PESE A LA BAJA EN LA SOJA, EL PRODUCTOR OPTA POR RETENER.

Análisis de Dante Romano (*) para ÁmbitoFinanciero.

A pesar de la caída de la oleaginosa en Chicago la semana pasada, la reticencia local a vender hizo que el precio de la soja se sostuviera por nuestras latitudes.

Con pronósticos benignos para el cierre del período donde la soja es susceptible de enfrentar problemas climáticos, y un reporte del USDA (Departamento de Agricultura de EE.UU.) que mostró más oferta y un consumo sin despegar, los precios de la oleaginosa sufrieron una baja adicional en el mercado de Chicago durante la semana pasada. Sin embargo, la reticencia local a vender hizo que el precio de la soja se sostuviera por nuestras latitudes.

Se repite así el despegue del precio argentino contra Chicago que se vio el año pasado. Esto ocurre porque los procesadores tienen que alimentar una capacidad de molienda enorme, y cuentan con interés de los compradores, que les permite generar esos precios.

El problema es que aun cuando los precios ofrecidos llegan a niveles que disparan operaciones, las ventas que se generan no son tan significativas como se esperaría. Esto porque el gran temor del productor es la devaluación. Pero para evitar exponerse a ésta se opta por retener soja, y se pasa por alto el detalle de que cuando llegue la soja norteamericana en noviembre, el mundo no estará tan dispuesto a pagar sobreprecios por la mercadería argentina. Así, gran parte del mayor precio en pesos que se lograría por un tipo de cambio más alto podría perderse por un valor en dólares por tonelada más bajo. Esto es lo que reflejan los valores a noviembre que están casi en el mismo nivel que el valor presente.

033

En maíz, si bien el USDA reportó más producción al incrementar los rendimientos, la variación no fue tan fuerte como se esperaba, y además también se incrementó el consumo esperado, haciendo que los stocks crecieran menos que lo temido por los analistas. Esto se vio con buenos ojos, permitiendo así que el precio mejorara marginalmente en el exterior, y localmente no siguiera cayendo.

Es importante destacar que a diferencia de soja, donde se nota retención, y más fuerte cuando los precios bajan, en el caso del maíz lo que se ve son ventas crecientes independientemente de la caída de precios. El ritmo de venta sigue más bien aquí el ritmo de trilla.

Un problema serio en el mercado disponible de maíz es que los exportadores grandes han alcanzado el techo de los cupos de exportación que tenían, por lo que son muy reticentes a seguir comprando.

5270082f74825_648_335!

Los exportadores chicos, en tanto, ven márgenes negativos para vender al exterior, lo que los frena al pensar en cerrar negocios. Hubo varios comentarios de que ante esta situación podría repartirse el tonelaje reservado para los exportadores chicos entre los grandes, con el compromiso de generar venta, pago de derechos de exportación e ingreso de divisas rápidos. Y de hecho esto es fundamental, porque si nos demorarnos en exportar, la oferta argentina se juntará con la cosecha récord de EE.UU. y allí estaremos en problemas reales.

En lo que hace al trigo, finalmente el conflicto entre Rusia / Ucrania no está teniendo impacto en el flujo de granos desde el Mar Negro hasta el norte de África, y esto hizo que las cotizaciones se desinflaran en el mercado internacional.

Localmente ya se palpa la llegada de los trigos del norte, y esto trae calma al mercado local, que se va desinflando con valores que se aproximan a los u$s 175 y u$s 180 por tonelada de cosecha nueva. Pasando ésta, el exceso de lluvias en la franja este está haciendo caer la intención de siembra. Al mismo tiempo también se reportan problemas para Uruguay y el sur de Brasil; sumándole a esto algunas heladas de esta semana, las necesidades de importación serán mayores. Por ello vemos precios FOB que justificarían un rango de u$s 190 y u$s 200 por tonelada. Sin embargo al no haber Roe Verde anunciados, ni FOB Índice que permita pagar derechos de exportación sobre el precio de trigo nuevo, los valores reales distan bastante de los teóricos, y eso no se solucionará hasta que tengamos anuncios oficiales.
Por Dante Romano* | Ambito Financiero – 18-08-2014
(*) Profesor e investigador del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.