La Dominga sigue su apuesta a la excelencia en genética Braford

La Cabaña de Alejandro Lauret en Ischilín sigue con su prioridad en genética, buscada por países de sudamérica.

Un grupo de empresarios vinculados al desarrollo genético proveniente de Uruguay visitó esta semana el establecimiento La Dominga, en el departmento Ischilín, pleno norte cordobés. Los interesados tomaron contacto con Alejandro Lauret, responsable del emprendimiento ganadero, para ver el modelo productivo de la cabaña que apunta al desarrollo genético de la raza Braford, «una de las que mejores se adapta» al clima y las condiciones», según explica el propietario de La Dominga. Los extranjeros quieren llevar el «sistema» productivo a su país y eso es motivo de orgullo para Lauret.

La Dominga se encuentra en la zona conocida como Ischilín Viejo, a 63 km al Norte de la Ciudad de Jesús María. Es un emprendimiento netamente ganadero pero enfocado en la genética Braford. En la actualidad trabajan con 50 a 55 donantes hembras de familias probadas en lo genético y unos 110 machos, terneros, hembras, vaquillonas y vacas destinadas a la venta y exposiciones. El campo tiene base forrajera con la implantación de panicum coloratum y la producción de semillas de esta pastura. En el mismo campo trabajan en la producción de rollos para el alimento de los animales. La cabaña, tiene en los últimos años logros muy importantes que los ha ubuado en la consideración mundial: Midas, el Toro Gran Campeón de Palermo, que luego resultó ser declarado Campeón Mundial Braford en Estados Unidos. MundoAgroCba visitó la cabaña donde se preparan los animales que asistirán a la Nacional Braford a concretarse en Corrientes.

«Nuestro trabajo no tiene descanso», asegura Alejandro Lauret a MundoAgroCba. «Estamos preparando con Fernando Céliz los animales con vistas a la Nacional y ya estamos ansiosos. Los toros necesitan de un mantenimiento en su condición física, los aplomos y su perfil de reproductor. La Braford será el 27 de Mayo en Corrientes y necesitamos tener un camino recorrido con este trabajo» aseguró.

Consultado sobre el motivo de la elección de la raza Braford, Lauret es contundente: «La Braford es la mejor raza sintética que se adapta a todo tipo de condición. Lo comprobé, hace algunos años, en Santo Domingo, en Recreo, en Catamarca. La temperaturas llegaban a los 56 o 58 grados. No me lo contaron. Lo comprobé y ahí pude ver como se adaptaban a las condiciones mas rigurosas».

-¿Que debe expresar un Braford que sea de excelencia en genética?

«Debe tener su principal condición: que sea carnicera, funcionales, con buen desplazamiento. En machos, que exprese su condición reproductiva con una muy buena circunferencia escrotal, que sus líneas inferiores sean buenas y que los animales estén adaptados a campo y no tengan problemas».

UN VERDADERO CENTRO GENÉTICO A CAMPO

La Dominga viene de obtener títulos muy importantes en las principales exposiciones ganaderas en los últimos años. El Toro Midas fue una gran noticia en Palermo, como el reservado Gran Campeón que la Dominga obtuvo el año pasado también en Palermo.

«Trabajamos con un núcleo genético de unas 50 o 55 donantes, todos provienen de una selección genética que venimos haciendo desde el año 2005. Los animales son seleccionados por selección y progenie. Hoy estamos produciendo fertiliación in vitro con ese plantel. De ahí aparecen los embriones que colocamos desde diversos convenios firmados con centros genéticos o ganaderos de diversos puntos del país. De ahí provienen los terneros de nuestro núcleo genético y que posteriormente son criados y desarrollados en nuestro campo de Ischilín. Comercializamos animales en pie ofreciendo hembras que son dadoras de embriones y de esa forma nos posicionamos en el mercado con genética para cabañeros y también para ganaderos que buscan la excelencia y la mejora en la calidad. También los machos aportan genética importante. En los últimos dos años y medio hemos ubicado unos 14 a 15 toros en los principales centros genéticos del país y sudamérica, aportando nuestro trabajo al desarrollo ganadero en el Mercosur», apunta Lauret.

«Además de los criterios de selección que anteriormente mencionaba, dijo Lauret, «también tenemos otros caracteres de selección, como Dep (Diferencia Esperada de Progenie), peso de nacimiento, peso de destete, peson final y fertilidad. Apuntamos a mejorar la genética y al cuidao de cada detalle», señaló.

Sobre el final, el propietario de Cabaña La Dominga destaca que los títulos en exposiciones y la excelente tarea en genética viene abriendo puertas para un trabajo cada vez más demandado: «Estamos realizando ventas permanentes en Uruguay, Brasil, Paraguay y Ecuador. Esta tarea, que no tiene descanso, es resultado del esfuerzo que realiza el equipo: Lorena, mi familia, Fernando Céliz, Marcio, Emanuel y Franco. Todos estamos con la camiseta puesta esperando poder llevar la genética con el rótulo de La Dominga donde sea, siempre pensando en la excelencia».

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.