Presentan un diplomado en gestión de riesgo biológico

El INTA es el primer organismo nacional en organizar una capacitación sobre el riesgo biológico asociado a la manipulación de determinados microorganismos, producción de biológicos o plantas transgénicas. Está estructurado en siete cursos virtuales y un trabajo final, dura 8 meses y comienza el 29 de abril. Un aporte estratégico para el actual contexto sanitario de pandemia.

El INTA, junto con el IRAM, organizó una diplomatura en gestión de riesgo biológico destinada a profesionales de los sectores productivos, investigación y salud. La capacitación abordará el riesgo biológico asociado a la manipulación de determinados microorganismos, producción de biológicos o plantas transgénicas, temáticas clave de agenda en un contexto de pandemia.

Para Martín Irurueta –director nacional asistente en investigación, desarrollo y planificación del INTA–, “el diplomado cubre un área de vacancia en la formación y capacitación del personal estratégico a la luz de la pandemia”.

En esta línea, no dudó en señalar que la formación en materia de bioseguridad y riesgo biológico resulta “central y oportuno” en el contexto sanitario que atravesamos y en línea con la formalización de la norma IRAM-ISO 35001:2020 de Gestión del Riesgo Biológico para Laboratorios y Otras Entidades Relacionadas.

Nicolás Eliçabev –director general de IRAM– fue más allá y consideró “fundamental” aportar su conocimiento y experiencia en materia de normalización y formación para desarrollar, junto con el INTA, un programa de capacitación en materia de gestión del riesgo biológico en las organizaciones que manipulan materiales biológicos.

“La confianza es un aspecto vital para los sectores alcanzados por la norma IRAM-ISO 35001:2020”, puntualizó Eliçabev, al tiempo que señaló que “Hoy en día, invertir en la formación del capital humano es primordial para el crecimiento de toda organización. Y sobre todo, para el desarrollo profesional”.

De acuerdo con Karina Trono –directora del Instituto de Virología del Centro de Investigación en Ciencias Veterinarias y Agronómicas del INTA–, “es un momento muy oportuno para comenzar el proyecto educativo debido a 3 razones recurrentes: la nueva normativa IRAM-ISO de aplicación reciente, los nuevos manuales de bioseguridad de la OMS y CDC y la pandemia de SARS-CoV2”.

Para Trono, “es un momento muy oportuno para comenzar el proyecto educativo”.

Para Juan Manuel Schammas, especialista y responsable de bioseguridad en INTA y coordinador de contenidos de la iniciativa educativa, “esta combinación hace necesaria la revisión de los sistemas de gestión de riesgo biológico en las organizaciones junto a la oferta de una propuesta de formación ad hoc”.

Por su parte, Ana Sonsino –responsable del área de educación y TIC de la Dirección General de Sistemas de Información, Comunicación y Procesos del INTA– aseguró: “Ofrecer capacitación y conocimiento en Gestión de Riesgo Biológico al sector público y privado nos posiciona como agentes de formación y transformación social en el actual contexto”.

Schammas: “Es necesaria la revisión de los sistemas de gestión de riesgo biológico en las organizaciones junto a la oferta de una propuesta de formación ad hoc”.

Capacitarse en gestión de riesgo biológico, una decisión clave

Estructurada en siete cursos virtuales y un trabajo final, la diplomatura comenzará el próximo 29 de abril y estará disponible en la plataforma del proyecto educativo Procadis. Esta actividad de formación es arancelada y tiene una duración de 8 meses. Durante este tiempo, se abordarán diversas áreas de interés entre las que se destacan los sistemas de gestión de riesgo biológico en la producción animal, en la salud pública y hospitales, en la producción vegetal y OGMs, en la producción de biológicos.

También se compartirán conocimientos sobre la contención primaria: equipos de laboratorio, desinfectantes y validaciones, así como la contención secundaria: infraestructura, sistemas de descontaminación de sólidos, sistemas de tratamiento de aire y efluentes.

La evaluación se realizará a partir de los trabajos presentados de manera individual y/o grupal solicitados en cada uno de los cursos que componen el diplomado, como así también la participación en los espacios de intercambio virtuales. Cada módulo concluirá con el desarrollo de un producto final en relación con las temáticas abordadas.

El Diplomado aplica a personas de diferentes tipos de organizaciones: públicas y privadas; sanatorios, laboratorios de hospitales, laboratorios de docencia universitaria, laboratorios de investigación y desarrollo. Así como, biobancos, producción de medicamentos y de dispositivos médicos para uso diagnóstico in vitro y, también, a otras organizaciones relacionadas, tales como, transportistas de material biológico.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.