaciones de Brasil alcanzaron un récord de 13,5 millones de toneladas compensando la caída de febrero. Por el lado de la demanda, China importó 7,8 millones de toneladas en marzo, totalizando en el período enero- marzo un récord de más de 21 millones de toneladas. Más allá del mayor comercio global, el consumo doméstico fue recortado en 1,8 millones de toneladas.

De esta manera, por menor molienda y mayor producción, las existencias finales subieron 3,1 millones de toneladas, lo cual hizo que la relación stocks/ consumo aumentara y se ubicara en torno al promedio histórico. Sin embargo, continúa siendo el valor más bajo de las últimas siete campañas.

En el mercado de Chicago, la posición neta de los fondos especulativos subió nuevamente, demostrando su optimismo respecto al precio de la oleaginosa por un área sembrada en Estados Unidos menor a la esperada y la fuerte demanda exportadora que compensan las buenas expectativas para la cosecha brasilera.

En nuestro país, a la fecha se comercializaron 13,3 millones de toneladas de soja de la campaña 2020/21, 5 millones de toneladas por debajo de igual fecha del año anterior. El sector exportador ha adquirido 3,6 millones de toneladas (-2,4 millones) y la industria 9,7 millones de toneladas (-2,6 millones de toneladas). Respecto al volumen de producción representa el 28%, lo cual se encuentra levemente por debajo del promedio de las últimas cinco campañas. A nivel local, los precios en dólares cayeron a pesar de los recortes de producción. En Chicago, los valores se han mantenido estable en torno a los USD 510 por tonelada donde las mayores perspectivas de la cosecha brasilera han compensado un área sembrada de soja en Estados Unidos por debajo de lo esperado por el mercado.

Maíz

En Argentina, la cosecha presenta un grado de avance del 17%, en línea con igual fecha del año anterior y 6 puntos porcentuales por debajo del promedio de los últimos cincos años. Los primeros lotes cosechados presentan rendimientos dispares en las distintas zonas productoras, mientras que los maíces tardíos, que se encuentran atravesando el período crítico, presentan buenas condiciones, principalmente en Córdoba. Sin embargo, nuevas precipitaciones son necesarias para el cultivo en el este del país para que los rindes no se vean afectados. En este contexto, las previsiones de organismos públicos y privados presentan diferencias, donde la Bolsa de Cereales de Buenos Aires es la más pesimista con una cosecha de 45 millones de toneladas, mientras que el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación presenta la estimación más elevada con 58 millones de toneladas.

De acuerdo con los datos de la CONAB, en Brasil la cosecha de maíz de primera ha prácticamente finalizado, mientras que la siembra del maíz safrinha se encuentra en su etapa final conforme continúa la cosecha de soja. En este contexto, dicho organismo estimó la producción total del cereal en 109 millones de toneladas, casi 900.000 toneladas por encima del mes anterior y representado el mayor valor en su historia. El maíz de segunda tendría un volumen récord con 82,6 millones toneladas (75% de la producción total de maíz), 7,6 millones de toneladas por encima de la campaña 2019/2020.


MAÍZ

En Argentina, la cosecha presenta un grado de avance del 17%, en línea con igual fecha del año anterior y 6 puntos porcentuales por debajo del promedio de los últimos cincos años. Los primeros lotes cosechados presentan rendimientos dispares en las distintas zonas productoras, mientras que los maíces tardíos, que se encuentran atravesando el período crítico, presentan buenas condiciones, principalmente en Córdoba. Sin embargo, nuevas precipitaciones son necesarias para el cultivo en el este del país para que los rindes no se vean afectados. En este contexto, las previsiones de organismos públicos y privados presentan diferencias, donde la Bolsa de Cereales de Buenos Aires es la más pesimista con una cosecha de 45 millones de toneladas, mientras que el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación presenta la estimación más elevada con 58 millones de toneladas.ImagenLocal.png

Fuente: BCCBA en a BCR, USDA, BCCBA y USDAImagenLocal.png

Fuente: BCCBA en base a Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación

De acuerdo con los datos de la CONAB, en Brasil la cosecha de maíz de primera ha prácticamente finalizado, mientras que la siembra del maíz safrinha se encuentra en su etapa final conforme continúa la cosecha de soja. En este contexto, dicho organismo estimó la producción total del cereal en 109 millones de toneladas, casi 900.000 toneladas por encima del mes anterior y representado el mayor valor en su historia. El maíz de segunda tendría un volumen récord con 82,6 millones toneladas (75% de la producción total de maíz), 7,6 millones de toneladas por encima de la campaña 2019/2020.ImagenLocal.png
 (Moderado)

Fuente: BCCBA en base a CONAB

La demanda de maíz brasilero es muy fuerte, con un consumo interno récord de 72,2 millones de toneladas y una demanda externa de 35 millones de toneladas, aunque debido al excelente volumen de producción los stocks finales subirían y totalizarían 13,4 millones de toneladas, siendo el mayor valor desde la campaña 2017/2018.

En el reporte de siembra del USDA, el área de maíz de Estados Unidos (principal productor del mundo) registraría un área de 36,9 millones de hectáreas, creciendo sólo 131.530 hectáreas respecto a la campaña previa, y 840.000 hectáreas por debajo de lo esperado por el mercado. A la fecha se ha sembrado el 4% del área proyectada para maíz, lo cual se encuentra un punto porcentual por encima del promedio de las últimas cinco campañas e igual fecha del año pasado. En relación con las existencias trimestrales al 31 de marzo, las mismas serían de 196 millones de toneladas, cuando a igual fecha de 2020 se ubicaban en 287 millones de toneladas, es decir, una merma de casi 92 millones de toneladas y una diferencia de 1,7 millones de toneladas en relación con lo que esperaban los privados.

En el reporte de abril, el USDA aumentó en 700.000 toneladas la producción mundial de maíz, ubicándola en un récord de 1.137,1 millones de toneladas. Este incremento se encuentra vinculado a las mayores cosechas de la Unión Europea y Pakistán que compensan las mermas en Argentina e Indonesia. Por el lado de la demanda, el consumo fue aumentado en 4,4 millones de toneladas, lo cual resulta en una reducción en los stocks finales. En este sentido, la relación stocks/ consumo baja respecto al reporte previo y se ubica en el nivel más bajo de las últimas siete campañas.

En el mercado de Chicago, los fondos especulativos se encuentran comprados, aunque en las últimas tres semanas se han mantenido estables en vistas de como continúe el progreso de la siembra de maíz en Norteamérica y el resultado de la cosecha sudamericana. Una cosecha mayor a la esperada o un avance de siembra con condiciones óptimas podría hacer recortar las posiciones e impactar de manera negativa en el precio.

A la fecha, en Argentina se llevan comercializadas 20,7 millones de toneladas de la campaña 2020/2021, lo cual representa un recorte de 1,2 millones de toneladas respecto al ciclo previo. Respecto a la producción esperada, este volumen es el 43% de la misma, cuando el promedio para la fecha es del 34%. Esto quiere decir que los productores han vendido una mayor cantidad del cereal en detrimento de la oleaginosa. En una campaña donde se espera un volumen de exportaciones de 34 millones de toneladas, el sector deberá comprar durante el ciclo comercial 13,7 millones de toneladas.

En este contexto, los precios en el mercado de Rosario han subido en línea con el mercado de Chicago debido a los recortes en las existencias finales mundiales y, al igual que en el caso de la soja, a un área sembrada en Estados Unidos menor a la esperada.

Fuente: Bolsa de Cereales de Córdoba.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.