Innovación. Producen placas para revestimientos, pisos y muebles con cáscaras de maní

La iniciativa es una forma de agregar valor a la producción

La empresa agropecuaria Maglione Hermanos, ubicada en Las Junturas, a 120 kilómetros de la ciudad de Córdoba en plena «pampa manicera», se asoció con la investigadora del Conicet Mariana Gatani -en el marco de un proceso de vinculación entre ciencia y técnica y sector productivo- y producen placas para revestimientos, pisos, cielo rasos y muebles con cáscaras de maní.

La relación ya lleva varios años y desde hace un tiempo producen a una escala media. El objetivo es conseguir financiamiento para completar el proyecto y seguir ganando volumen. «Es la pata que necesitamos; tenemos el respaldo de la empresa, el trabajo científico y necesitaríamos que se sume un inversor», explicó Gatani.

La empresa se interesó en el desarrollo de la investigadora cuando ella preparaba su doctorado en Ciencias del Diseño. Las cáscaras de maní -que habitualmente eran desecho de las compañías- es el insumo principal de las placas, que son semejantes a las de aglomerado de madera, pero alrededor de 20% más baratos.

 
Las placas de la empresa son semejantes a las de aglomerado de madera, pero alrededor de 20% más baratos
Las placas de la empresa son semejantes a las de aglomerado de madera, pero alrededor de 20% más baratos

«Se fabrican en la misma planta, cero huella de carbono; usamos un adhesivo libre de compuestos orgánicos volátiles (a diferencia de las de madera) -describe Gatani-. No solo es un buen ejemplo de que el sistema científico se acerca a la producción, sino una gran oportunidad para generar empleo».

Para una placa de 60 centímetros por 60 centímetros se usan unos cuatro kilos de cáscaras; el producto es muy compacto. «Se logra con presión y temperatura y con una mínima cantidad de ligantes; además tiene el valor agregado de las condiciones estéticas», apuntó la investigadora.

El sistema de financiamiento provincial y nacional para proyectos de este tipo impide la comercialización de los productos, por lo que el uso es a partir de acuerdos. Por ejemplo, las placas se usaron en una cooperativa de viviendas de Villa María y en la propia Municipalidad de esa ciudad.

Las placas tienen buenas propiedades de aislación térmica y un índice de conductividad que las hace aptas para revestimiento de muros internos, tabiques y también cielo raso. Las cáscaras no se trituran; se aplastan y por eso estéticamente dan colores ocre, marrón y amarillo. Córdoba produce el 95% del maní de la Argentina y exporta alrededor del 90%.

 
Las cáscaras no se trituran; se aplastan y por eso estéticamente dan colores ocre, marrón y amarillo
Las cáscaras no se trituran; se aplastan y por eso estéticamente dan colores ocre, marrón y amarillo

Fuente: La Nación / Campo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.