Agrometal espera duplicar ventas de agromáquinas durante 2016

La empresa con sede en Monte Maíz pasó de suspender personal en 2015 a aumentar su planta en 20 por ciento este año. Se incrementan las horas extras de los operarios para poder cumplir con los pedidos del mercado interno. El valor de cada acción creció 2,5 veces.

 

“La espera fue larga, muy larga porque venimos de un año devastador para la actividad. La verdad es que fueron cuatro años malos y, si bien no pensamos que este 2016 va a ser brillante, sí creemos que será muy bueno, porque pasaremos de sobrevivir a producir”. El textual pertenece a Rosana Negrini, presidente de Agrometal, referente de la industria de la maquinaria agrícola cordobesa y dirigente de la comunidad empresarial local.

Nacida hace más de 65 años como cooperativa, Agrometal es una de las compañías líderes en un sector, las agromáquinas, en el que la provincia está llamada a ser líder nacional. Eso en un año en que el rubro está creciendo, siempre es un buena noticia.

Ya en febrero el presupuesto anual de la compañía hablaba de duplicar la facturación en pesos, hasta rozar los 430 millones por 2016. Y tras el éxito de Expoagro, las autoridades deslizaban que el año podría contar con 400 máquinas vendidas. Después vinieron las lluvias de abril, oscuridad que en esta primera quincena de mayo ya se está disipando.

Los números de una empresa que cotiza en bolsa hace cinco décadas, no mienten: su balance trimestral muestra un crecimiento de 83% en la facturación por ventas de sembradoras nuevas, así como un alza de 30% en venta de repuestos.

“Sí, pensamos duplicar las ventas del año pasado -confía Negrini-, para lo cual ya hemos incorporado 60 nuevos puestos de trabajo en la planta de Monte Maíz y se están extremando las horas extras del personal para llegar a tiempo con los compromisos de venta ya asumidos y con los que vendrán”, relata la empresaria. Las lluvias complicaron las ventas porque cambiaron el humor de los productores. Sólo en soja, se llevaron nada menos que 5,7 millones de toneladas de granos. Sin embargo, ya se nota “que la cosa se empieza a mover”, revela Negrini ante la requisitoria periodística.

Una previsión que los operadores de mercado confirman, a juzgar por la valorización de las acciones de esta empresa, que de octubre pasado al momento de cuadruplicó.

Es la razón por la cual la empresa prácticamente se cerró a la exportación, ya que antes debe abastecer el renovado mercado interno. “Volver a los mercados que tuvimos está siempre en nuestras expectativas y una vez que volvamos a la normalidad, que Agrometal vuelva a producir al máximo, sin dudas que será el desafío a enfrentar”, responde la presidente de una empresa que alguna vez exportó a Japón o EEUU.

En las agencias bursátiles, se habla que al cierre de balance de 2016 el resultado bruto de Agrometal (facturación menos costos) será cinco veces superior al de 2015, que apenas superó $30 millones.

Una previsión que dibuja para todo el año resultados netos cercanos a los cien millones de pesos. Agrometal es controlada en 54% por los sucesores del fundador, Juan Carlos Negrini.

El resto cotiza en bolsa.

Perfil de la empresa

- Nació en un pequeño galpón en la localidad de Monte Maíz en 1950, cuando 47 emprendedores cooperativos comenzaron a fabricar arados de reja.

- Por impulso de Juan Carlos Negrini, la sociedad evolucionó a SAI desde 1957, cotizando en bolsa desde 1961.

- El año pasado llegó a suspender a la totalidad de su personal por “ventas nulas” durante dos meses. El valor de su acción se desplomó a dos pesos.

- Desde fines del año pasado hasta ahora, sus acciones se valorizaron hasta los 7,7 pesos. Tendrá un buen año.

fuente: Comercio y Justicia

Deja un comentario