BCCBA: Avanza la cosecha de Soja y Maíz con resultados satisfactorios

El Informe elaborado por el Departamento de Economía muestra interesantes datos relacionados a Mercados Agrícolas.

SOJA

De acuerdo con el Ministerio de Agricultura y Pesa de la Nación, la cosecha de soja avanza fuertemente en el país, con un avance del 83% sobre el área apta, diez puntos porcentuales por encima del promedio. La producción para la campaña 2019/20, tomando como referencia distintos organismos públicos y privados, se estima en promedio en 50 millones de toneladas. Este valor representa 5,3 millones de toneladas menos que el ciclo previo.

En el plano comercial, la industria de procesamiento y el sector exportador llevan adquiridas 21,4 millones de toneladas, 3,7 millones de toneladas más que la campaña previa y 2,4 millones de toneladas por encima del promedio de las últimas cinco campañas. En términos de producción, las mismas representan el 43% de los 50 millones de toneladas estimadas por el Ministerio de Agricultura de la Nación. A la fecha, las compras de los industriales alcanzan los 14,8 millones de toneladas, 1,6 millones de
toneladas por encima del promedio y uno de los valores más elevados los últimos años.

En Brasil, la cosecha de soja en los principales Estados productores ha prácticamente finalizado, con un rendimiento promedio de 32,67 quintales por hectárea, levemente por debajo de la estimación anterior, pero por encima de la media. De esta manera, la producción sería de 120,3 millones de toneladas, constituyéndose como el mayor valor en la historia. El USDA por su parte, estima una producción de 124 millones de toneladas.
Las exportaciones brasileras de la oleaginosa alcanzaron en abril los 16,3 millones de toneladas, un 73,4% por encima de igual mes del año previo. En el acumulado, las ventas externas superaron los 33 millones de toneladas, cuando el año anterior para igual período ese valor fue de 25,2 millones de toneladas. Se espera que las mismas se fortalezcan en los próximos meses y que el ciclo comercial termine con un récord de entre 75 y 77 millones de toneladas. El USDA, por su parte, es más optimista y estima exportaciones por 84 millones de toneladas. De cualquier manera, un mayor consumo doméstico y mayores ventas externas llevarían a una reducción en los stocks.
En Estados Unidos, las labores de siembra continúan avanzando a un excelente ritmo, alcanzando una cobertura del 53% sobre el área prevista, 15 puntos porcentuales por encima del promedio de los últimos cinco años. Según el Departamento de Agricultura de dicho país se sembrarían 33,51 millones de hectáreas, lo cual representa un incremento de 3,2 millones de hectáreas en relación con la campaña previa. Con un rinde proyectado en 33,5 quintales por hectárea, la producción sería de 112,26 millones
de toneladas, 15,5 millones de toneladas por encima de la campaña anterior. Sin embargo, al ser la primera estimación puede variar sustancialmente de acuerdo con el desarrollo del clima durante el ciclo del cultivo, lo cual generará impactos sobre los precios.

La producción mundial de soja para la nueva campaña presentaría una recuperación y sería récord como consecuencia de mayores cosechas en Estados Unidos, Argentina y Brasil. En este contexto, se proyecta un volumen de 362,8 millones de toneladas. Al mismo tiempo, el consumo también marcaría un récord con poco más de 361 millones de toneladas, al igual que las exportaciones que se encontrarían en torno a 162 millones de toneladas. De esta manera, se espera una reducción en los stocks finales al valor más bajo de las últimas cuatro campañas. La relación stocks/consumo volvería a caer, aunque todavía se ubicaría por encima del promedio histórico.

Las importaciones de China, principal demandante del poroto de soja a nivel global, marcarían un récord por un incremento en la demanda para molienda debido a un consumo doméstico récord. En este sentido, la demanda china vuelve a pisar fuerte en el mercado de la soja y a presionar sobre los precios de esta aún en un contexto de abundante oferta.

En Chicago, los fondos especulativos han vuelto a incrementar sus posiciones comprada, debido a los datos alentadores respecto a las compras por parte de China. Sin embargo, el mercado climático norteamericano comenzará a jugar más fuerte en los próximos meses incidiendo en los movimientos de los fondos.

MAÍZ

Al igual que en el caso de la soja, las condiciones climáticas en Sudamérica han permitido que la productividad por hectárea alcance niveles más que satisfactorios. En Brasil, de acuerdo con la CONAB, el maíz safrinha ha podido sembrarse adecuadamente y con buenas condiciones debido a la rápida cosecha de soja, lo cual permite estimar una producción total de maíz en torno a 102,4 millones de toneladas. Si bien el rendimiento promedio sería más bajo, la mayor área sembrada más que compensaría,
permitiendo lograr dicha cosecha.

En Argentina, la trilla del cereal viene desarrollándose a buen ritmo, con un avance del 46% sobre el área apta, y alcanzaría un total de 55,5 millones de toneladas, 500.000 toneladas por debajo del récord de la campaña previa, según el Ministerio de Agricultura de la Nación. Las estimaciones de organismos privados ubican la cosecha de Argentina en torno a los 50 millones de toneladas. En conjunto la producción de ambos países se situaría en torno a los 158 millones de toneladas, significando un
incremento del 1% frente al ciclo previo.
A nivel local, el sector exportador lleva compradas 24,9 millones de toneladas de maíz campaña, 8,7 millones de toneladas por encima del promedio de las últimas cinco campañas. En sólo dos meses y medio de comenzado el ciclo comercial, las ventas externas ya marcan un récord, demostrando el dinamismo del sector exportador y la demanda del cereal argentino.

En Estados Unidos, las buenas condiciones agrometeorológicas permiten que el avance de siembra 2020/21 sea superior a lo normal. A la fecha, se sembró el 80% del área total estimada en 36,26 millones de hectáreas, contra el 44% a igual fecha del año previo y el 71% promedio de las últimas cinco campañas. Con un rendimiento proyectado a nivel nacional en 112 quintales por hectárea, se alcanzaría una producción récord de 406,3 millones de toneladas. Respecto a la campaña anterior, implica un
crecimiento de más de 59 millones de toneladas. Por el lado de la demanda, el país norteamericano tendría una recuperación en el consumo doméstico que sería récord con cerca de 154 millones de toneladas, 9 millones de toneladas más que el ciclo previo, y exportaciones por 54,6 millones de toneladas, 10 millones más intercampaña. En la última semana, de acuerdo con datos de la Bolsa de Comercio de Chicago, la producción de etanol registra una recuperación luego de la caída abrupta ocasionada por lo
menores precios del petróleo y la menor demanda local por la caída en la actividad económica.

A nivel global, la producción de maíz para la campaña 2020/21 alcanzaría un total de 1.187 millones de toneladas, representando el valor más elevado de la historia. Los aumentos vendrían de la mano de los principales exportadores: Brasil, Estados Unidos y Ucrania. Argentina mantendría el nivel de producción de la campaña 2019/20. El consumo volvería a crecer, pero quedaría por debajo de la producción redundando en un incremento en los stocks finales y, por lo tanto, en una mayor relación stocks/consumo,
revirtiendo la caída que se observababa desde el ciclo 2016/17.

Fuente: Bolsa de Cereales de Córdoba

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.