Calculan 20,7 Mt en la primera estimación de trigo tras las recientes lluvias

23

Hasta hace unos días, los descuentos por la falta de agua se profundizaban, bajando el horizonte de producción triguera a 20,1 Mt. Las lluvias del 12 al 14 de agosto cambiaron de dirección la campaña. 

Trigo 2021/22:

Las lluvias volvieron en el momento justo, en medio del período crítico de la franja central de Argentina. Luego de las importantes tormentas de principios de
setiembre, no volvió a haber lluvias significativas hasta el reciente martes 12 de octubre. Hasta el lunes 11, la condición regular y mala alcanzaba a un millón de
hectáreas, la estimación sufría recortes y el resultado era de 20,1 Mt. El rumbo negativo de la campaña parecía profundizarse: los modelos de pronósticos coincidían en mostrar acumulados menores a los 10 mm para la franja central. Solo un modelo
daba la posibilidad de recibir más de 20 mm para las lluvias del 12 al 14 de octubre.
Finalmente, se cumplió el pronóstico de máxima: hubo acumulados de más de
50 mm en el centro y sur de Córdoba. El 55% del territorio cordobés acumuló entre 30 y 60 mm, como se observa en la imagen de lluvias hasta el 13/10. El 14 siguió
lloviendo: el centro sur santafesino terminó sumando entre 30 y 45 mm. El resto de Santa Fe junto al norte de Entre Ríos y Corrientes recibió de 20 a 30 mm. Solo
el norte de Buenos Aires acumuló más de 15 mm. Otro lugar destacado por la gran cantidad de agua que recibió fue Misiones. Oberá con los recientes 30 mm suma un acumulado de 200 mm para el mes de octubre. Marcada por la falta de agua y por oportunos pulsos que aparecen en los momentos justos, la primera
estimación de trigo para la campaña triguera 2021/22 muestra una producción de 20,7 Mt y un rinde nacional de 31,5 qq/ha. De esta manera, el ciclo estaría apenas por encima (1%) del escenario productivo de hace un mes: 20,5 Mt. Sin cambios en la superficie, con 6,9 M ha sembradas, el guarismo tiene en cuenta una superficie que no será cosechada de 320.000 ha.

Buenos Aires vuelve a ser cabeza de pelotón en las expectativas de rindes trigueros

El clima ha privilegiado a la provincia de Buenos Aires; comenzó con excelentes condiciones y las lluvias mes a mes han afianzado un escenario de alta
productividad, si bien las recientes lluvias han alcanzado solo al norte bonaerense. La provincia se perfila para superar un rinde de 37 qq/ha. En Córdoba, el trigo pasa
por un escenario mucho mejor que el del año pasado. Las recientes lluvias distancian a la provincia del desastre productivo que sufrió el año pasado, estimándose ahora
una media provincial de 30 qq/ha. Córdoba quedaría muy cerca de los casi 31 qq/ha que tuvo como promedio en los penúltimos 5 años (no se tiene en cuenta los 15 qq/ha de media provincial del año pasado). De todas maneras, la diferencia de condición entre los trigos del norte y el resto de la provincia se profundiza por la falta de agua.
El área santafesina también muestra una gran diferencia entre los rindes estimados del norte y sur. Los departamentos del sur y centro sur de la provincia tienen
ahora excelentes posibilidades de alcanzar los 40 qq/ha, lo que alzaría la marca provincial a 32 qq/ha. Santa Fe obtendría de esta forma 10 quintales más que el año
pasado. En el norte del país, nuevamente la cosecha triguera será mala pero no tan mala como la del año pasado. Entre Santiago del Estero y Chaco se estiman que
se perderán 75.000 ha y rindes de 10 a 15 qq/ha. Hace un año se perdieron la mitad de los lotes sembrados en Chaco y la tercera parte en Santiago del Estero.

El maíz viejo (2020/21) se despide con un millón más y marca un nuevo récord de producción argentina

A un mes de haber finalizado la cosecha, los resultados superadores de los maíces tardíos y de segunda impactan en la producción. Finalmente, el maíz
2020/21 se alza con la mejor marca de la historia maicera: 52,0 Mt (récord anterior 51,5 Mt). En Córdoba hay doble récord, primero en rindes por la excelente
performance de los maíces tardíos y de segunda que elevan el rinde provincial a casi 93 qq/ha, cifra que marca un nuevo hito. Y lo mismo sucede con los números
productivos: Córdoba produjo 21,5 Mt, guarismo también récord que marca que el 41% del maíz argentino es cordobés. También se destaca el excelente
año que tuvo el maíz en Santa Fe, Santiago del Estero, Chaco y La Pampa y se ajustaron al alza. A pesar de falta de agua y «La Niña» del año pasado, el rinde nacional maicero termina casi 5 quintales por encima de la media de los últimos 5 años (77,2 qq/ha) con 81,8 qq/ha.
El área de maíz total en este ciclo ha sido de 7,36 M ha — 6,36 M de ha cosechadas—, obteniéndose 52 Mt a escala nacional.
El maíz nuevo (2021/22) largó con falta de agua y numerosas siembras tempranas no pudieron concretarse La falta de agua que siguió luego de la primera semana de
setiembre dejó sin sembrar el 40% del maíz en Santa Fe, el 10% en Entre Ríos y el 80% en Córdoba. Muchos productores no pudieron por la falta de humedad, pero
también hay otros que van por la estrategia de escapar de los efectos de “La Niña” y la seguridad que da sembrar más tarde. De todas maneras, en estos últimos días hay
cierta incertidumbre por la suba de los fertilizantes y también por cambios en la comercialización del maíz viejo que hacen volver a aparecer en el tablero de las
decisiones a la soja de siembra tardía. Por ahora, el maíz sigue rumbo a los 7,9 M ha que se sembrarían —6,9 M de ha de cosecha para el circuito comercial—. La producción rondaría los 55 a 56 M Tn, cifra inédita para Argentina.
En la 2021/21 se acentuará el rol protagónico de las siembras tardías. Hay mucho temor por la incertidumbre que genera “La Niña” y la falta de agua de una primavera
que aún seguirá fría y con la recarga pendiente de los perfiles edáficos. En ese contexto, las recientes lluvias han sido una excelente noticia para las hectáreas que se habían implantado con la humedad al límite. La siembra está
retrasada en 3 puntos porcentuales respecto a la última campaña, marcada también por la falta de agua. El avance de las labores de siembra cubren un 27% de la
intención de 7,9 M ha.
Las lluvias llegaron a tiempo para dar la largada del nuevo ciclo de la oleaginosa
Para comenzar a sembrar la soja del nuevo ciclo 2021/22 se necesitaban más de 30 mm en la franja central del país.
Ahora, con los milímetros en los suelos se espera que se despliegue la actividad de siembra en los próximos días. La soja se afirma en una siembra de 16,2 M ha,
cifra que será la más baja de los últimos 15 años en Argentina, por ahora sin cambios respecto a un mes atrás.
La soja podría producir 48,8 Mt. La campaña comienza con un déficit hídrico en buena parte de la región pampeana. El último pulso de agua ha sido una gran noticia para el sector pero aún siguen pendientes las lluvias de primavera que recargan los perfiles para afrontar los severos meses del verano. «Los pronósticos de corto plazo indican el retorno de las condiciones de estabilidad y una mayor circulación de aire frío y seco
sobre la franja central, alejando la probabilidad de nuevas lluvias en el corto plazo», comenta el Dr. en Cs. Atmosférica Aiello, por lo que las recientes lluvias cobran
aún mayor importancia.

Fuente: GEA . Guía Estratégica para el Agro. BCR