Dato insólito: parte de la Soja de primera se sembrará en Diciembre

20

Las sembradoras trabajaron de día y noche: se sembraron 1,2 M de ha en 7 días. La siembra se cortó
el jueves 24 por la falta de humedad. Ya hay muerte de plántulas por sequía entre Baradero y Alsina.

Inédito: un millón de ha de soja de 1ra se sembrarán en diciembre

30 kilos por hectárea es lo que se pierde por cada día de atraso en siembras de soja de primera a partir de
diciembre. Por eso y porque hay una incertidumbre total respecto al clima las sembradoras estuvieron
trabajando de día y noche: en 7 días se sembraron 1,2 M ha de soja de primera. Se va al pulso de cada tormenta
o de cada chaparrón que suma algún milímetro. La región concretó el 75% de avance. Gran parte del progreso fue
en el centro sur de Santa Fe, pero con el agua justa, “no sobra nada”, advierten. También el sudeste cordobés
también está completando el hectareaje intencionado de soja de primera. El sur de Santa Fe lleva sembrado el 65%
del área y es el área dónde noviembre dejó con menos agua: llovió menos de 30 mm. El norte de Buenos Aires
plantó solo el 50% de la soja de primera. Pero hay grandes diferencias de avance según la disponibilidad de agua del
suelo. En Colon restan pocos lotes por terminar, mientras que hacia el este, como en Baradero y San Pedro, la falta de agua frenó la siembra en el 25%.

Siembra desesperada: “sobre seco”, con una incerteza total y con muerte de plántulas por sequía
«La soja de primera está en un 90% sembrada. Hemos sembrado mucho, pero si me preguntas: ¿en buenas
condiciones? Y… no sé. Fuimos aprovechando todas esas lluviecitas de 10 a 15 mm. Llueve unos milímetros
y la gente se anima a sembrar. Hay de todo, siembras buenas, regulares y sobre seco. Hay que evaluar en
unos días que logrará nacer de estos lotes y como seguirán. La situación es muy difícil en la zona”, explican
los ingenieros de Colón. Hacia Alsina, donde la última lluvia importante fue de 20 mm, los ingenieros están
viendo “mortandad de plántulas por falta de agua y por altas temperaturas”. Y sigue igual, se esperan altas
temperaturas en los próximos días y no hay pronósticos de lluvias importantes para la próxima semana y la que
sigue. Si esto se cumple puede haber daños gravísimos en el cultivo.

En noviembre llovió solo el 44% de la media histórica

Llovió en fin de semana anterior, hubo núcleos destacados sobre la provincia de Córdoba que
superaron los 30 mm (Bengolea y Hernando con 36,4 mm y 36,2 mm respectivamente). En el resto de la región
los acumulados no alcanzaron los 10 mm. De esta manera noviembre está terminando con 44 mm de
promedio para la región, cuando el histórico mensual es de 110 a 130 mm. El sur santafesino, parte del centro
sur de Santa Fe y el corredor del extremo NE bonaerense siquiera acumularon 30 mm en todo el
mes.

Las temperaturas fueron muy elevadas en los últimos 7 días de la región, en promedio estuvieron entre 35ºC y
38ºC. En Noetinger se midió una máxima de 40,5ºC. La situación es muy grave, estamos entrando en un
periodo muy demandante: solo para compensar las pérdidas de evapotranspiración teniendo en cuenta la
necesidad de una pradera permanente se necesitan alrededor de 5 mm diarios en el suelo (cálculo según
Penman). Si los cálculos se hacen teniendo en cuenta los valores de temperaturas y la de radiación solar de estos
días (según Hartmann) son 7 mm diarios.

¿Cuándo va a cambiar este patrón de falta de agua?

La situación es angustiosa, la palabra miedo se escucha en todas las conversaciones con técnicos y productores
al hablar de las siembras de soja de primera y en especial de soja de segunda y maíz tardío. En Rosario,
los ingenieros al ultimátum que le está planteando el clima a la región núcleo lo expresan así: “si en diciembre no
llueven 100 mm, la situación se va a poner muy grave para todos los cultivos del área”. El consultor Elorriaga
responde: “puede haber eventos extraordinarios, tal como lo que pasó con los 90 mm que recibió
Pergamino. Pero no es un cambio de tendencia, es un evento. Lamentablemente, es probable que
próximamente se verifique un mayor enfriamiento en Pacífico. Cambios en la condiciones globales no
aparecen a la vista”. Y a lo que respecto a diciembre, la media para la región está entre 120 a 160 mm. “Vamos a
quedar bastante por debajo si seguimos como hasta ahora. La situación que plantea el clima a los cultivos es realmente muy compleja este año”, responde el especialista.
El 20% de la cosecha de trigo confirma que será el rinde más bajo de los últimos 10 años.
El avance sobre 180.000 ha del cereal arroja un promedio de rinde de 15 qq/ha. Está en un 40% por
debajo de la media histórica de las ultimas 10 campañas.
Con esta productividad y con 400.000 ha perdidas la producción rondará las 1,3 M tn, unas 5,8 M tn menos que la campaña pasada

¿Cómo es el avance dentro de la región?

Donde más se avanzó es en el centro y sur santafecino con un 35% de avance. En Cañada Rosquin tienen un 80%
cosechado y están obteniendo un rinde promedio de 13 qq/ha, con lotes que se han perdido hasta cuadros en los
que se han cosechado 32 qq/ha. A pocos kilómetros en Carlos Pellegrini recién están empezando con un 5% de
avance y el rinde medio es de 16 qq/ha con techos de 25 qq/ha y pisos de 8 qq/ha, pero son optimistas: “se ven
lotes que pueden llegar a superar esos valores”. En El Trébol llevan trillado el 2% de los cuadros y van
confirmando un mejor panorama que los anteriores: 35 qq/ha promedio con pisos de 20 qq/ha y techos de 45
qq/ha. Pero en Bigand la situación vuelve a empeorar con 10 qq/ha promedio y un avance del 40%. En Teodelina En
el noreste bonaerense llevan un avance similar con un 33% cosechado y un rinde medio que se ubica en los 12 qq/ha
con techos de 20 qq/ha y pisos de 4 qq/ha: desde Colon recalcan que la mitad de la superficie triguera del área
se ha perdido; los rindes medios se ubican entre 2 a 10 qq/ha. “Se perdió casi todo lo que se sembró”, dicen en
Teodelina. En Villa Cañas están cosechando lotes con resultados que van de 6 a 15 qq/ha. En el noroeste
bonaerense no largaron aun y en el sudeste cordobés recién están comenzando a probar con los lotes de trigos
afectados por las heladas.

Fuente: GEA. Guía Estratégica para el Agro. BCR