Nuevas reglas para el comercio de granos

20

Se trata de un instrumento que contiene un conjunto de normas que plasman los usos y costumbres del mercado y regulan las relaciones contractuales.

 

 

 

 

Este jueves y con la presencia de más de 30 entidades sectoriales que integran la cadena granaria de nuestro país, tuvo lugar la firma del Acta Intersectorial que puso en vigencia la actualización de las Reglas y Usos del Comercio de Granos.

Este valioso instrumento contiene un conjunto de normas que plasman los usos y costumbres del mercado y regulan las relaciones contractuales entre los comerciantes de granos, lo que permite facilitar y orientar sus conductas y la toma de decisiones por parte de los operadores, priorizando siempre la fluidez y seguridad de los negocios.

Esas normas son utilizadas también por las Cámaras Arbitrales cuando deben laudar sobre conflictos entre las partes que les son sometidos para su resolución.

La revisión de las normas vigentes surgió a fin de adaptarlas a las condiciones cambiantes del mercado y, también para ajustar ciertos textos o llenar vacíos que, con la experiencia de 10 años de utilización de las mismas, habían ido apareciendo.

Las seis Cámaras Arbitrales del país, Bahía Blanca, Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, Rosario y Santa Fe, trabajaron en conjunto durante 4 años para obtener un instrumento actualizado, que hoy ya se encuentra vigente y a disposición en:  http://www.cac.bcr.com.ar/Documentos/ReglasyUsos-2016.pdf.

Federico Helman, Vicepresidente de la Cámara Arbitral de Cereales, explicó: “De los  58 artículos que componen las Reglas y Usos, se modificó la mitad, es decir 29; 17 son cambios más sustanciales y 12 son más de forma. El cambio más destacable es la ampliación del espectro de competencia de los Tribunales Arbitrales, que ahora pueden incluir productos agropecuarios, subproductos, diversos productos de la naturaleza y la prestación de servicios relacionados con esas actividades.”

“La intención de todos los que participamos de la cadena de producción y comercialización de granos y oleaginosas es conservar la celeridad que caracteriza a nuestro negocio, preservando siempre la imprescindible seguridad jurídica. Las Reglas y Usos sirven a los operadores de la cadena para determinar con claridad cuáles son sus derechos y obligaciones”, agregó Helman.

Preguntado sobre cuál es la importancia de mantener la competencia de los Tribunales Arbitrales para la solución de los conflictos, respondió: “Los sectores, al suscribir la revisión de las Reglas y Usos, han ratificado su voluntad de sujetarse a la competencia de Tribunales Arbitrales específicos, integrados equilibradamente por los sectores de la oferta y la demanda, y compuestos por personas altamente especializadas y conocedoras del mercado, aceptando el arbitraje de equidad que ellas llevan a cabo. Esto implica privilegiar la seguridad jurídica, la celeridad y la búsqueda de la verdad. Este nuevo texto de las Reglas y Usos habrá de servir también como una guía precisa para los árbitros encargados de laudar en las cuestiones sometidas a su decisión”.