ENTIDADES TRATARÁN DE DEFINIR UN PARO DE COMERCIALIZACIÓN POR SIETE DÍAS.

El campo hizo el viernes una masiva movilización en todo el país en reclamo de un cambio en la política agropecuaria. En el séptimo aniversario del voto “no positivo” en el Senado del entonces vicepresidente Julio Cobos contra las retenciones móviles, según los organizadores, hubo más de 150 concentraciones en diferentes regiones.

campo

En las movilizaciones a la vera de las rutas los productores denunciaron que sufren “una de laspeores crisis de la historia” con quebrantos económicos por la caída de los precios, agravada por las retenciones, las trabas comerciales, el atraso cambiario y la falta de ayuda por parte del Gobierno. Ante esta situación, pidieron a la Mesa de Enlace medidas de fuerza con un paro de comercialización y presencia en las rutas. Además, hicieron un llamado “a trabajar” por “un cambio” para que a partir del 10 de diciembre haya un gobierno distinto en cuanto a las políticas que aplicó el kirchnerismo en los últimos doce años.

En Gualeguaychú, en el kilómetro 53 de la ruta 14, más de 1500 productores vivieron la jornada como una vuelta a 2008. Por la mañana primero repartieron volantes, regalaron naranjas, participaron de una asamblea junto a los referentes de la Mesa de Enlace nacional que convocaron a la movilización y luego cortaron por completo la ruta en apoyo al juez Claudio Bonadio, desplazado de la causa Hotesur, que involucra a la familia presidencial.

A la tarde, después de una asamblea que contó casi con la misma participación de gente que se había congregado desde la mañana, los productores votaron proponer a la Mesa de Enlace un paro de comercialización por siete días a partir del próximo 27 y hacer una caravana federal hasta la Casa Rosada. Además, decidieron poner una carpa ante la Casa de Gobierno en Paraná, en reclamo de un plan de salvataje de $ 2000 millones al gobernador Sergio Urribarri.

campo.2

En un clima de mucha bronca por la crisis del sector, también votaron endurecer los cortes al tránsito de camiones y autos durante el resto de la jornada. Esta acción sobrevino luego de un intenso debate, con posiciones divididas entre permanecer a la vera de la ruta o sobre ella. Al final, levantaban unos 10 a 15 minutos y volvían a cortar hasta entrada la tarde. Se formaron colas de hasta 10 kilómetros. Algunos automovilistas pasaban tocando bocina en señal de apoyo, pero otros los hacían disgustados por la espera. Personal de Gendarmería buscó en varias oportunidades disuadir a los ruralistas para que el corte se flexibilizara. En un momento los productores frenaron el paso de una Ferrari roja supuestamente de un empresario de la zona y varios de ellos le sacaban fotos. Luego vitoreaban cuando la Ferrari aceleró a fondo. En el cotillón de los ruralistas no faltaron otros condimentos de 2008. Algunos llegaron con las camionetas cargadas con leña para hacer un asado y pasar el día en el lugar.

Fuente: fyo.com

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.