Estiman una primavera con clima neutral

De acuerdo con los especialistas del INTA, la evidencia científica refleja un fenómeno del ENSO en plena fase neutral que continuará hasta fin de año. De todos modos, reconocen una mayor probabilidad hacia un leve déficit hídrico para Cuyo y Patagonia y una leve tendencia hacia lluvias por encima de lo normal para el noreste del país y este de Buenos Aires.

Comienza la primavera y consigo la necesidad de conocer las estimaciones agroclimáticas para el próximo trimestre, con el fin de poder planificar la campaña. En este contexto, especialistas del Instituto de Clima y Agua del INTA adelantan las estimaciones agroclimáticas para la primavera.

De acuerdo con Roberto De Ruyver –director del Instituto de Clima y Agua del INTA–, “los modelos marcan una tendencia clara para la primavera de fase Neutra del ENSO, por lo que no deberíamos esperar en principio grandes anomalías”. En este sentido, subrayó que “la tendencia climática no se puede predecir aún, más allá de un trimestre”.

En esta línea, indicó que “varios modelos coinciden en que, durante septiembre, octubre y noviembre, el noreste del país y el este de Buenos Aires podrían tener lluvias por encima de lo normal, mientras que para el centro del país –Córdoba, Santa Fe, oeste de Buenos Aires y este de La Pampa– la tendencia indica lluvias en el margen de lo normal”.

Con respecto a Cuyo y Patagonia, el especialista reconoció la probabilidad de ocurrencia de un leve déficit hídrico. “Estos valores reforzarían la condición normal de esas zonas, donde las lluvias tienen valores bajos de por sí”, indicó.

En cuanto a las temperaturas, De Ruyver explicó que para el norte del país –Cuyo, NOA, NEA y Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos– se esperan valores por encima de lo normal, excepto la región Chaqueña norte –Formosa, Chaco y norte de Santiago del Estero– que estaría dentro de los valores normales.

Para La Pampa, Buenos Aires y Patagonia norte, indicó que tienen probabilidades de presentar temperaturas normales para el trimestre, mientras que, para el sur de Santa Cruz y Tierra del Fuego, las anomalías serían negativas, con temperaturas más frías de lo normal.

Julio y agosto, meses marcados por la escasez

Durante julio y agosto, meses con el mínimo de lluvias en términos climáticos, las escasas lluvias observadas intensificaron la condición climática normal especialmente en el centro, oeste y noroeste del país. Sobre la base de este marco, los déficits más notorios se ubicaron en Buenos Aires, en el centro del territorio y áreas del noreste argentino.

En agosto y sólo en algunas áreas aisladas del NEA se superaron los valores medios normales para ese mes, con valores de 90 a 140 mm. El centro-oeste del país transita aún una época seca y los valores medios normales son muy bajos.

“Llevamos dos meses con lluvias entre escasas y nulas para gran parte del país, salvo algunas zonas del NEA con importantes precipitaciones y algunos excesos superficiales registrados en Entre Ríos”, detalló el especialista.

Asimismo, reconoció que “si bien la humedad en el suelo en Santa Fe y Buenos Aires tiene condiciones regulares a óptimas y con los cultivos en buen estado, el resto del país está necesitando agua”. Y agregó: “Los cultivos están con cierto grado de estrés e inicio de sequía, en especial el trigo en oeste y sur de Buenos Aires, La Pampa y sur de Córdoba”.

En este punto, indicó que “hay posibilidades de que, con las recientes lluvias registradas, se termine con el ciclo seco”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.