Harina de Soja: Según Macri, China está interesada en comprar a nuestro país

También el Presidente se mostró entusiasmado con apoyar los esfuerzos por reafirmar la exportación de biodiésel a Europa.

Para Macri, existe interés de China por harina de Soja de nuestro país

Durante el primer encuentro de la Mesa de la Soja se acordó revisar la distorsión generada en la estructura de los derechos de exportación y también el Primer Magistrado anunció que ayer funcionarios de su gobierno mantuvieron una reunión con autoridades del gobierno de China, quienes le expresaron el interés en importar harina de soja de la Argentina por primera vez.

El temario, desarrollado por solo 40 personas entre funcionarios y directivos empresarios, abordó quince temas, entre los que destacan los de productividad, mercado interno, mercado externo y logística.

En relación con al interés de China por importar harina de soja de la Argentina por primera vez en la historia, anunciada por el Presidente de la Nación, fuentes del sector señalaron que se evaluó realizar una nueva misión al país asiático para terminar de acceder a ese mercado y poder proveerles una parte de los 70 millones de toneladas de ese producto que importa por año. Esa perspectiva podría, asimismo, compensar el déficit comercial de 8 mil millones de dólares que hoy tiene la Argentina con China.

Además los presentes destacaron el compromiso del Gobierno de evaluar los impactos fiscales con los ministros correspondientes del gabinete nacional de reducir de $ 4 a $ 3 el adicional en los derechos de exportación que pesa sobre el aceite y la harina de soja solamente.

“Estamos entusiasmados con el hecho de que el Presidente de la Nación tomó nota del tema porque entiende que hay una distorsión impositiva y abrió la perspectiva de analizar con los ministros una solución que nos permita recuperar el espacio perdido en materia de exportación con valor agregado,” dijo Gustavo Idígoras, presidente de CIARA y CEC.  

Durante el encuentro, los portavoces sectoriales enfatizaron que, como consecuencia de la combinación de las medidas aplicadas, en la campaña que finaliza (2018/19) se calcula un menor ingreso de divisas de 1.600 millones de dólares por la menor exportación de aceite y harina de soja, mientras que para la nueva compaña (2019/20) se proyectaba una reducción en el ingreso de divisas por 2.700 millones de dólares.

Esta situación afecta también al mercado interno dado que la disminuida industrialización de la soja perjudica a los más de 77 mil productores que en todo el país cultivan la oleaginosa ya que provoca pérdida de precio (decrece el rol de la industria como el primer comprador de soja en la Argentina), también los expone a mayores exigencias de calidad en el grano por el principal importador (China), lo que no ocurre con la industria; y adicionalmente ya no pueden colocar el grano de soja fuera de la temporada de cosecha.

Fuewnte: Agrofy News

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.