China se reactiva en medio de la parálisis del resto de los principales mercados

Las importaciones del gigante asiático mostraron un importante crecimiento los primeros meses del año, que llegó al 41% interanual en febrero. La Argentina se ubicó como segundo proveedor, detrás de Brasil. En tanto, Europa, Israel, Estados Unidos y Chile, tienen poca actividad por el coronavirus.

Mientras que en las últimas tres semanas no existe cotización para los embarques de cortes Hilton destinados a la Unión Europea –dado que la demanda hacia ese destino se pulverizó a causa de la crisis sanitaria generada por la expansión del Covid-19– los precios de exportación de la carne argentina enviada a China comenzaron a recuperarse.

El Chuck & Blade (cogote, aguja y paleta) destinado a China esta semana cuenta con un precio de referencia de 4700 u$s/tonelada luego de haber tocado un piso de 4100-4200 u$s/tonelada en febrero y marzo pasado, según valores informados por la Asociación de Productores Exportadores Argentinos (Apea).

La mayor parte de los cortes vacunos destinados a China se obtienen de vacas gordas. Esa es la razón por la cual el precio de esa categoría se está defendiendo mucho mejor que el de los novillos pesados en la actual coyuntura.

En el mercado argentino, el precio máximo pagado por la vaca gorda se encuentra actualmente en 146 $/kg gancho versus 155 y 152 $/kg gancho el novillo pesado mestizo y cruza respectivamente.

Luego de registrar un récord histórico en noviembre del año pasado, el gobierno central chino decidió en diciembre intervenir el mercado de importación para provocar un derrumbe de los valores de la carne vacuna importada.

La avanzada del gobierno central chino, que se instrumentó con el propósito de desactivar el auge de precios ocurrido en 2019 a causa de la crisis de oferta promovida por la expansión de la fiebre porcina africana, a comienzos de 2020 se profundizó a partir del congelamiento de la economía provocado por la propagación del virus Covid-19.

En las últimas semanas la demanda china se reactivó, aunque las operaciones hacia ese destino, a diferencia de lo ocurrido en 2019, se están realizando con cautela luego de que el default comercial de la nación asiática obligara en algunas situaciones a renegociar contratos y asumir pérdidas económicas.

Fuente: Valor Soja y Valor Carne

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.