REAPARECE LA MESA DE ENLACE CON UN TRACTORAZO EN CÓRDOBA

Estarán presentes Eduardo Buzzi, Carlos Garetto, Luis Miguel Etchevehere y Rubén Ferrero

i12860-mesa-de-enlace-631

Este jueves a las 11:00 horas en la Plaza San Martín de la ciudad de Córdoba volverán a juntarse los máximos dirigentes de la Mesa de Enlace en el marco de un tractorazo y una Jornada de Esclarecimiento organizada por la Federación Agraria (FAA).

El dato no es menor teniendo en cuenta que los dirigentes de la Mesa de Enlace hace varios meses no se muestran juntos y en la antesala de la partida de Buzzi y Garetto de FAA y Coninagro, respectivamente.

“Además de la Jornada de Esclarecimiento vamos a reclamar con tractores frente al Banco Nación. Vamos a pedir que la banca pública deje de darnos la espalda a quienes producimos alimentos”, contó el dirigente federado Agustín Pizzichini.

“Explicaremos a la ciudadanía que existe una enorme diferencia entre lo que percibimos los productores y lo que pagan los consumidores, por la leche, el pan, la carne, la fruta o la verdura”, agregó Pizzichini.

Productores agropecuarios cordobeses que integran la Mesa de Enlace de Entidades Agropecuarias regalarán frutas, verduras, pan y leche, y expondrán la diferencia entre lo que reciben como pago de su producción y lo que abonan los consumidores. Denuncian que el actual modelo promueve la concentración económica y desplaza a los chacareros.

Productores agropecuarios cordobeses enrolados en las entidades integrantes de la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA) realizarán mañana, desde las 10, una jornada de “esclarecimiento” para denunciar que la brecha entre lo que ellos reciben como pago de su producción y lo que se abona por el producto adquirido en las góndolas de los supermercados llega a casi 3.000%.

En efecto y de acuerdo con un relevamiento que llevó a cabo la delegación cordobesa de la Federación Agraria Argentina (FAA), por cada kilo del tubérculo un productor de papa percibe $1,90, y en los súper cuesta $8,50 -una diferencia de 446%-. La brecha para el caso del tomate es de 938%, ya que el productor recibe $2, mientras en las góndolas se consigue a más de $18.

El caso más sorprendente es el de la banana, ya que un productor formoseño percibe $0,60 por kilo, cuando esa fruta se vende a más de $17 el kilo en las grandes superficies comerciales, dejando al descubierto una brecha de precios de 2.992%.

La acelga muestra una diferencia de 717% entre lo que recibe el productor y lo que paga el consumidor; el calabacín o anco registra 969%; la naranja 563%. Todas éstas son algunas de las brechas que mañana serán puestas de relieve por los productores mediante la entrega de folletos en la plaza San Martín.

“La jornada es de protesta y esclarecimiento”, explicó a Comercio y JusticiaAgustín Pizzichini, director de la entidad local de FAA.

En el acto se espera un fuerte protagonismo de productores del Cinturón Verde cordobés y de chacareros del resto de la provincia.

La movilización contará además con la presencia de los titulares de las entidades agropecuarias nacionales, quienes serán recibidos por la vicegobernadora Alicia Pregno, a las 9.30 en la Legislatura.

Contra el Banco de la Nación
Asimismo, la protesta de los productores incluirá mañana un “tractorazo” contra el Banco de la Nación (BNA), habida cuenta de las dificultades que tienen para operar con esa entidad financiera.

“Vamos a pedir que la banca pública deje de darnos la espalda a quienes producimos alimentos”, indicó el titular de la entidad cordobesa.

Es que, según los ruralistas, el BNA profundizó en octubre las restricciones que ya aplicaba desde principios de año para obligarlos a vender los granos almacenados.

“El banco les ha quitado la ayuda que daba a los productores”, dijo Pizzichini, y agregó: “Muchos ruralistas tienen la tarjeta Agronación (plástico del BNA para el sector) y no se las están renovando a los productores. Es una medida absolutamente política”.

Vale recordar que en diciembre pasado, la casa madre de la entidad emitió una circular reservada a los gerentes de sucursales del interior en la que informaba que debía acotarse el financiamiento a los productores en medio de los vencimientos que iban teniendo. Así, la reducción para nuevas operaciones fue de 10% a 20%, y la norma siguió vigente aunque sin resolución.

Según diversos productores, a varias sucursales de la pampa húmeda llegó una orden verbal de no atender requerimientos por nuevo financiamiento ni realizar ampliaciones.

Además, se aplicó un recorte de 20% en la medida en que se fueron produciendo cancelaciones. Aseguran que la medida busca que los productores se autofinancien vendiendo su soja almacenada.

Concentración productiva
En el marco del plan de lucha que vienen llevando adelante los pequeños y medianos productores en todo el país, los ruralistas denuncian que el modelo actual promueve la concentración económica y desplaza a los chacareros de la actividad.

Durante un tractorazo llevado a cabo en Chivilcoy a fines de octubre pasado, Eduardo Buzzi, presidente de la FAA, indicó que “como federados, la lucha continúa en esta etapa en la que se dio la mayor concentración de la historia, en la que bajo la supuesta bandera progresista, este Gobierno que se dice nacional y popular fue el más concentrador y pagador de deuda”.

Y añadió: “Le cumplió al FMI, al Club de París, a Repsol, menos a los argentinos. Por eso, ante esta actitud en la que, amparándose en un falso progresismo, hicieron que ganaran Cargill, Bunge, Dreyfus, Monsanto, la Barrick Gold y los grandes grupos, los chacareros estamos acá, mostrando que esto es una gran mentira y que este Gobierno va a dejar al país en una situación muy complicada, con 25% de pobres”, dijo Buzzi en el acto.

Y agregó: “Esto son 10 millones de personas que necesitan asistencia, y si se las niegan, el país se prende fuego. En este escenario parece que las retenciones van a continuar con cualquier gobierno que venga, entonces lo que tenemos que hacer es seguir luchando para que los productores más chicos, que somos la mayoría, podamos lograr la segmentación, tener un precio distinto, condiciones de producción, de crédito y de comercialización para poder sembrar más, tener más vacas, hacer más leche y el que siembre soja pueda recibir un mejor precio del que recibe el pool de siembra”, indicó en esa oportunidad.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.