Córdoba: solo 5 departamentos de 17 tendrían rentabilidad positiva con retenciones del 33%

De aplicarse la alícuota del 33%, la rentabilidad del productor promedio de la provincia de Córdoba disminuiría del 3,5% al 0,5% en dólares para el planteo de soja de primera.

 

“La rentabilidad para el productor disminuiría significativamente en toda la provincia de Córdoba”, advierte la Bolsa de Cereales provincial (BCCBA) frente a un posible aumento de retenciones al 33% para la soja.

Desde la entidad cordobesa advierten que se duplicaría la cantidad de departamentos con rentabilidad negativa: “A nivel provincial, de los ingresos totales que genera el cultivo, la ganancia del productor pasaría del 2% al 0% y los impuestos se incrementarían del 34% al 36%”, destacan.

De aplicarse la alícuota del 33%, la rentabilidad del productor promedio de la provincia de Córdoba disminuiría del 3,5% al 0,5% en dólares para el planteo de soja de primera y del 5,2% al 3,1% para el planteo de trigo con soja de segunda.

“La rentabilidad de este último planteo (trigo/soja de segunda) sería mayor que el primero, debido a que los ingresos generados por el cereal ya proporcionan un colchón a los productores para amortiguar el impacto del aumento en los derechos de exportación de la soja“, explican desde la BCCBA.

 
A nivel departamental y bajo las condiciones actuales, siete departamentos de la provincia de Córdoba presentan rentabilidad promedio negativa para el cultivo de soja de primera.

Entre estos se encuentra Marcos Juárez que, a pesar de tener las tierras más fértiles, tiene un costo de arrendamiento muy superior al de los demás departamentos y, con un rendimiento esperado de 39 quintales de soja por hectárea, no alcanzaría a cubrir sus costos. Ante una modificación de los derechos de exportación al 33%, únicamente 5 departamentos quedarían con rentabilidad positiva.

Con respecto al planteo combinado de trigo y soja de segunda, y bajo las condiciones actuales, nueve departamentos de Córdoba presentan rentabilidad promedio negativa. Para este caso, con la suba de los derechos de exportación, Totoral también pasaría a formar parte de este grupo.

Ingresos de la agricultura

Las siguientes imágenes de la Bolsa de Cereales de Córdoba muestran cómo se modifica la distribución de los ingresos de los cultivos.

 

Cabe destacar que, a diferencia de los indicadores presentados anteriormente, la “Ganancia del productor” no es la rentabilidad sobre el capital invertido en la actividad, sino que se refiere a la parte del ingreso que queda en manos del productor.

A modo de ejemplo, si la producción de un campo es de 100 toneladas y el precio de exportación de la soja es de US$  330, se generarían ingresos por un total de US$ 33.000. Pero ¿cómo se distribuyen estos ingresos? Según las imágenes que se muestran a continuación, y con el esquema del 30% de derechos de exportación, de los US$ 33.000 que genera el cultivo, US$ 21.120 se utilizarían para pagar los costos de producción (64%), US$ 11.220 para pagar los impuestos (34%) y US$ 660 sería la ganancia del productor (2%).

Si en cambio los derechos de exportación de la soja suben al 33%, de los US$ 33.000 que genera el cultivo, la ganancia del productor seria de US$ 66 (0,2%) y los impuestos subirían a US$ 11.814 (36%).

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.