BCCBA: Más de la mitad de los lotes de trigo se encuentra en regular y mal estado

18

El cereal tiene unas 880 mil ha sembradas. El 56 % de los lotes se encontraba en regular y mal estado debido a estrés hídrico por falta de agua, estrés térmico por heladas y problemas sanitarios.

El estado en el que se encuentra el trigo en la provincia continúa empeorando a medida que el cultivo avanza en su ciclo. Tal es así que, durante la primera quincena de septiembre, más de la mitad de los lotes sembrados en Córdoba, específicamente el 56 %, se encontraban entre regulares y malas condiciones. El 44 % restante, que presentaba de buenos a excelentes estados, corresponde mayormente a lotes sembrados bajo riego o a zonas que en el otoño presentaban mayor humedad.

En términos generales, el cereal fue sembrado con escasa humedad en los perfiles del suelo y en este

momento las reservas hídricas son mínimas o nulas, traducidas en estrés hídrico, al cual se le sumó estrés térmico debido a la ocurrencia de heladas. Además, 55 % de los colaboradores del DIA mencionaron problemas sanitarios, entre los cuales se destaca la presencia de arañuela (Penthaleus major), pulgón verde de los cereales (Schizaphis graminum), mancha amarilla (Drechslera tritici-repentis) y roya anaranjada o de la hoja (Puccinia triticina).

Al encontrarse el cultivo comenzando su periodo crítico y dado el contexto climático y sanitario, es de esperar que la situación impacte negativamente en los rendimientos y, por ende, en la producción provincial.

En cuanto al Garbanzo, los escasos lotes sembrados en la provincia de Córdoba se encontraban, hacia mitad de septiembre, atravesando sus estadios reproductivos, por lo que estarían en la etapa crítica de definición de rendimientos. El garbanzo en secano atravesaba dicho período entre buenas, regulares y malas condiciones, lo cual traería consecuencias en los rendimientos finales. Por otro lado, aquellos lotes cultivados bajo riego presentaban entre muy buen y excelente estado.

La leguminosa, al igual que trigo, enfrenta la falta de agua y estrés por heladas en términos moderados y leves, sin presencia de plagas y/o enfermedades.

En cuanto al clima, durante el último trimestre las precipitaciones acumuladas estuvieron por encima del promedio histórico (2007-2021) en varios sectores de la provincia, siendo favorecidos por las lluvias principalmente durante agosto. Además, entre el 20 y 21 de septiembre cayeron algunos milímetros que, si bien alivian un poco a los cultivos, no son para nada suficientes para cubrir las necesidades de estos.

Para los próximos días, según el Servicio Meteorológico Nacional, se esperan de 5 a 10 mm en toda la provincia y hasta 15 y 20 mm hacia el centro-oeste de la misma.

Fuente: Bolsa de Cereales de Córdoba