Anticipan probables precipitaciones en la región centro

Se prevé que las condiciones de tiempo estable se mantengan hasta el martes.

Actualmente la estabilidad sigue muy instalada. El sol permitirá el crecimiento de las temperaturas máximas, las cuales también serán ayudadas a subir con el cambio de circulación. Se destaca el paso del frente hacia territorio brasileño, hacia donde también avanzó el aire frío.

Sólo sobre el extremo sur del país se observa actividad que puede generar precipitaciones. Además, se prevé que las condiciones de buen tiempo se mantengan hasta el martes. En este sentido, las próximas jornadas se presentarán estables, soleadas y con crecimiento de las marcas térmicas.

Para el lunes el aumento de humedad será más notorio y se alcanzará una jornada con tiempo más inestable. Para entonces, las lluvias deberían observarse sobre gran parte de la provincia de Buenos Aires, posiblemente con mejor provisión de agua sobre el noreste provincial, donde puede llegar a los treinta milímetros.

El miércoles la actividad tomaría el centro sur de Santa Fe y buena parte de Entre Ríos. Por lo pronto sobre este sector las expectativas se ubican en promedios cercanos a los quince milímetros.

Luego de las lluvias reaparece el frío, aunque sin el rigor de las bajas marcas actuales. No se prevén lluvias sobre la franja mediterránea.

Desde el 20 al 26 de agosto, se producirá una entrada de vientos polares, con heladas localizadas y generales en la mayor parte del área agrícola, pudiendo llegar hasta el norte argentino y gran parte del Paraguay. Por su parte, los vientos del trópico avanzarán hasta el sur del área agrícola, causando temperaturas máximas sobre la media en la mayor parte de su extensión. Las precipitaciones serán escasas en la mayor parte del área agrícola, a excepción de algunos focos de registros moderados sobre el sudoeste de la Región Pampeana, Uruguay y el norte de Paraguay.

Desde el 27 de agosto al 2 de setiembre, en la segunda etapa de la perspectiva, se producirá una fuerte entrada de vientos polares, con riesgo de heladas sobre gran parte del área agrícola hasta el oeste del NOA, pero llegando con poco vigor al NEA y Paraguay. Al comienzo de la segunda etapa de la perspectiva, los vientos del trópico retornarán con moderado vigor, avanzando sobre el norte y el centro del área agrícola. De esta manera provocará máximas por encima de lo normal, pero sin alcanzar al sur, que se mantendrá bajo el dominio de los vientos polares. Las precipitaciones se producirán unos días antes de la festividad de Santa Rosa, y se concentrarán sobre el NEA, la Mesopotamia, el este del Paraguay y el norte del Uruguay, dejando a gran parte del centro y el oeste de la Argentina con registros escasos.

Fuente: Agrofy news.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.