Trigo: Como afectaría a la producción el acuerdo Brasil Estados Unidos

Brasil anunció la implentación de un contingente arancelario que permitiría la importación anual de 750 mil toneladas de trigo estadounidense libre de arancel, lo que generó malestar desde distintos puntos de la cadena relacionada con el cereal y hasta la intervención del Gobierno.

El mercado brasileño reviste de una importancia significativa para nuestro país, siendo destino del 50% de sus ventas de trigo en 2018. Históricamente, Argentina ha colocado entre 4 y 6,5 millones de toneladas de trigo en Brasil; siendo el año 2013 el más bajo con 1,7 millones de toneladas, debido a los efectos de las restricciones a las exportaciones sobre su oferta exportable.

En este sentido, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires junto con la Fundación INAI compartieron un documento analizando la situación. Desde la entidad porteña explicaron que Brasil buscó abastecerse de países fuera del bloque a través de la inclusión del trigo en su listado de excepciones en 2008 y 2015, a fin de “evitar el desabastecimiento y la suba de precios (internos) del producto y sus derivados”.

En efecto, Brasil implementó un contingente arancelario de trigo con 0% de arancel para 2 millones de toneladas del 1 de enero al 31 de agosto de 2008, otro de 3 millones de toneladas de abril a noviembre de 2013 y un tercer contingente de 1 millón de toneladas de junio a agosto de 2014.

“La diferencia principal del anuncio actual radica en que mientras las medidas adoptadas en el pasado revestían un carácter excepcional, ahora se le estaría garantizando todos los años a competidores extra-regionales un acceso preferencial”, comentaron desde la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Brasil le permite a la Argentina disponer de una demanda constante para su producto, distribuida a lo largo de todos los meses del año. Como puede apreciarse, durante los primeros meses de la campaña comercial se exporta el flujo extra-regional, quedando Brasil como único destino en el resto de los meses del año, apuntalando el precio del cereal.

El riesgo de que Estados Unidos le quite al trigo argentino una porción importante del mercado brasileño parece bajo: “En un escenario de máxima la participación de Argentina en las importaciones de Brasil disminuiría de 87% a 75%, asumiendo que EE.UU. conserva sus exportaciones actuales y desplaza a la Argentina en 750 mil toneladas adicionales”.

No obstante, esta medida tendrá un impacto en el precio FOB Puertos Argentinos, que deberá hacer un esfuerzo adicional para conservar en Brasil su participación actual: “Al momento de anunciarse la medida, el mercado tomó nota de esta situación con un descenso de 6 USD/Ton del precio del trigo argentino.

Debe señalarse además que, para algunas consultoras privadas, se espera para la campaña 2019/20 una disminución de las importaciones brasileñas de trigo, ante un aumento de la producción al interno del país.

Si ocurre una pérdida de mercado, Argentina podría requerir a Brasil alguna forma de compensación.

“Este caso pone sobre la mesa el debate sobre la flexibilización del Mercosur. Los países del bloque, ante la falta de avance en la agenda de negociaciones internacionales, vienen reclamando la posibilidad de negociar acuerdos comerciales de manera bilateral con socios extra-regionales”, fue la conclusión de la Bolsa de Cereales.

Fuente: Agrofy News

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.