Aproduco realizó Jornada Técnica de Capacitación a campo en Villa Esquiú.

La Asociación de Productores Hortícolas de Córdoba continúa con sus trabajos de capacitación a campo junto a los quinteros del Cinturón Verde.

El pasado sábado 27 la entidad realizó un encuentro en la zona de productiva de Villa Esquiú con la presencia de una veintena de asistentes que se encontraron para analizar especificidades del manejo de los cultivos de invierno y visitar un campo modelo en cuanto a tecnificación. Juan Perlo, presidente de la entidad, estuvo presente junto a los ingenieros agrónomos Hernán Cottura, Diego Arnedo y Gonzalo Gerez.

El objetivo de estas jornadas es favorecer el encuentro de los quinteros fuera del ámbito estrictamente laboral, creando una instancia de diálogo donde los mismos puedan compartir sus experiencias diarias para mejorar las técnicas utilizadas en la producción y fortalecer además el trabajo asociativo que desde hace más de una década caracteriza a quienes integran la Asociación.

Pero además, el trabajo a campo que lleva adelante Aproduco busca dotar de herramientas a los productores para que puedan avanzar hacia la tecnificación de sus quintas, teniendo como finalidad achicar costos, optimizar el uso de los recursos y lograr producciones de calidad que les permitan ser más rentables en el mercado.

La reunión se realizó en el campo de doce hectáreas de José Luis Martin, un productor que se destaca por su alto nivel de inversión e importante desarrollo tecnológico. En la tradicional recorrida los productores pudieron observar cultivos producidos bajo malla antigranizo, con riego por goteo y cubiertos por mulching plástico, una manta térmica que favorece la humectación del suelo protegiendo a su vez al cultivo de las bajas temperaturas del invierno.

Todas estas tecnologías se traducen en una verdura de calidad (por su tamaño, uniformidad y buen color) que no sufre las inclemencias del tiempo salvo en aisladas oportunidades. Además, permiten garantizar el abastecimiento constante en el Mercado de Abasto de Córdoba, corriendo con ventaja cuando las lluvias o fríos intensos generan escasez de productos en la región.

La quinta de Martin posee también una extensa plantinera que aumenta las posibilidades de éxito en el crecimiento de las plantas en comparación con la siembra al voleo. Esta técnica además optimiza el uso del agua (al estar menos tiempo sobre el surco, el cultivo requiere menos riego) a su vez que achica el margen de enfermedades sobre el mismo.

Hacia el final, el ingeniero Hernán Cottura recordó a los productores la necesidad de crecer “integralmente” como productores, lo que significa estar capacitados no solamente en las tareas de siembra, raleo y cosecha, sino también en la eficaz compra de insumos, contratación de mano de obra, control en el registro de las tareas a campo, mantenimiento de infraestructura y adquisición de maquinaria. Estos factores se relacionan con la obligación de cumplimentar con las Buenas Prácticas Agrícolas tanto en el campo como en el transporte y la comercialización.

Antes del cierre, los presentes compartieron un almuerzo de camaradería en el que continuaron conversando sobre temáticas vinculadas a la comercialización y la gestión del sector hortícola. El presidente de la Asociación, Juan Perlo, agradeció la considerable asistencia de los productores de la zona y los invitó a “continuar trabajando por un sector tecnificado, con menores costos y una producción inocua y de calidad para el consumidor de cordobés”.

Fuente: Aproduco


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.