Aclaran que el cese de comercialización no provocará aumento de precios ni desabastecimiento

“Los productores no estamos en condiciones de seguir asumiendo más carga tributaria”, comentó Daniel Pelegrina, presidente de Sociedad Rural Argentina

La Sociedad Rural Argentina convocó mediante un comunicado interno a un cese de comercialización de granos y hacienda en pie desde las 0 horas del lunes 9 de marzo hasta las 24 horas del jueves 12 de marzo del corriente.

Este reclamo, en linea con la iniciativa de Confederaciones Rurales Argentinas, es en respuesta al aumento de los derechos de exportación anunciado por el Gobierno en estos días y formalizado ayer en el Boletín Oficial.

“Los productores no estamos en condiciones de seguir asumiendo más carga tributaria, que se suma a una presión impositiva ya de por sí asfixiante”, destacó Daniel Pelegrina, presidente de SRA.

 
Pelegrina destaca que “esta presión creciente no solo afecta nuestra realidad económica sino también la de la ruralidad en su conjunto comprometiendo seriamente la actividad de pueblos y ciudades del interior, poniendo en jaque a innumerables pymes agropecuarias, comerciales e industriales de todo el país y destruyendo empleo directo e indirecto”.

Desde la entidad aclaran que el cese de comercialización no provocará aumento de precios ni desabastecimiento: “Es, simplemente, una manera que tiene el campo para hacerse escuchar en forma efectiva”.

“Los productores queremos producir más para beneficio de todos los argentinos”, considera Pelegrina, al mismo tiempo que destaca la interacción entre el sector público y el privado como la única manera de “encontrar la solución a los problemas que nos afectan a todos”.

 

“Nos sorprende la posición del gobierno que, según ha trascendido, suspendería el diálogo con la Comisión de Enlace. Por nuestra parte, seguiremos confiando en la propuesta y la palabra, como modos de resolución de los conflictos y asistiremos a las reuniones a las que seamos convocados”, comenta el presidente de SRA.

Por otro lado, desde Coninagro destacan que la medida de fuerza está relacionada con el descontento de los productores. Al mismo tiempo, Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, aclara que es una medida que “no afecta a la paz social y al diálogo, ni a la posibilidad de poder seguir construyendo y proponiendo con una mirada mucho más amplia que un solo impuesto (retenciones)”.

“Así como el Gobierno interpretó en forma intespestiva que había que aumentar las retenciones, el campo, de forma genuina y sin afectar a la ciudadania, reclama que esa medida no es la mejor y que afecta seriamente a la rentabilidad”, comenta Iannizzotto.

Coninagro reafirma la búsqueda de un plan de política agroindustrial, con foco en el desrrollo: “Esto no nos nos detiene en la búsqueda de consenso con provincias, municipios y el estado nacional sobre políticas que sean federales y que contemplen que la ruralidad es una opción de vida para los argentinos”.

Fuente: Agrofy News

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.