La venta de maquinarias alcanza el segundo mayor volumen

Es teniendo en cuenta la facturación de los últimos nueve años.

La venta de maquinaria agrícola incrementó 26% en el tercer trimestre del año a comparación del mismo período para 2019, alcanzando las 5.330 unidades comercializadas. Para el acumulado de lo que va del año, el volumen negociado de 14.421 unidades ubicó al 2020 como el segundo mejor año del sector de los últimos 9 años. Si bien la industria aun no alcanza los niveles de venta de los años 2007 o 2008, la facturación acumulada en 2020 es superior a la de aquellos años, y se ubica en el tercer mayor volumen de los últimos 15 años, con un monto de USD 1.005 millones.

Tras el buen desempeño de la industria durante la última mitad del año 2019, el primer trimestre de 2020 presentó una caída en términos de maquinarias agrícolas vendidas, cayendo un 8% en comparación al primer trimestre de 2019. Sin embargo, tanto el segundo como el tercer trimestre mostraron un repunte de la industria, y la venta de maquinarias incrementó en un 36% y 26% respectivamente. Entre julio y septiembre, se comercializaron 5.330 maquinarias, es decir, 986 unidades más que para el
mismo período del año anterior. El rubro con el mayor crecimiento fue el de implementos que, con una suba del 66,8% llegó a las 2.761 unidades vendidas en el trimestre analizado. Le siguieron las sembradoras que presentaron una suba del 5,2% con una venta de 711 unidades. Por otro lado, el rubro de las cosechadoras registró una caída del 7,6%, luego de haber tenido un gran desempeño en el segundo trimestre del año. Finalmente, la venta de tractores cayó un 7,7% en el tercer trimestre de 2020.

Otro signo de esta recuperación puede verse en la evolución de los precios de las maquinarias en pesos y su comparación con el aumento del tipo de cambio oficial en el mismo período. El incremento en los precios en moneda local fue mayor que la depreciación del peso, haciendo que el precio de las maquinarias en dólares comience a recuperarse. En lo que va del año, la depreciación del tipo de cambio fue del 19%, mientras que el rubro de maquinarias que registró el menor incremento de precios
en pesos fue el de cosechadoras, con un 20%. Por otro lado, los tractores presentaron el mayor aumento de los precios en pesos, con una suba del 51%.

Esto último se puede analizar con más detalle en los dos gráficos a continuación. Los mismos muestran cómo a partir de 2018, tras la recaída del sector de maquinarias agrícolas, el precio en dólares comenzó a disminuir a causa de que los precios en pesos estaban prácticamente estables y la moneda local atravesaba una depreciación continua. Esto puede verse como una estrategia defensiva del sector tras la sequía del 2018, ya que menores precios compensarían la caída en las ganancias de los productores y haría que la caída en las ventas no sea tan severa. Estos precios mínimos representaron un costo promedio de USD 289.000
por una cosechadora y USD 24.000 por un implemento a mediados de 2019. Actualmente estos precios se ubican en USD 331.000 y USD 32.000 respectivamente, aun por debajo del promedio de los últimos años.

Respecto a la procedencia de las cosechadoras, tractores e implementos, se vio un incremento en la participación en las ventas de maquinaria nacional en detrimento de las importadas a comparación del tercer trimestre de 2019, pasando de representar un 74% de las unidades comercializadas a un 89%.
Dentro de los rubros, sin embargo, la composición difiere. Los implementos tienen la tasa más elevada de ventas nacionales (90%), seguido por los tractores con el 88%. Finalmente, el rubro de las cosechadoras fue el que presentó el mayor incremento en unidades nacionales vendidas, pasando de una representación del 54% en el tercer trimestre de 2019 a una participación del 83% recientemente.

Analizando el acumulado de los primeros nueve meses del año, y sumando todos los rubros, las ventas de unidades de maquinaria agrícola creció un 19% respecto del año anterior. Acumulando 14.421 ventas, este año presenta el segundo mayor volumen vendido en los últimos nueve años, aunque aún se mantiene por debajo del promedio de los años más prósperos, en los que se estarían negociando más de 16.000 unidades. Por otro lado, si consideramos los últimos 15 años, el promedio de
ventas se ubica en 14.000 unidades, por lo que el sector comienza a evidenciar signos de recuperación.

Este incremento en la cantidad de unidades vendidas fue acompañado de un mayor ingreso. Sumando la facturación de todos los rubros, la suma asciende a USD 365 millones en el tercer trimestre de 2020, lo que es USD 67 millones por encima del monto transado en el mismo período del año anterior, lo que representa un aumento del 22,7%.

Considerando la totalidad de lo que va del año, la facturación en dólares alcanzó los USD 1.005 millones, 15,8% mayor a la del acumulado para el 2019 y 20% por encima del promedio de los últimos 15 años. Adicionalmente, se observa que el nivel de ventas superó al monto obtenido durante los años más prósperos de unidades vendidas, como el 2007 y el 2008, ubicándose en el tercer mayor nivel de facturación de los últimos quince años.

Fuente: Bolsa de Cereales de Córdoba

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.