Cierra Noviembre con posibilidad de lluvias importantes que entusiasman a productores

Las lluvias esperadas tendrían una cobertura geográfica notable y más homogénea, incluyendo a sectores del oeste por segunda semana consecutiva. ¿Puede sufrir Argentina olas de calor como las que están desarrollándose en Brasil? ¿Cómo sigue el “Niño” para la gruesa?

Las lluvias esperadas tendrían una cobertura geográfica notable y más homogéneaincluyendo a sectores del oeste por segunda semana consecutiva. ¿Puede sufrir Argentina olas de calor como las que están desarrollándose en Brasil? ¿Cómo sigue el “Niño” para la gruesa?

Termina una y arranca otra

Mientras terminan de desplazarse las tormentas que este fin de semana alcanzaron al norte del país, hay nuevos pronósticos de lluvias para Argentina entre el martes 28 y el jueves 30 de noviembre.

Entre el 26 y 27 de noviembre, las provincias de Santiago del Estero, Chaco, y Formosa recibieron acumulados  que van de 10 a más 100 mm. El gradiente de las descargas ha sido contundente: privilegió claramente al este, dejando en Oberá acumulados que incluso han superado los 100 milímetros. 

Noviembre termina con una nueva posibilidad de lluvias: hay pronósticos importantes para la región pampeana. Las lluvias esperadas tendrían una cobertura geográfica notable y más homogéneaincluyendo a sectores del oeste por segunda semana consecutiva.  

La vuelta de las lluvias importantes en Argentina comenzó en los últimos días de octubre. Las tormentas han ido ganando cobertura y frecuencia durante noviembre, sobre todo en el sector este. No así en el oeste, por lo que comentábamos 15 días atrás que “NOA, norte de La Pampa, norte de Córdoba, Santiago del Estero y este del Chaco aún no logran revertir el estado de sequía junto con buena parte del oeste bonaerense”.

La semana pasada, el patrón de lluvias comenzó a desplegarse en el oeste, sobre todo en el norte del país: “hubo dos eventos muy significativos que en siete días dejaron acumulados que llegaron a superar los 100 milímetros. El norte de Córdoba, centro y norte de Santa Fe y de Entre Ríos recibieron los mayores registros: 40 a 110 milímetros”.

La cuarta semana de noviembre parece reafirmar un “Niño” que empieza a llegar a las zonas más postergadas por años de sequía con este nuevo pronóstico. El SO bonaerense comenzaría a recibir lluvias, como así también la franja oeste de la provincia de Buenos Aires. De todas maneras, es el NE bonaerense la zona señalada con mayores probabilidades de acumulados importantes.

También hay buenas posibilidades de lluvias importantes para Córdoba que eventualmente podrían extenderse a  San Luis.

Santa Fe recibiría lluvias; las zonas del sur y el norte serían las más beneficiadas.

Santiago del Estero está en el camino del evento pero los volúmenes que reciba siguen siendo una incógnita

Con este nuevo de volumen de lluvias que recibirá Argentina, se espera que las reservas de agua en los suelos de la región pampeana sigan mejorando. De esta manera, se reafirma el horizonte productivo de 50 Mt de soja contra los 20 Mt del ciclo 2022/23 y de 56 Mt de maíz (vs 36 Mt de la campaña pasada).

¿Puede sufrir Argentina olas de calor como las que están desarrollándose en Brasil?

El (océano) Atlántico está con temperaturas muy calientes a la altura de Brasil. Esta condición está potenciando los efectos del “Niño” en el sudeste brasileño. Pero al estar muy frío a la altura de Argentina, contribuye a la circulación de aire más fresco desde el sur que morigera las temperaturas en el centro del país. Este es el motivo por el cual hasta el momento las máximas temperaturas diarias no se hayan ajustado a los valores típicos de noviembre. Por otro lado, las mínimas diarias están siendo incluso menores a las históricas para este momento del año. La circulación del Atlántico está siendo un gran moderador, pero esto no va extenderse demasiado. La circulación de aire frío va perdiendo su intensidad a medida que nos acercamos al verano. Por eso, es muy probable que Argentina también sufra más adelante olas de calor significativas”, explica el consultor Alfredo Elorriaga.

Y que pasa con el Pacífico: ¿cómo sigue el “Niño” en Argentina?

Los modelos de pronóstico de escala planetaria siguen mostrando valores de calentamiento  superficial en el Pacifico Ecuatorial Central. El ultimo índice ONI publicado por la NOAA muestra una anomalía de 1,5ºC como promedio dinámico trimestral (ASO). Hubo un calentamiento respecto del mes pasado, coincidiendo con las últimas proyecciones publicadas a fines de octubre. Sin cambios, se está cumpliendo lo dicho: “Finalmente, el Niño no será Fuerte sino Moderado pero durará más que lo previsto”.

Las condiciones son consistentes con la continuidad de un Niño moderado. Es notorio el marcado calentamiento en las costas de Perú y Ecuador, dando lugar a lo que se denomina “Niño costero”. Esto para Brasil tiene influencias. Pero para Argentina, lo importante es lo que marcan los índice mensuales de anomalía, los cuáles no han sufrido cambios respecto a lo proyectado. Durante los próximos 3 meses, Argentina seguirá con un Niño de intensidad moderada. Esto sigue siendo una excelente noticia para un país que está dejando atrás los efectos de la peor sequía de la agricultura moderna.  

Fuente: GEA: Guía Estratégica para el Agro. BCR