Tras la aprobación de EEUU, la Soja HB4 acelera el paso diseñado por Bioceres.

Desde Verdeca, la empresa desarrolladora de la soja tolerante a sequía, analizaron las implicancias de la aprobación en el país del Norte.

Durante Aapresid 2019 se conoció la noticia que vino del norte y alegró a muchos: Estados Unidos aprobó definitivamente la soja tolerante a sequía. Es por eso que entre la euforia que reinaba en el stand de Bioceres, la empresa madre de Verdeca, quien desarrolla esta tecnología, donde Martín Mariani, gerente general de la firma. Mariani explicó el camino a seguir «Recibimos la noticia de la aprobación del USDA. Esto implica la aprobación total de esta tecnología en Estados Unidos. Ya teníamos la aprobación del FDA, pero para completar faltaba el USDA. Ya podemos decir oficialmente que la tecnología está aprobada en los 3 principales productores de soja, como Brasil, Estados Unidos y Argentina».

Mariani agregó que : «Esto permite ser más flexibles e incrementar los mejoramientos y ensayos. Esta aprobación nos saca todas las limitaciones que teníamos. Desde lo regulatorio ayuda a acelerar el proceso en China como en otros países que aun no está aprobada. Hoy nuestro foco es Argentina, estamos muy cerca del lanzamiento y esto permite incrementar la investigación y desarrollo para Estados Unidos. En los campos argentinos vamos a ver esta tecnología en meses, ya que los productores están interesados en probar la tecnología».

La tecnología HB4®, que llegará próximamente a los productores para hacerle frente a los problemas económicos y agronómicos que hoy origina la sequía en un sistema productivo sustentable, es el resultado de una alianza de trabajo que involucra al complejo científico nacional y a la empresa argentina de biotecnología agrícola Bioceres.   Esta tecnología se desarrolló a partir de un descubrimiento realizado por profesionales de la Universidad Nacional del Litoral y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) liderados por la Dra. Raquel Chan. En las etapas tempranas de este proyecto, Bioceres, obtuvo la licencia para desarrollar la tecnología en especies de interés agronómico, iniciar estudios a campo y realizar todos  los procesos necesarios para que los distintos cultivos modificados alcancen el mercado.

Esta tecnología, la única de este tipo a nivel mundial para el cultivo de soja, brindará la posibilidad estabilizar los rendimientos en áreas que experimentan problemas recurrentes de estrés hídricoal mejorar hasta en un 20% los resultados, con respecto a las variedades de soja tradicionales, según ensayos realizados en 9 campañas y en más de 50 ambientes. Cabe destacar que los datos obtenidos indican un benefi­cio signi­ficativo en rendimiento bajo condiciones de estrés hídrico sin penalidades ante la ausencia de sequía.

Desde Bioceres anticiparon que aguardarán la aprobación de China para acelerar el programa de producción de semillas. En 2020 se realizará el gran lanzamiento comercial del producto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.